Se lee en 8 minutos
La importancia de formar en medio ambiente a los niños
Evalúa este post

En una sociedad cada vez más industrializada, en la que la filosofía de la economía del tiempo y del usar y tirar priman por encima de todo, es muy necesario que nos paremos a pensar en el medio que nos rodea e intentemos cuidarlo con mucho más ahínco. Desde organizaciones mundiales se intenta hacer un llamamiento a los países para que cuiden el medio ambiente que es global, sin embargo, el cuidado debe hacerse individualmente, con pequeños gestos de cada uno de nosotros y nosotras estaremos contribuyendo enormemente a la preservación de nuestro ecosistema.

El medio ambiente y los niños

los niños y niñas son indispensables en el cuidado del medio ambiente

En la tarea de cuidado y preservación del medio ambiente los niños son fundamentales. Desde hace unos años al momento actual, el desarrollo energético, el avance tecnológico, la globalización, el avance en ciencia o agricultura ha sido enorme. Con ello, también ha aumentado el maltrato al ecosistema, por lo que las personas somos necesarias para cuidar todo lo que hemos ido destruyendo y maltratando poco a poco. En este sentido, los niños y niñas representan el futuro, por lo que se les debe enseñar a desarrollar prácticas sostenibles que

sean generosas con el medio ambiente, para poder preservar el mundo como lo conocemos hasta entonces. Ellos y ellas serán los responsables de poner en práctica desde políticas ecológicas a nivel mundial como a llevar a cabo pequeños gestos en favor de mantener el ecosistema.

Enseñar ecología a los niños

Enseñar ecología a los niños es fundamental para que en el futuro la sociedad esté más concienciada con el cuidado del medio ambiente y se frene el maltrato y se intenten reparar los daños ocasionados en éste. Introducir una asignatura dentro del currículo escolar sería lo más adecuado para tratar esta asignatura pendiente en la sociedad actual. Si enseñamos ecología desde la edad infantil, convertiremos las prácticas sostenibles en hábitos, no siendo necesario hacer tratados internacionales para que los países se comprometan, invadir de campañas a los ciudadanos para que reciclen adecuadamente, para que ahorren energía o agua y que esto no sea sólo por el ahorro económico, sino que pese casi más el ahorro energético.

Temas a tratar

La Asociación Mundial de Educadoras Infantiles (AMEI), elaboró un decálogo para niños con consejos sobre cómo los niños pueden empezar a cuidar el medio ambiente. Los 10 consejos que conforman el decálogo son:

  • Reciclar como un divertido juego en el que debemos colocar cada cosa en el cubo del color adecuado.
  • Ahorrar agua. Es importante enseñar a los niños que el agua es un bien escaso que debemos usar con responsabilidad, por lo que hay que mostrarles pequeños gestos que ayuden a ahorrar agua, como es el cerrar el grifo cuando nos cepillamos los dientes, cerrar el grifo cada vez que lo usemos, etc.
  • Ahorrar luz. También, es importante que los niños interioricen que la energía eléctrica supone un coste al medio ambiente, por lo que su ahorro es importante. Por eso, enseñarles a apagar la luz cuando salgan de una habitación, no encender luces insuficientes o no dejar cosas enchufadas que no se estén usando son pequeños gestos que cuidan el medio ambiente.
  • Mantener limpio el entorno también es una tarea en la que los niños pueden colaborar. Por eso, enseñarles que no deben tirar papeles o envoltorios al suelo y que si no hay papeleras cerca se debe guardar en el bolsillo hasta que encuentren con una. O en el campo, recoger todos los residuos que generemos y llevárnoslos para poderlos depositar en el contenedor adecuado cuando demos con uno.
  • El compartir juguetes, material, escolar, ropa, etc. supone un gesto generoso con el medio, ya que los recursos son limitados, por lo que compartir los bienes materiales, contribuye a que no se sobreexploten os recursos. Así, es bueno enseñarles que cuándo ya no los vayan a usar pueden regalárselos a alguien que sí lo vaya hacer.
  • Aprovechar las hojas de papel. Los niños disfrutan enseñarles a ser respetuosos con la naturaleza es necesario para el cuidado del medio ambientedibujando y plasmando en papel sus inquietudes, deseos, emociones, sueños, etc. el dibujo es necesario para su desarrollo personal por todo lo que les aporta, pero esta tarea puede ser también sostenible si en lugar de emplear hojas nuevas para cada dibujo reutilizamos los dorsos de los folios ya usados.
  • Las plantas son seres vivos a los que debemos de cuidar, ya que además son necesarias para limpiar la atmósfera y cuidar nuestro ecosistema. Por ello, no se deben pisar y arrancar, por el contrario  es bueno enseñar a los niños y niñas a cuidar plantas desde que son pequeños.
  • El mobiliario urbano es de todos, por lo que debemos cuidarlo como nuestra porpia casa. Así que, debemos enseñarles a ser respetuosos y cuidadosos con todo lo que hay en nuestros municipios y que son de todos los ciudadanos.
  • El respeto animal también es parte de la enseñanza de la ecología. Los animales, tanto las mascotas como los animales salvajes, son seres vivos a los que debemos cuidar y respetar. En el caso de las mascotas, debemos enseñar a los niños a cuidar de ellos dándoles de comer, beber, sacándoles a pasear, procurándoles los servicios médicos que requieren y sobre todo enseñarles a respetar su espacio y tratarlos con cariño.
  • Por último, y no por ello menos importante, debemos de enseñarles el respeto por las otras personas.

Actividades relacionadas con el medio ambientelos juegos de reciclaje son útiles para enseñar ecología

Como sabemos, para que realmente se produzca un aprendizaje significativo, es necesario que los niños participen en el proceso de aprendizaje de forma activa, por lo que llevar a cabo actividades que tengan como objetivo la enseñanza de cada uno de los principios descritos en el apartado anterior es necesario para que los interioricen. Algunas actividades a desarrollar pueden ser:

Para motivar a los niños a reciclar, podemos lo primero elaborar con ellos un mural en el que a través de dibujos y cartulinas de diversos colores se indique qué debemos tirar a cada uno de los cubos que son de un color diferente. De esta forma, el niño se sentirá motivado a reciclar al haber participado en la creación del sistema de reciclaje. Si es posible, se deben poner los cubos al alcance del niño y encima de los mismos una cartulina que indique qué meter. Se puede hacer a través de dibujos, una palabra, fotografías, etc.

Realizar un sistema de recuerdo en casa para que sea más fácil acordarse cómo podemos ahorrar energía. Podemos dedicar una tarde a elaborar estrategias para ahorrar energía en casa. Después, podemos hacer carteles que podemos colocar en diferentes lugares estratégicos que nos recuerden cómo hacerlo. Un ejemplo es un cartel encima del grifo del baño que ponga “¡ciérrame!”.

Acudir a talleres ecológicos que enseñan a los niños de forma lúdica, los daños hechos al medio ambiente y cómo poder remediarlos es un recurso interesante.

Juegos para enseñar medio ambiente para niñosla enseñanza de la ecología a través del juego asegura que los niños interioricen lo enseñado

Existen múltiples juegos que enseñan a los niños los principios anteriormente comentados de forma lúdica. De esta manera, los niños aprenderán sin darse cuenta, interiorizando los principios y motivándoles a poner en práctica las estrategias que plantean los juegos.

Existen juegos en los que los niños deben de introducir en cada cubo el residuo adecuado. O juegos narrativos que presentan a niños que llevan a cabo actividades ecológicas que los niños han de modelar en el juego.

En general, los juegos que enseñan ecología son herramientas muy útiles en la enseñanza de la ecología.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.