Se lee en 7 minutos
Disgrafía infantil, descubre todo lo necesario para afrontarlo
5 (100%) 1 voto

A través de la escritura, las personas dejamos plasmado y transmitimos mucha información con cierta continuidad temporal. Además, hoy en día son múltiples las formas a través de las cuales nos podemos expresar de forma escrita. Por ello, es muy importante que los niños y niñas que presentan dificultades en la escritura reciban el tratamiento adecuado, para poder expresarse de forma escrita de manera exitosa.

Qué es la disgrafíaLa disgrafía es la dificultad para la correcta escritura

La disgrafía es un trastorno del aprendizaje infantil que se caracteriza por la dificultad para  expresión escrita. Para calificar como deficitaria la expresión escrita del niño o niña hay que tener en cuenta en nivel de escolaridad, la edad y la capacidad intelectual del niño/a.

El proceso de escritura se convierte en una tarea muy complicada para los niños y niñas con disgrafía, resultando en una escritura desordenada y lenta. Como consecuencia, el rendimiento académico se ve afectado de forma significativa. Dependiendo del proceso relacionado con la escritura que se encuentre comprometido existirían dos tipos de disgrafía:

Disgrafía motriz: la dificultad está asociada con los procesos de psicomotricidad fina implicados en la escritura. Así, debido a esta deficiencia motora, los trazos son caóticos y la escritura puede resultar ilegible.

Disgrafía específica: Este tipo de disgrafía está asociada a los procesos perceptivos implicados en la escritura. Puede deberse a un déficit en la capacidad visoperceptiva de las formas o en otras ocasiones se debe a una desorientación espacial y temporal de las grafías.

Causas de la disgrafía

No existe una causa única de la disgrafía ni de los trastornos de la expresión escrita en general. Sin embargo, se conoce que son debidos a dificultades a nivel cerebral, es decir, son consecuencia de procesos cognitivos deficitarios o cuyo funcionamiento está comprometido de algún modo.

La escritura es un proceso complejo, resultado de una secuencia de pasos que deben sucederse de forma correcta para que el resultado sea exitoso. Lo primero es recibir y procesar información a través de los sentidos, almacenar la información en la memoria, recuperar dicha información antes de escribir, organizarla y poner en marcha las destrezas psicomotoras y perceptivas necesarias para realizar las grafías de forma correcta.

En la disgrafía esta secuencia se ve alterada en alguno de estos dos procesos:

  • La organización de la información almacenada.
  • Plasmar las ideas en el papel u ordenador.
  • Dificultad en almacenar las palabras de forma correcta, es decir en su forma correcta de escritura.

Síntomas de la disgrafía

Dependiendo del proceso o procesos alterados los síntomas pueden encuadrarse dentro de seis categorías:

Síntomas asociados a dificultades visoperceptivas:

  • Dificultad para discriminar entre formas y espacio entre las letras.
  • Problemas para escribir sobre la línea.
  • La organización del texto es caótica, debido a la mala organización de las palabras o de las letras.
  • Problemas para leer mapas, dibujar y reproducir formas.

Síntomas por dificultades en los procesos motores

  • Problemas para sostener los lápices, realizar trazos, escribir mensajes en el móvil o la escritura en el ordenador o tableta.
  • La posición de la mano, muñeca o el cuerpo a la hora de escribir es extraña, adoptando posiciones que parecen dificultar los trazos.

Síntomas relacionados con el procesamiento del lenguajelos ejercicios de grafomoricidad son necesarios para el tratamiento de la disgrafía

  • Dificultad para plasmar las ideas en expresión escrita.
  • Problemas para seguir instrucciones o reglas.
  • En el discurso suelen tener dificultades para continuar con la idea que intentan transmitir. Pierden la meta del discurso con facilidad.

Síntomas relacionados con la escritura a mano

  • Dificultades en la ortografía.
  • Poca capacidad de evaluación de la propia ejecución, no siendo capaces de determinar si lo que han escrito está mal.
  • Mezclan mayúsculas y minúsculas en la misma palabra de forma arbitraria.
  • Tienen dificultad para leer su propia letra.
  • Se cansan con facilidad al escribir a mano.

Síntomas asociados a la gramática y uso de palabras

  • No usan de forma correcta los signos de puntuación.
  • Tienden a usar oraciones demasiado largas.
  • Poca cohesión de los textos.

Síntomas asociados con la organización del  lenguaje escrito

  • Las narraciones carecen de coherencia.
  • Olvidan incluir información importante, plasmando detalles excesivos que son prescindibles.
  • Las descripciones son muy vagas.

En general, presentan una escritura de un nivel inferior a que les correspondería debido a la edad, nivel escolar y capacidad intelectual.

Tratamientos principales para combatir la disgrafía

El tratamiento de la disgrafía trata de modificar o estimular los procesos cognitivos que están comprometidos, por lo que el plan de intervención fija los objetivos teniendo en cuenta esto. Así, las áreas a estimular son:

Psicomotricidad fina

Como hemos comentado, los problemas en las destrezas motoras finas están en la raíz de algunos tipos de disgrafía. Por este motivo, es de suma importancia mejorar esta capacidad para mejorar las grafías y trazos de los niño y niñas afectados/as con disgrafía.

Percepción

Las dificultades perceptivas también están relacionadas con el origen de la disgrafía, en la forma en la que se organiza la información y se plasma en el papel, tanto en el aspecto temporal como de la organización espacial. Por ello, trabajar aspectos como la atención, la discriminación, la reproducción de modelos o actividades dirigidas a diferenciar la figura del fondo ayudarán a mejorar estas capacidades.

Visomotrocidad

Los procesos visomotrices, o lo que es lo mismo, la coordinación ojo-mano, está  estrechamente relacionado con la escritura. Por lo que trabajar este aspecto mejorará con creces la capacidad de escritura y la organización de los trazos o las letras, así como facilitar la lectura de lo escrito.La plastilina es un recurso útil para tarbajar la psicomotricidad fina en el tratamiento de la disgrafía

Grafomotricidad

La grafomotricidad persigue la correcta enseñanza de los movimientos necesarios para realizar los trazos de forma correcta y poder realizar las grafías de forma legible, claras y con una adecuada prensión.

Grafoescritura

Así como la grafomotricidad se refiere a la enseñanza de los movimientos manuales necesarios para escribir, la grafoescritura, trabaja la escritura de las letras y palabras, es decir los ejercicios tradicionales de caligrafía.

Perfeccionamiento escritor

Por último, la práctica de la escritura es necesaria para que esta vaya mejorando. Así, en todo plan de intervención se debe fijar como objetivo la escritura libre, copia de textos, dictados, etc. En donde se trabajen la correcta unión de las letras en una palabra, la coherencia, la ortografía, la organización espacial, etc.

Actividades para mejorar la disgrafía

Teniendo en cuenta los objetivos anteriores, existen múltiples actividades que se pueden realizar en casa para mejorar la disgrafía.

Existen juegos específicos del lenguaje que trabajan varios aspectos mencionados anteriormente, como son paneles de preescritura, en los que los niños han de realizar diferentes trazos en una pizarra siguiendo un modelo. También, los puzles de palabras ayudan a trabajar la motricidad fina y la secuenciación y reconocimiento visual de las palabras.Las pizarras de preescritura es un recurso útil para trabajar la disgrafia a cualquier edad

También, existen múltiples recursos educativos, como por ejemplo los punzones de preescritura para trabajar la motricidad fina. La plastilina también es un recurso útil para trabajar la psicomotricidad fina de forma lúdica, también se pueden moldear con los niños y niñas las letras del alfabeto trabajando además el reconocimiento o discriminación visual.

, bien de textos como de formas, ayudan a trabajar aspectos perceptivos, motrices y visomotores.

La grafomotricidad puede trabajarse con láminas que requieran seguir punteados curvilíneos, rectas, simetrías o dibujos punteados. Si además, estas láminas incluyen palabras o letras, el trabajo será mucho más completo.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.