Se lee en 5 minutes
Evalúa este post

vestirseDurante la edad temprana, los niños aprenden determinadas actuaciones como la propia autonomía, que serán las bases de su autoestima y su autoconcepto.

Debemos ir dándoles pequeñas responsabilidades, según su edad y sus capacidades, para que tengan la posibilidad de sentirse válidos.

Del mismo modo, ofrecerles la posibilidad de tomar algunas decisiones o de elegir en algunos casos, puede ser una forma muy buena para fundamentar las bases de su formación y fomentar su autonomía.

La autonomía se consigue cuando el niño es capaz de realizar por su cuenta las tareas propias de su edad, y del entorno socio cultural en el que se desenvuelve.

Pautas para empezar a enseñar a vestirse

Debemos permitir a nuestros hijos que comiencen a vestirse por su cuenta cuando estén preparados. Los niños que están capacitados suelen presentar la necesidad de aprender a vestirse por si mismos alrededor de los dos años, pero los niños con alguna discapacidad, pueden tardar algo más, aunque esto dependerá de la discapacidad de la que se trate.

En cualquier caso debemos fomentar que lo hagan por su cuenta cuando veamos que ellos sienten la necesidad de realizar la tarea ellos mismo. Esto supondrá que nos armemos de paciencia pues no es fácil que acierten a la primera con las mangas de la camiseta o las zapatillas, y les ayudemos a superar las dificultades pero fomentando que lo hagan ellos mismos.

Los niños ven a sus mayores vestirse por su cuenta y quieren imitar las mismas acciones. Del mismo modo que intentan e insisten en comer sin ayuda, pretenden dar el paso y vestirse ellos solos.autonomiaparavestirse

Lo habitual es que comiencen por quitarse los calcetines, o intentar ponerse el abrigo, y aunque lo normal es que alrededor de los dos años y medio los niños con todas sus capacidades desarrolladas, puedan desvestirse por completo, y dependiendo del grado, los niños con discapacidad podrán comenzar a hacerlo también a partir de esa edad.

Podemos comenzar a fomentar la acción de desvestirse a la hora del baño, cuando vamos a preparar todo y mientras se llena la bañera, ellos pueden comenzar a desvestirse, o al menos intentarlo. Poco a poco irán desarrollando esta acción con más destreza.

Vestirse les llevará más tiempo y será a partir de los tres años cuando comiencen a poder ponerse por su cuenta las chaquetas, calcetines e incluso camisetas, pero tendrán que perfeccionar todos los mecanismos de cierre como los botones, cremalleras, cordones, corchetes, etc.

Cuando hablamos de niños con alguna discapacidad, el concepto es tan amplio que nunca podemos generalizar.

En todos los casos debemos apoyar siempre a los pequeños para motivarles y fomentar su autonomía, consiguiendo de este modo que aumente su autoestima.

 

 

Ideas para hacer más ameno el enseñar a vestirse

Del mismo modo que intentarán desvestirse por su cuenta, y en ocasiones vestirse, habrá días en los que no querrán hacer ni una cosa ni la otra. Esto no es una ciencia exacta y nunca sabremos con certeza cuando darán un paso adelante, pero por ello debemos ser constantes y muy pacientes, sin obligar ni forzar nunca a que hagan las cosas si no quieren.

aprendo-a-vestirme
Es mejor que salga por su propia iniciativa para así evitar que se frustren o se nieguen a hacerlo por su cuenta.

A continuación te damos algunos consejos para que pueden ayudarte a fomentar su autonomía:

 

  1. Inicia el proceso lo antes posible: en el momento en el que veas que los niños comienzan a mostrar interés y voluntad por vestirse o desvestirse por si solos debes comenzar a enseñarle. Que domine la habilidad será otra cosa, por lo que siempre tendremos que tenderle una mano para ayudar. No obstante, el niño debe tomar la iniciativa y lo normal es que sea él mismo el que te diga que quiere hacerlo.
  2. Recompensa sus logros: no hace falta que le hagas un regalo cada vez que acierte al ponerse la prenda, pero sí unos elogios, unos aplausos y un poco de fiesta será perfecto para que continúe por el mismo camino.
  3. Que decida él lo que quiere ponerse: déjale que escoja, pero para abreviar y que no te veas en un aprieto, dale dos opciones o tres para que escoja la que más le guste.
  4. No tengas prisa: necesitará su tiempo y tú tendrás que adaptarte a el. No esperes que consiga vestirse solo inmediatamente.
  5. Establece una rutina: esto te ayudará en gran medida, ya que los niños necesitan seguir unas rutinas para centrarse, y en cualquier caso, realizar las mismas tareas, a diario y en el mismo orden, es fundamental para conseguir resultados positivos.

 

 

Akros te ofrece una línea de productos orientada a fomentar los hábitos de autonomía de los niños, como la alimentación, la higiene, vestirse por su cuenta, organizar su tiempo, etc., y todo ello planificando algunas actividades que deberán desarrollar cada día.

 

 

Artículos Relacionados

2 Respuestas

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.