Se lee en 8 minutos
Guía completa del Trastorno Generalizado del Desarrollo
Evalúa este post

Los trastornos generalizados del desarrollo se encuentran dentro de los trastornos profundos del desarrollo que se inician en la infancia y adolescencia.

Qué es el Trastorno Generalizado del Desarrollo

Bajo esta etiqueta se engloban un conjunto de trastornos que se caracterizan por la presencia síntomas principales:

  • Alteraciones cualitativas en la interacción social
  • Alteraciones de la comunicación
  • Alteraciones de los comportamientos repetitivos, restringidos o estereotipados

Todas ellas suelen aparecer en los primeros años de vida y no se corresponden con la edad mental del niño/a. A pesar de tener unos síntomas característicos, los distintos tipos tipos de TGD tienen síntomas específicos que los diferencian entre sí.

Tipos de TGD

Autismo de Kanner

Éste debe su nombre Leo Kanner, psiquiatra austriaco, que describió el autismo por primera vez en 1943. El trastorno de autismo, se caracteriza por ser un trastorno del desarrollo muy heterogéneo y de inicio temprano, ya que los primeros signos aparecen a los 15 meses. Los síntomas principales del TEA son:

Déficits en la interacción y comunicación social: escasa comunicación no verbal, dificultades para relacionarse con los otros, falta de reciprocidad social y en general, escasa tendencia a compartir con los demás sus experiencias, emociones, pensamientos o intereses.

Alteraciones en el lenguaje y en la comunicación: ausencia o retraso en la adquisición y desarrollo del lenguaje verbal, dificultades para mantener una conversación, suelen tener un lenguaje idiosincrásico con ecolalias, estereotipias y grave afectación de la función pragmática.

Actividades e intereses restringidos, repetitivos y estereotipados. Pueden presentar un fuerte apego a objetos inanimados o una preocupación absorbente por conductas repetitivas y estereotipadas. Hay otras alteraciones conductuales como manierismos motores, hiper o hipo sensibilidad a determinados estímulos y una fuerte adherencia a rutinas y resistencia a los cambios.

El diagnóstico precoz es muy importante de cara al futuro, ya que una intervención en las primeras etapas va a mejorar mucho la funcionalidad del niño/a. Como madres, padres, educadores o cuidadores debemos tener en cuenta los siguientes signos de alarma:

  • No responde a su nombre
  • No puede decirme lo que quiere
  • Está retrasado/a en su lenguajeponer objetos en fila es un signo del TEA
  • No sigue consignas
  • A veces parece sordo /a
  • No señala ni saluda
  • Decía algunas palabras que ya perdió
  • No presenta sonrisa social
  • Prefiere jugar solo/a
  • Busca las cosas por sí mismo/a
  • Tiene poco contacto ocular
  • Berrinches
  • Es hiperactivo/a, oposicional y no colabora
  • No sabe como jugar con los juguetes
  • Repite las actividades una y otra vez
  • Camina en punta de pies
  • Está muy unido/a a ciertos objetos
  • Pone las cosas en fila
  • Es hipersensible a ciertas texturas o sonidos
  • Tiene movimientos raros

Las causas del autismo son desconocidas, aunque sí se considera que está determinado biológicamente con intervención de factores ambientales. Algunas de ellas son:

  • Causas biológicas: alteraciones genéticas (falta de sustancia en el cromosoma X), déficits en el sistema inmune, alteraciones metabólicas, pérdidas durante el primer trimestre de embarazo o aumento de la bilirrubina en etapas perinatales entre otras.
  • Causas psicológicas: déficits cognitivos que imposibilitan la atribución de estados mentales a otras personas, lo que se conoce como Teoría de la mente (Baron-Cohen).

Síndrome de Rett

El trastorno de Rett afecta principalmente a mujeres y se caracteriza por la aparición de múltiples déficits tras un desarrollo normal durante los primeros 5 meses de vida. A partir de ese momento, se produce una desaceleración del crecimiento craneal perdiendo habilidades manuales ya adquiridas, apareciendo movimientos estereotipados en las manos parecidos al acto de escribir o lavarse las manos con los brazos flexionados a la altura de la frente o el pecho.
Como síntomas principales destacan:comportamiento estereotipado, manierismos en TGD

  • Afectaciones motóricas,como la pérdida de la capacidad de la psicomotricidad fina, humedecerse las manos con saliva, dificultades para masticar, pobre control de esfínteres y problemas respiratorios. En la motricidad gruesa también presentan dificultades en la marcha y movimiento del tronco.
  • A nivel social, su capacidad de relación social es la equivalente a una persona de 2 años, pero en momentos posteriores sí desarrollan una buena capacidad de interacción.
  • En relación a la comunicación, presentan dificultades tanto en el lenguaje expresivo como en la recepción.

Las causas del trastorno de Rett también son desconocidas.

Trastorno desintegrativo de la infancia

El trastorno desintegrativo infantil se caracteriza por una marcada regresión en múltiples áreas de actividad tras un periodo de al menos 2 años de desarrollo normal. Durante los dos primeros años de vida, son niños/as con una capacidad de comunicación verbal y no verbal adecuada, buenas relaciones sociales, el juego es el propio de la edad y en general, un comportamiento adecuado al momento evolutivo. Suele asociarse a Discapacidad intelectual grave en la mayoría de los casos.
Los síntomas principales son dificultades en las áreas típicas de los TGD (problemas en la comunicación, alteración de la interacción social y comportamientos restringidos, repetitivos y estereotipados). Lo que le caracteriza es la pérdida progresiva de las capacidades adquiridas hasta el momento y que dichas capacidades se correspondían con un adecuado desarrollo evolutivo.
Existen algunos signos que pueden indicar la presencia del trastorno, como por ejemplo un aumento en la actividad del niño, que esté más irritable seguido de pérdida del habla y otras habilidades.
En relación a las causas, no se ha identificado ninguna, aunque parece probable que este trastorno sea el resultado de alguna lesión en el sistema nervioso central durante su desarrollo.

Síndrome de Asperger

El síndrome de Asperger se caracteriza por una alteración cualitativa grave y persistente del contacto social y por la presencia de patrones de comportamiento restringido y repetitivo. En este caso, a diferencia del autismo, no existe ninguna alteración en el lenguaje ni en otro comportamiento adaptativo. Presentan en general, un buen funcionamiento lógico y abstracto. Sí suelen presentar retrasos en el desarrollo psicomotor y dificultades en el la función pragmática del lenguaje.
Las causas, también son desconocidas, asemejándose a las que se describían para el autismo.

Trastorno generalizado del desarrollo no especificado

Se corresponde con aquellos casos en los que los síntomas que presentan algunos niños o niñas no se pueden encuadrar dentro de los trastornos anteriormente descritos, pero sí presentan dificultades en alguna de las 3 áreas principales de los TGD.

Tratamiento del trastorno general del desarrollo

Debido a la diversidad de los Trastornos Generalizados del desarrollo es muy importante realizar una buena evaluación para que los planes de intervención o tratamiento sean lo más personalizados posibles. El objetivo principal es mejorar la funcionalidad de la persona en todos los ámbitos.
En la parte de comunicación, es importante consolidar las habilidades comunicativas y lingüísticas que ya posea y generalizarlo a diversos contextos. Además, hay que enseñarle nuevos modos de comunicación, como pueden ser los gestos, los signos, las vocalizaciones o la escritura. Para esta tarea es interesante apoyarse en sistemas aumentativos del lenguaje como los signos o los pictos o fotografías que ayudan a identificar las palabras con el objeto concreto al que se refiere.
A nivel de interacción, el objetivo es que el niño tenga en cuenta al otro, que sepa que puede conseguir cosas a través de los demás, por lo que reforzar todas las oportunidades de interacción que surjan es importante.
El entorno de aprendizaje debe ser lo más estructurado posible para que el niño/a esté cómodo/a y se favorezca la adquisición.
En los niños pequeños es importante enfocarlo a través de actividades lúdicas, para conseguir un mejor enganche y adherencia al tratamiento, por lo que juegos de lenguaje, juegos sensoriales o juegos de asociación emparejamiento o asociación pueden ser de gran ayuda para trabajar con los niños/as con trastorno generalizado del desarrollo.Tarea de indentificación de elementos a través del juego

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.