Se lee en 8 minutos
Guía completa de la disortografía en niños
Evalúa este post

El aprendizaje de la correcta escritura de las palabras es una ardua tarea que conlleva una compleja adquisición de normas que en el desarrollo normotípico suele extenderse más allá de la educación obligatoria.

Qué es la disortografíalos errores cometidos en la disortografía afectan a la escritura no a la lectura

La disortografía es la dificultad que tienen algunos niños o niñas en la adquisición de las normas ortográficas de su lengua y que les lleva a cometer errores recurrentes en la escritura de las palabras. Por lo general,  estos fallos sólo afectan a la escritura y la lectura no tiene por qué estar comprometida.

Además, es importante destacar que los fallos no afectan a la grafía o los trazos de las palabras.

Existen múltiples causas que pueden originar la disortografía, entre ellas estarían:

  • Causas perceptivas: se producen déficits en la percepción, memoria visual u auditiva teniendo como consecuencia la dificultad para discriminar los fonemas  y transcribirlo o para reconocer características específicas de algunos fonemas. También, pueden existir fallos en la percepción espacio-temporal dificultando la correcta orientación espacial de las letras, discriminar grafemas similares y para seguir la secuencia del habla.
  • Causas lingüísticas y socioculturales: Escaso conocimiento y uso del vocabulario.
  • Causas de emocionales: Escasa motivación para aprender.

Tipos de faltas de ortografía

Errores lingüístico-perceptivos:

  • Sustituir fonemas vocálicos o consonánticos por el punto o modo de articularlos como por ejemplo p/b.
  • Adiciones de fonemas (corto/coroto), de sílabas (taza/tazaza) o de palabras.
  • Invertir los sonidos de grafemas (clara/calra), sílabas o palabras.

Errores de carácter viso-espacial: sustituir letras que se asemejan por su posición espacial como la b/p o por su similitud sonora como m/n.

Fallos de tipo viso-auditivo: problemas para asociar fonemas con los grafemas.

Fallos con relación al contenido: dificultad para secuenciar de forma correcta los grafemas. O bien tienen problemas para separas las sílabas que componen una palabra, o por el contrario, unen sílabas que pertenecen a dos palabras diferentes.

Tipos de disortografía

Los juegos con palabras son una gran herramienta para trabajar en la disortografía

Siguiendo la clasificación de Luria (1980) y Tsvetkova (1997) se distinguen 7 tipos diferentes de disortografía, que son descritos a continuación:

  • Disortografía temporal: está relacionada con la percepción del tiempo, en concreto con la percepción del ritmo. Los niños con este tipo de dificultad en la percepción clara de los aspectos fonémicos del habla y su transcripción, así como para separar y unir sus elementos.
  • Disortografía perceptivo – cinestésica: las dificultades se relacionan con la articulación de los fonemas y por consiguiente con su discriminación auditiva. Los errores más típicos son sustituir letras como la “r” por la “l”.
  • Disortografía disortocinética: la capacidad alterada en este tipo de disortografía es la secuenciación fonemática del discurso. Por consiguiente, los niños y niñas presentan dificultades para ordenar y secuenciar los elementos gráficos, provocando errores de unión y fragmentación de las palabras.
  • Disortografía visoespacial: este tipo de dificultad se relaciona con la percepción visual y sobre todo con la orientación espacial, dificultando la correcta percepción de algunas letras o grafemas, también pueden tener lugar errores  de rotación de letras como la “d” por la “b” o la “p” por la “q”. Otro error típico es la sustitución de grafemas que suenan de forma parecida como la “a” por la “o”. Por último, también se producen errores como las inversiones de letras en la escritura de algunas palabras.
  • Disortografía dinámica o disgramatismo: se dan dificultades en la expresión escrita que pueden ir desde problemas para ordenar de forma correcta los elementos de la oración, la concordancia entre número o género u omitir elementos importantes en la oración no sustituibles.
  • Disortografía semántica: la dificultad se da en el análisis conceptual de las palabras, lo que complica que se puedan percibir de forma correcta los límites de las mismas. Algunos errores típicos serían las uniones y fragmentaciones de palabras, así como el uso de señales diacríticas o signos ortográficos.
  • Disortografía cultural: ésta está más estrechamente ligada al correcto aprendizaje de la norma o reglas gramaticales y ortográficas de la propia lengua, en relación a las normas de puntuación, acentuación correcta, el uso de la h, b/v, etc.

Cómo detectar la disortografía en niños

Es importante discernir entre los errores típicos debidos al desarrollo evolutivo o nivel académico del o la menor y un problema de disortografía, por lo que pedir consejo a un profesional psicopedagógico nos ayudará a detectarlo en nuestro hijo o hija. Los profesores o profesoras, psicopedagogos o psicólogos pueden analizar las muestras de escritura del niño y niña y ver hasta qué punto los errores suponen una dificultad importante.los puzles de palabras ayudan a conocer como se secuencia la escritura en la disortografía espacial

Algunas herramientas diagnósticas que pueden ayudar a detectar la presencia de la disortografía son los siguientes:

  • Becole: es una batería de exploración de la escritura y la lectura con diversos niveles de aplicación en función del nivel del niño o niña. Existen 3 niveles uno para el segundo ciclo de primaria (elemental), otro para 5º de primaria (medio) y otro para 6º primaria y 1º ESO (superior).
  • Test de lectura y escritura TEYL: este test nos permite evaluar la existencia o no de dificultades en la escritura de los niños o niñas. Además, nos permite analizar en qué nivel se encuentra la dificultad en caso de que ésta exista y cuáles son sus causas. El periodo de aplicación es desde 1º de primaria hasta 4º de primaria.
  • PROESC: este instrumento de evaluación analiza los aspectos constituyentes de la escritura, determinando si existen dificultades en alguno de ellos. Evalúa procesos complejos como la planificación de las ideas de lo que se quiere escribir hasta otros más sencillos como el dominio de las reglas ortográficas o de acentuación. Además del diagnóstico, proporciona pautas de intervención para trabajar los procesos que se encuentran afectados. Se puede aplicar desde 3º de primaria hasta 4º de ESO.

Actividades para mejorar para la disortografía

Tras una correcta evaluación que nos permita descubrir las cusas de los errores ortográficos recurrentes y sobre todo qué está proceso está afectado, podemos trabajar y estimular dichos procesos a través de actividades o juegos para el lenguaje que resultarán motivantes y atrayentes para los niños o niñas.

Por ejemplo actividades que pidan unir palabras oídas con carteles con las mismas palabras escritas o escribir las palabras o letras que oímos, como por ejemplo el juego del ahorcado, son interesantes para trabajar las dificultades relacionadas con la disortografía temporal.

Para trabajar la discriminación auditiva de fonemas podemos diseñar actividades que requieran asociar el sonido con el fonema estudiado y a su vez relacionarlo con palabras que lo contengan. Trabajar con pictogramas ayudará a facilitar la adquisición y la discriminación al proporcionar la información desde múltiples canales perceptivos. Un ejemplo es el método logo bit.

Con la ayuda de pictogramas y palabras escritas se puede trabajar la formación de oraciones completas. El presentar los objetos a los cuales  se asocian las palabras escritas favorecerá la secuenciación de las palabras en el orden correcto en la oración, pudiendo trabajar así por ejemplo la disgramatismos.el método logo-bit ayuda a trabajar la discriminación sonora de los fonemas y transcribir las palabras

También existen puzzles con palabras que ayudan a los niños y niñas a segmentar las palabras en sus sílabas y a unir éstas para formar diversas palabras.

Los juegos que presenten palabras escritas permiten a los niños o niñas la lectura global de la palabra y favorece la comprensión de las reglas y su adquisición.

Por último, en aquellos niños cuya disortografía sea cultural, es importante además de todos los juegos anteriores los dictados, la lectura y el fomentar la escritura para ir poco a poco adquiriendo las reglas ortográficas propias de la lengua.

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.