Se lee en 7 minutos
Evalúa este post

japanese styleLa educación de Japón y su sistema educativo poseen una fama de excelencia confirmada por los buenos resultados obtenidos en las pruebas del informe PISA o el TIMSS.

Educación de Japón

El sistema educativo es un reflejo del carácter y la cultura japonesa. Se trata de una mezcla de meritocracia y trabajo en equipo. Los alumnos japoneses reciben una formación de calidad  donde les inculcan un sentido muy profundo de la disciplina.  Los informes PISA (Japón consiguió el primer lugar en 2012) y TIMSS confirman el éxito de un modelo educativo que el gobierno japonés planea exportar internacionalmente.

La educación es obligatoria hasta los 15 años, pública y gratuita. Los niños entran en el colegio con 6 años de edad y casi no existe abandono escolar hasta que se llega a la edad universitaria. El horario lectivo resulta parecido al de otros países, sin embargo, se invierten muchas horas en actividades extraescolares, clases de refuerzo y horas de estudio.

Los niveles educativos son los siguientes:

  • Primaria (elementary). Desde los 6 a los 12 años.
  • Secundaria inferior (lower secondary). Desde los 12 hasta los 15 años de edad.
  • Secundaria superior (upper secondary) que llega desde los 15 hasta los 18 años.
  • Educación universitaria.

El 99 % de los centros de primaria son públicos, con porcentajes sobre el 90 % en los centros de secundaria inferior, y el 74% por ciento en los de educación secundaria superior.

Cute Japanese¿Qué es el informe  PISA?

Es el Informe del Programa Internacional para la Evaluación de Estudiantes o Informe PISA (Programme for International Student Assessment). Se trata de un estudio a nivel mundial  de la OCDE que evalúa el rendimiento académico de los alumnos en lectura, matemáticas y ciencias. El objetivo de la prueba es aportar datos que sirvan a los ministerios de educación de los diferentes países para comparar resultados y mejorar sus sistemas educativos.

Se utilizan exámenes estandarizados para jóvenes de 15 años de edad. Participan más de 60 países, en los cuales se examinan entre 4500 y 10.000 alumnos.

Qué es el informe TMSS

Es el Estudio de Tendencias en Matemáticas y Ciencias (Trends in International Mathematics and Science Study, TIMSS). Se trata de un examen similar al PISA que evalúa a nivel internacional las destrezas de los alumnos en lectura, ciencias y matemáticas.

El test lo desarrolló la IEA (Asociación Internacional para la Evaluación del Rendimiento Educativo) con idénticos objetivos que el informe PISA de la OCDE. Las pruebas se crean para los alumnos que cursan los grados entre el cuarto y el octavo. Se trata de una evaluación internacional de conocimientos de matemáticas y ciencias de los estudiantes inscritos en los grados cuarto y octavo de todo el mundo. La participación ronda los 60 países y toman parte unos 425.000 alumnos.

Educación superior y el futuro

ideas en la pizarraEl nivel de excelencia de la escuela primaria y secundaria desaparece en el ámbito de la educación superior. Los estudios universitarios y de post grado no gozan de la misma calidad que la educación obligatoria. Las empresas valoran más las destrezas generales, pues reclutan alumnos que después formarán ellas. El examen de selectividad japonés, considerado de los más duros del mundo, permite al alumno acceder a unas universidades muy costosas para las familias donde el nivel de exigencia ha bajado de año en año.

La formación superior japonesa se enfrenta a desafíos de futuro tales como levantar el nivel mediocre del alumnado, pues una vez en la universidad, se limitan a esperar las llamadas de las empresas. Como muestra, el nivel bajo de idioma inglés,  cuyo estudio sólo comienza en secundaria. El gobierno japonés se enfrenta al problema del envejecimiento de la población y la necesidad de que sus escasos jóvenes adquieran la preparación para competir en un mundo empresarial globalizado.

Educación en Japón características

El Ministerio de Educación, Cultura, Deporte, Ciencia y Tecnología establece un currículo educativo de ámbito nacional. Cuenta con la ayuda del Consejo Central de Educación y los profesores en la elaboración de directrices que se revisan cada 10 años. Se fijan las materias de enseñanza, los contenidos y los objetivos que deben cumplir los colegios. El Ministerio decide cuáles libros de texto sirven para cada nivel y, desde 1963, los colegios los reciben gratis.

A resultas de la política anterior, la legislación educativa es duradera y estable. Por ejemplo: la Ley Fundamental de Educación, vigente desde 1947, se revisó por vez primera en el año 2006. En ese año se añadieron cláusulas para que en la escuela se promueva el respeto a la patria y las tradiciones y el comportamiento cívico.

Los maestros japoneses procedían por tradición de la clase de los samuráis, y gozaban de predicamento social. En la actualidad, los maestros son muy respetados y su preparación es excelente. Su prestigio se conserva, y continúan siendo de las profesiones mejor pagadas del país. El Ministerio se exige la formación continua del profesorado, y los maestros deben reciclar conocimientos y renovar su certificado educativo en períodos de diez años.

Existen asignaturas sobre la formación en valores y educación moral. Aparte de las materias básicas de cada curso, existen asignaturas sobre economía doméstica, labores del hogar y artes tradicionales como caligrafía o poesía. Para los profesores japoneses resulta imprescindible que sus pupilos asuman conductas conducentes al respeto de las normas, la disciplina grupal o la conducta cooperativa.

Educación japonesa para niños

Niñas y un temploSe valora el esfuerzo, y existe una alta competitividad. Para la sociedad japonesa, el éxito depende en mayor medida del esfuerzo, antes que con inteligencia o aptitudes naturales. En el aula, los pequeños trabajan para conseguir buenos resultados que les proporcionen oportunidades laborales en la adultez. De forma paralela, también buscan ganar la aprobación de su familia y compañeros.

Se valora la capacidad de resolución de problemas. Como el currículo escolar japonés resulta exigente, se busca que los alumnos sepan resolver situaciones adversas por sí mismos.

Se anima a los alumnos para que no se limiten a memorizar datos para resolver los problemas. Deben ser capaces de entender las causas de los fenómenos que acontecen.

La asignatura que se estudie carece de importancia, pues se busca aplicar esa sabiduría cruzada en cualquier otra situación.

La escuela es más que un lugar de estudio. Los niños colaboran en tareas suplementarias a las clases, como la limpieza del centro. Los educadores creen que fomentar estas actividades inculcan en el alumno habilidad para trabajar en equipo. Una virtud añadida consiste en la mejoría en su capacidad de resolución de problemas. Los niños se agrupan por equipos y participan juntos en actividades extraescolares como excursiones, visitas culturales o torneos deportivos.

Se dedican muchas horas al estudio y a la realización de tareas para casa, en vacaciones y en actividades extraescolares. Los deberes para las vacaciones consisten en algún proyecto elegido por el alumno. Estos períodos de ocio duran menos días que en la mayoría de países.

La educación es colectiva. Los alumnos que destacan deben apoyar a los más retrasados. La comunicación entre los padres de los alumnos y los profesores se desenvuelve de forma constante e individualizada.

El espíritu del trabajo en equipo llega hasta el hogar del niño. Gracias a esta actitud, los padres deben de implicarse en su educación como deber con la sociedad. Si se produce el fracaso escolar, se considera un fracaso colectivo del que forma parte la familia del niño.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.