Se lee en 7 minutos
Guía completa de las praxias linguales
5 (100%) 1 voto

En nuestro día a día usamos de forma constante el aparato locomotor ya que necesitamos el movimiento para prácticamente todas nuestras actividades diarias. Los fallos en alguno de los subsistemas de este complejo aparato pueden dar lugar a dificultades en habilidades importantes como puede ser el habla, en el que intervienen muchos músculos y una mala ejecución de éstos puede ser un problema en la articulación correcta del habla.

Qué son las praxiaslas praxias faciales están estrechamente implicadas en el habla

Las praxias suponen la habilidad para poner en marcha determinados programas motores de forma voluntaria, que generalmente son aprendidos. Existen diferentes tipos de praxias en función de los grupos musculares que intervengan, complejidad o del fin o meta del programa motor puesto en marcha. Los tipos de praxias existentes son:

  • Praxias ideomotoras: sería la capacidad de realizar movimientos o gestos simples de forma voluntaria.
  • Praxias ideatorias: es la capacidad de manipular objetos a través de una secuencia de gestos. Para la puesta en marcha de este tipo de praxias es necesario conocer la función del objeto, el conocimiento de la acción y por último el conocimiento del orden de la secuencia de los actos necesarios que llevan a cabo la acción.
  • Praxias faciales: suponen la capacidad de realizar de forma voluntaria movimientos o gestos con distintas partes de la cara como son la lengua, los labios, los ojos, las cejas, los carrillos, etc.
  • Praxias visoconstructivas: capacidad de planificar y llevar a cabo los movimientos necesarios para organizar una serie de elementos en el espacio que formen un dibujo o forma determinada.

Tipos de praxias faciales

Las praxias faciales resultan determinantes en el habla, de ahí su importancia. Como sabemos en el habla intervienen diferentes músculos, por lo que hablaremos de distintas praxias.

  • Praxias linguales: Las praxias linguales son los diferentes movimientos de la lengua. Estos programas de movimiento están estrechamente relacionados con el habla. Por ello, son uno de los objetivos de intervención en logopedia.
  • Praxias labiales: este tipo de praxias, se relacionan con los movimientos de los labios dirigidos sobre todo para la articulación de los fonemas. Así, en función del movimiento estaremos produciendo un sonido u otro.
  • Praxias del velo del paladar: Las praxias del velo del paladar, son los movimientos relacionados con cómo se expulsa el aire y lo relacionado con la respiración durante el habla.
  • Praxias de mandíbula: programas de movimientos realizados con la mandíbula dirigidos a hablar, a la correcta masticación y otros movimientos de la mandíbula implicados en otras habilidades.

Cómo se practican las praxias facialeslas pompas permiten practicar diferentes praxias faciales

En las dificultades del habla suelen estar implicadas estas praxias, una ejecución pobre el alguna de ellas puede provocar problemas en la articulación de los fonemas, entorpeciendo la comunicación verbal. Así, algunos ejercicios, utilizados frecuentemente en logopedia, para practicar estas praxias son los siguientes:

Ejercicios para las praxias linguales:

  • Meter y sacar la lengua con la boca abierta.
  • Realizar movimientos con la lengua de arriba abajo.
  • Con la boca entreabierta, mover la lengua de izquierda a derecha tocando la comisura de los labios.
  • Con la punta de la lengua, empujamos las mejillas hacia fuera.
  • Realizar movimientos con la lengua de abajo a arriba, por detrás de los incisivos, tanto inferior como superior.
  • Lamer el labio con la punta de la legua. El ejercicio debe hacerse tanto con el labio inferior como el superior.
  • Abrir la boca ampliamente y lamer los labios superiores e inferiores con un amplio movimiento en círculo.
  •  Con la boca entreabierta, dejar la lengua ancha y relajada. Después, estrecha y tensa.

Ejercicios para practicar las praxias labiales:

  • Podemos colocar los labios como si fuéramos a dar un beso y en posición de sonrisa, con los labios juntos, alternando ambas posiciones.
  • Alternamos dos movimientos, esconder los labios apretándolos hacia dentro y sacarlos hacia afuera en posición de reposo.
  • Lamer de forma alterna el labio inferior y superior.
  • Morder el labio superior con los dientes inferiores y después el labio inferior con los dientes superiores.
  • Realizar la posición labial de las vocales de forma alterna.
  • Hacer vibrar los labios.

Ejercicios para practicar las praxias del velo del paladar:las praxias linguales permiten la correcta articulación de los fonemas

  • Toser de forma intencionada.
  • Realizar gárgaras sin agua en la garganta.
  • Realizar respiraciones profundas. Aspirar el aire por la boca y expulsarlo por la nariz.
  • Al contrario, inspirar el aire por la nariz de forma profunda. Alternar aspiraciones nasales y vocales fuertes.
  • Realizar bostezos de forma intencionada.
  • Emitir el fonema “a”.

Ejercicios para practicar las praxias mandibulares:

  • Abrir y cerrar la boca alternando movimientos lentos y rápidos.
  • Abrir la boca lentamente y cerrarla rápido.
  • Abrir la boca rápidamente y cerrarla lentamente.
  • Realizar movimientos masticatorios intencionados.
  • Mover la mandíbula inferior de un lado a otro.

Actividades para las praxias linguales

Además de los ejercicios mostrados en el apartado anterior, podemos plantear juegos y actividades más lúdicas para estimular estar praxias, ligadas al habla. Estas actividades pueden realizarse con niños y niñas que presenten dificultades de articulación de los fonemas, pero también con niños y niñas pequeñas que estén empezando a hablar aunque no presenten problemas. Algunos ejemplos son:

los juegos del soplo mejoran praxias faciales

  • Cantar: La canción es un momento de juego que ofrece grandes oportunidades de aprendizaje. Es importante, para que sea beneficioso, que el niño cante en voz alta. Se le puede animar a hacerlo si se canta con él.
  • Articulación lingual: Podemos darle vida a la lengua, presentándola como la protagonista de una historia. Nuestro personaje realizará diferentes movimientos, como bailar muy rápido, salir y entrar de su casita, saltar dentro de casa, etc.
  • Onomatopeyas: A través de onomatopeyas practicaremos la articulación de fonemas simples, como por ejemplo reproducir un bostezo,  imitar un fantasma, una oveja, etc.
  • Jugar con globos: Los globos permiten practicar tanto praxias del velo del paladar, como praxias labiales e incluso linguales. Podemos proponer hinchar globos para después jugar con ellos, realizar carreras de globos moviéndolos a través del soplo.
  • Jugar a hacer pompas: con las pompas practicaremos praxias del velo del paladar y praxias labiales, además es una actividad que les encantan a los niños y niñas.
  • Imagen en el espejo: una forma lúdica de practicar las diferentes praxias es sentarnos con el niño o niña delante de un espejo y sin decirle nada, ir haciendo diferentes praxias y que deba imitaros, después podemos animar a que sea él o ella el que tome la iniciativa. Para que sea aún más divertido, podemos ser imaginativos y que los gestos sean graciosos, así aumentaremos la motivación del niño o niña.
  • También, existen juegos de mesa que ponen en práctica diferentes praxias faciales.
  • Método logo- bit. Este método presenta diferentes bits con distintas praxias que el niño ha de imitar. Si lo hacemos por turnos, podemos desarrollar esta actividad como si de un juego se tratara en el que se apilan las tarjetas boca-abajo y uno saca la tarjeta que toque y el otro debe imitar el movimiento.

Artículos Relacionados

2 Respuestas

    • pilar

      Hola Maria Claudia, puedes consultar todos los artículos de nuestro blog relacionados con las praxias en este enlace. También te recomendamos los productos del Método Logo-Bits, en especial Logo-Bits de Praxias Orofaciales, que trabaja con tarjetas de praxias orofaciales y ayuda a entrenar la musculatura orofacial ¡Un saludo!

      Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.