Se lee en 7 minutos
Evalúa este post

discapacidad intelectual en niñosLas familias de los niños y los educadores deben proporcionarles experiencias de aprendizaje mediante juegos adaptados para discapacitados.

Juegos adaptados para discapacitados

A cualquier niño le sirven los juegos para desarrollar su carácter, su cuerpo y su inteligencia. En el caso de los niños discapacitados, también les aportan motivación para el aprendizaje y para saber encarar los obstáculos que se encontrarán en su camino por la vida.

Ante todo, dependiendo del grado de discapacidad, conviene asesorarse con especialistas para descubrir las actividades y juguetes más apropiados según el nivel de discapacidad.

Las discapacidades motrices o auditivas no conllevan discapacidad mental, por tanto se puede y se debe consultar la opinión de los pequeños. Conviene que los padres y educadores escuchen el parecer de los pequeños para conocer si precisan alguna adaptación para un juego o deporte concreto que les interesa. Los mismos niños pueden manifestar mejor sus necesidades que un observador externo.

Juegos adaptados para discapacitados en silla de ruedas

La discapacidad motora se da cuando existe una lesión en el sistema nervioso central. La discapacidad motriz tiene lugar cuando existen alteraciones que afectan a los músculos, huesos y articulaciones o la medula espinal. Otras lesiones pueden afectar zonas cerebrales que rigen la motricidad y provocan una merma en la capacidad de movimiento del niño.

Según la gravedad de la lesión, los niños pueden sufrir problemas de movilidad, a la hora de manipular objetos. En otros casos, el niño puede experimentar dificultades, para comunicarse con fluidez si se ve afectada la musculatura implicada en la articulación. En los grados leves, se presentan alteraciones que no impiden al niño realizar su vida diaria.

Las actividades para niños con discapacidad motora ideales, se realizan a través del juego. El juego constituye para cualquier niño una herramienta de aprendizaje, de socialización, y de mejoramiento psicomotriz.

En el caso de los niños que con discapacidad motriz, también forma parte de una terapia de mejoramiento psicomotriz, cognitivo y sensorial. Las siguientes actividades pueden servir a padres y educadores como orientación para la educación física de los niños en silla de ruedas:

Juegos con lanzamientos de objetos

En sus variantes de precisión y de lanzamientos en movimiento. En los primeros se trata de lanzar algún objeto como una pelota o un frisbie hacia blancos situados a distancia. En los juegos con lanzamientos en movimiento, se sigue la misma mecánica en juegos del tipo al balón prisionero, contando con que los lanzamientos deben acertar en ciertas partes del cuerpo y no en la silla.

Juegos con variantes del pilla pilla

Adaptados a las sillas, con zonas de refugio donde no poder ser pillado, también se puede añadir una variación como el lanzamientos de una pelota para conseguir pillar a los demás.

Juegos y juguetes para trabajar los sentidos del cuerpo

Akros Educational ofrece una gama de juegos como el juego del olfato, que consiste en que el niño identifique los aromas de las diferentes frutas que impregnan unas tarjetas.

Deportes adaptados a las sillas de ruedas

En los juegos paraolímpicos se puede comprobar el nivel de adaptación de las distintas disciplians atléticas para deportistas en silla de ruedas. Con una mínima adaptación, se pueden llevar a las clases de educación física. Por ejemplo, ciertas reglas deben variarse en deportes como el tenis o el voleibol. También se desarrollas disciplinas específicas, como la boccia, o las bochas, un deporte similar a la petanca.

Juegos adaptados para discapacidad auditiva

Los pequeños que con una discapacidad auditiva no la tienen intelectual. Estos jóvenes, al igual que los demás niños, poseen un espíritu gregario que les impele a socializar con otros pequeños. Necesitan jugar y realizar exactamente las mismas actividades correspondientes a los niños con su nivel de maduración. Para conseguir una plena adaptación, las actividades a realizar por el niño pueden necesitar alguna adaptación.

Las mejores actividades para niños sordomudos

Un acercamiento ideal se basa en que los adultos aprendan la lengua de signos para comunicarse con los pequeños.  En cuanto a las actividades, se puede comenzar la integración del niño con juegos que le permitan usar el resto de las áreas sensoriales del pequeño.

Las actividades grupales fomentarán su socialización, y los juegos deben adaptarse para que todos puedan participar, tanto los discapacitados, como los niños sin problemas auditivos. El fin último de la actividad es la plena integración en el grupo del niño. El componente de juego consigue una gamificación del aprendizaje y le sirve de aliciente para superarse en los resultados.

Marionetas de emociones

Se trata de unos juegos de Akros Educational mediante los cuales pueden trabajar su mundo interior los niños de cualquier edad y condición. Aprenderán a reconocer, asumir y gestionar sus emociones de forma sana. Cuando asumen y comparten sus emociones, los niños se sienten comprendidos y menos frustrados por sus impedimentos diarios. Una base emocional asentada en buenos cimientos, constituirá la base de una conducta centrada.

Juegos de expresiones

En la misma línea que las marionetas, mediante un juego de iconos expresivos, los niños pueden identificar o expresar los diferentes estados emocionales. Los juegos incluyen un CD de audio con cuentos que pueden utilizar los padres o educadores como apoyo para la ejecución del juego; en especial si el niño tiene resto auditivo.

Juegos de asociaciones

Fomentan la curiosidad natural de los pequeños, y sus ganas de descubrir cosas nuevas que amplíen su mundo. Gracias a estos juguetes, elaborados en materiales resistentes al deterioro, los pequeños desarrollan sus capacidades de memorización, observación y asociación. La mecánica del juego trata sobre encontrar la relación que asocia los objetos cuyas imágenes se les muestran en unas tarjetas.

Buscar las diferencias

De forma contraria a los juegos de asociación, son juegos en los  que el pequeño debe encontrar diferencias entre dos imágenes aparentemente iguales. Los pequeños desarrollan las mismas áreas que en la anterior actividad: fortalecerá su concentración, memoria y lógica.

Para fomentar la maduración mental de los pequeños, Akros ofrece diferentes juegos de ingenio y puzzles como recurso educativo para trabajo en casa o en el aula, de forma individual o en grupo.

Juegos para discapacitados y terapia

Para cualquier niño que padezca algún tipo de discapacidad, las actividades y juegos son elementos terapéuticos. Los beneficios resultan patentes en las siguientes áreas de mejora:

  • Motricidad. Las actividades y juegos estimulan las motricidades fina y gruesa.
  • Desarrollo sensorial y cognitivo, mediante la identificación objetos, formas colores, sonidos o conceptos.
  • Socialización. Los pequeños se relacionan con otros niños, aprenden a colaborar y maduran su carácter gracias a los juegos grupales.
  • Desarrollo emocional. El juego fomenta la autoestima de los niños. Los pequeños con discapacidad física pueden sentirse frustrados en comparación a los niños sin discapacidad, y esa frustración les causa ansiedad. Los juegos contribuyen a paliar esos efectos y le motivan para querer superar sus dificultades.

Los juegos grupales idóneos deben resultar igual de accesibles para todos los niños y que puedan jugar juntos. Los juguetes deberían tener versatilidad suficiente para una fácil adaptación a los niños con discapacidad. Los niños con discapacidad física tienen un cerebro perfectamente normal, y los juguetes deben adecuarse a su edad y nivel de maduración.

En caso de discapacidad motora severa, los juguetes necesitarán mayores adaptaciones para que el pequeño pueda manipularlos con facilidad.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.