Se lee en 7 minutes
Cómo enseñar a masticar a tu hijo
1 (20%) 1 voto

aprender-a-masticar

Cuando las mamás y los papás empezamos a ofrecer a nuestros hijos comida sólida, dejando un poco de lado los purés y la comida triturada e introduciendo nuevos alimentos, nos damos cuenta de lo difícil que es confiar en que no se van a atragantar, que van a masticar bien y que sabrán tragar cuando esté lo suficientemente triturado.

El miedo al atragantamiento no se nos debe quitar, debemos ser precavidos y darles la comida que sabemos que van a poder masticar, pero siempre tenemos que estar pendientes de ellos mientras comen, sobre todo al principio.

 

Cuando se debe enseñar a masticar a los niños

En realidad, debemos hacerlo de forma progresiva, para que ellos lo hagan de una forma natural e instintiva, y se vayan adaptando, no solo a los nuevos sabores sino también a las texturas que les estamos ofreciendo.

La edad ideal es a partir de su primer año de vida, aunque meses antes ya podremos empezar con algunos alimentos como pan o galletas, que les ayudarán a aprender a masticar poco a poco.

Además estos alimentos “duros” les ayudan con los problemas de dentición y los niños pueden sentir cierto alivio en sus hinchadas encías, por eso cuando comienzan a salirle los dientes es bueno empezar a ofrecerles a nuestros pequeños, alimentos sólidos como un trozo de pan duro, siempre bajo nuestra supervisión.

Qué alimentos son mejores para enseñar a masticar

Sobre todo lo que tenemos que tener claro es que para enseñar a masticar debemos tener mucha paciencia, no meter prisa ni perder los nervios, ya que los estados tensos no son el mejor escenario para que se aprenda nada.

Tampoco debemos obligar al niño a que coma lo que le ofrecemos, sino dejarle que lo intente, que juegue un poco con la comida y si no quiere comérsela, retirársela hasta la próxima toma.

Con constancia y con paciencia, la propia curiosidad de los niños y su evolución, les hará querer comer alimentos sólidos, pero unos niños pueden tardar más que otros en lograrlo.

aprender-a-masticar

Técnicas para pasar del triturado al sólido con los niños: aprender a masticar

Teniendo en cuenta que los primeros meses de su vida sólo se alimentan de leche, y poco a poco comenzamos a introducir en su dieta papillas de frutas y purés de verduras, podemos tener en cuenta algunos consejos para enseñar a nuestros hijos a masticar correctamente los alimentos que les damos:

  1. Podemos iniciar el proceso cambiando las texturas de los purés, y ofreciendo el mismo alimento que poníamos en la batidora, pero esta vez pasándolo solo por el pasa-purés o aplastándolo con el tenedor. Zanahorias, patatas y otras verduras quedarán muy sabrosas si las presentamos así, e incluso podemos ofrecer un plato decorado para que lo vean como un juego.
  2. Si al niño le gusta meter las manos en la comida, aprovecha y ofrécele alimentos en pequeños trocitos para que pueda cogerlos por si solo. Esto suele ocurrir alrededor del año y lo podemos intentar por ejemplo con pasta, o verduras cortadas en macedonia, arroz, etc.
  3. Para que coma carne, podemos utilizar carne picada, o formar filetes rusos, hamburguesas, etc. Para que ellos puedan desmigarlo y metérselo en la boca a su gusto, masticando sin problema. Eso si, debemos evitar los filetes normales, ya que por mucho que se lo piquemos pueden resultarles más duros de masticar y acabar formándose una bola en la boca.
  4. Ofrecerle lo mismo que vayan a comer el resto de personas de la casa, papas, hermanos, etc., y a la misma hora, le ayudará a sentirse más integrado, y de hecho seguro que le resulta más atractivo comer lo mismo que tener una comida diferente. Esto es posible con muchos alimentos como la tortilla, el pescado, guisos que incluyan patatas, etc., e incluso con frutas como el plátano.

aprender-a-masticar

Por supuesto debemos estar siempre pendientes y evitar aquellos alimentos con los que se puedan atragantar, que no puedan masticar bien, etc. Sus mandíbulas se irán ejercitando y con el paso de los meses podrá alimentarse con más fluidez y sin problemas.

Masticar no solo le ayudará a ejercitar su mandíbula sino también a conseguir unos dientes más sanos, y debemos inculcarles desde pequeños unos buenos hábitos alimenticios, que consistan en una alimentación variada y equilibrada, dejando sólo para ocasiones especiales los alimentos menos favorables como los dulces, etc., e introduciendo frutas, verduras, carne, pescado, cereales, etc., en sus hábitos cotidianos.

Dejarles comer solos, no solo les ayudará a ser más autónomos y a reforzar sus habilidades y sus hábitos a la hora de comer, sino que también, será un perfecto ejercicio que les ayude al desarrollo motriz de sus manos.

aprender-a-masticar

Cómo deben los padres actuar para enseñar a sus hijos a masticar

Muchas veces nos damos cuenta de que nuestros hijos comen sólidos sin problema, pero no todos, es decir, si les damos galletas, patatas fritas, macarrones, y otros alimentos que les gustan, no tienen ningún problema en masticar, pero cuando les damos un filete, pescado, o algo que les guste menos, directamente no se lo comen, porque sencillamente no les gusta o creen que no les va a gustar.

En este caso, y entendiendo que el niño no tiene ningún problema para comer pues los alimentos que le gustan los mastica sin problema, debemos actuar de forma firme y no ceder. Esto no quiere decir que les regañemos, o les digamos que les vamos a castigar, ni nada por el estilo, sino que debemos hacerles ver, que tienen que comer lo que se les proporciona, y ser firmes en nuestra decisión, porque si nos echamos para atrás, sabrán que ese es nuestro punto débil y nos costará mucho más que coman.

En el caso de un filete, les podemos proponer hacer trocitos muy pequeños para que no tengan que hacer grandes esfuerzos, para conseguir que se lo coman.

Si no se lo comen, se le retira y se le ofrece a la hora de la merienda, y se le explica que si tiene hambre para su fruta, su yogur o lo que quiera merendar, tendrá hambre para el filete.

aprender-a-masticar

Juegos educativos para aprender a comer

En La tienda de Akros disponemos de juegos educativos relacionados con la educación alimentaria que pueden ayudar a enseñar a los niños a comer, a conocer el origen de los alimentos con fotografías y otros elementos que les indiquen qué es cada cosa.

http://akroseducational.es/juegos-educativos/

Jugar con ellos y mostrarles cual es la pirámide de una buena alimentación o de dónde vienen los alimentos que pueden ver en su vida cotidiana, nos ayudará a que coman mejor.

 

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.