Se lee en 5 minutes
Evalúa este post
psicomotricidad-infantil

psicomotricidad-infantil

Muchas veces escuchamos hablar sobre determinados conceptos, pero no sabemos realmente qué es lo que significan.

Un claro ejemplo, es el caso de la psicomotricidad infantil, un concepto que los profesores y maestros nos incluyen constantemente en las conversaciones para hablar de nuestros hijos, pero que en muchas ocasiones no tenemos totalmente claro qué es lo que engloba este concepto tan amplio.

Funciones de la Psicomotricidad Infantil

El objetivo de la psicomotricidad infantil es facilitar la expresión de las emociones mediante nuestro cuerpo, y de esta forma favorecer a su desarrollo a través de la investigación, explorando, viviendo emociones positivas y negativas, aprendiendo a superar cada situación a la que se enfrenta, superando también sus límites, miedos y deseos.

La definición más fácil de entender sería la siguiente:

La Psicomotricidad infantil es la psicología del movimiento

Para entenderlo un poco mejor, podemos ampliar un poco la definición añadiendo que nuestro cuerpo y sus movimientos, están conectados con nuestra mente y las emociones que sentimos.

De esta forma, cuando realizamos una acción determinada, siempre irá acompañada de un pensamiento que la desencadene y de una emoción.

Durante los primeros años de vida nuestro cerebro está abierto a recibir todo tipo de información. Siempre nos dicen que los niños son como esponjas y eso es porque son capaces de asimilar y aprender con mucha más facilidad todos los conceptos y habilidades que se les enseñan.

psicomotricidad-infantil

psicomotricidad-infantil

Los niños se deben mover, sobre todo en los seis primeros años de vida, porque es entonces cuando los primeros esquemas mentales se estarán forjando, y lo harán a partir del movimiento.

Para estimular que las neuronas se conecten entre si con mayor facilidad, debemos mantener el cuerpo en movimiento.

Incluye aspectos como el afectivo, el motriz y el intelectual, y sobre la psicomotricidad se basa el aprendizaje total de las personas.

La labor del profesional de psicomotricidad infantil: el psicomotricista

El psicomotricista debe proporcionarle al niño todas las herramientas necesarias para el desarrollo motor y comunicativo del menor.

Para ello le ayudará con gestos, por medio de su cuerpo, con diferentes posturas y distintos objetos.

Sin trabajar directamente el conocimiento o los hábitos personales, el psicomotricista programará las tares siempre en función de la edad que tenga el niño en cuestión, para poder de esta forma potenciar su desarrollo psicomotor.

Tendrá en cuenta las características personales de cada niño, personalidad, carácter, etc., para que cada ejercicio que programe tenga unos objetivos adecuados a cada niño.

psicomotricidad-infantil

psicomotricidad-infantil

Es decir, es trabajo del profesional psicomotricista idear un método que sea válido para cada niño, en función de las características de cada uno, ya sean niños sanos o niños que tengan deficiencias, trastornos o cualquier tipo de enfermedad.

Las actividades que se realicen pueden ser dirigidas por el personal a cargo del aula o libres para que el niño sea quien comience a investigar, explorar, etc.

Lo habitual es que en determinados momentos los niños puedan sentir cierta frustración al equivocarse o no conseguir lo que desea realizando la actividad, y es en esos momentos trabajo del psicomotricista darle ánimo y hacerle sentir bien, invitándole a que lo siga intentando y reforzando la autonconfianza del niño.

 

Diferentes tipos de psicomotricidad infantil

Podemos distinguir tres tipos de psicomotricidad: educativa, reeducativa y terapéutica.

Psicomotricidad educativa

Como ya hemos dicho, la psicomotricidad que se utiliza para fomentar la educación de los niños se dirige a individuos de hasta seis años, y tiene por objetivos los siguientes:

  • Creación de vínculos y relación con los demás
  • Explorar
  • Mejorar sus movimientos
  • La comunicación con los demás
  • Reconocer las normas que se le enseñan
  • Expresar sus emociones y fortalecer su autoestima y autonomía
  • Facilita la capacidad de concentración
  • Estimula la creatividad para expresarse y para la resolución de problemas.
psicomotricidad-infantil

psicomotricidad-infantil

Psicomotricidad reeducativa

Los niños que, a partir de los tres años, presenten dificultades en el movimiento, así como problemas de motricidad (fina o gruesa), dificultades psicoafectivas, dificultades sociales y emocionales, pueden beneficiarse de un tipo de psicomotricidad denominado reeducativa.

Diferentes trastornos como la hiperactividad, trastornos en la alimentación, el sueño, dificultad en el aprendizaje escolar, problemas de integración, trastornos de conducta, afectivos, déficit de atención, etc., son casos claros de niños que necesitan este tipo de psicomotricidad.

Psicomotricidad terapéutica

Este tipo de terapia se dirige tanto a adultos como a niños de cualquier edad, que necesiten de una atención individualizada de tipo especial.

Se trata de individuos que padezcan alguna enfermedad, deficiencia o trastorno como los siguientes:

  • Paralisis cerebral
  • Autismo
  • Síndrome de Down
  • Distrofia muscular
  • Trastorno generalizado del desarrollo
  • Lesiones cerebrales
  • Etc.

 

En definitiva, la psicomotricidad infantil nos ayuda a desarrollar nuestras habilidades y a aprender nuevas, y a los profesionales psicomotricistas, les permite advertir cualquier tipo de comportamiento no esperado, para poder informar a los padres con el fin de que el niño reciba una atención temprana.

Akros te ayuda a encontrar el material necesario para trabajar la psicomotricidad infantil de la forma más adecuada.

 

 

Artículos Relacionados

Una Respuesta

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.