Se lee en 7 minutos
Adaptación curricular no significativa o ACNS
5 (100%) 1 voto

Cuando un niño tiene problemas de aprendizaje o algún otro tipo de trastorno similar es recomendable que vaya a una escuela que aplique la adaptación curricular no significativa o ACNS.  Esta adaptación se centra en traducir muchas de sus evaluaciones en formas y esquemas que sean más comprensibles y así evitar que se atrasen con respecto a los demás.

Hoy en día, el sistema educativo se mueve sumamente rápido y es una falta grave que se dejen atrás a los niños con condiciones especiales que no les permiten aprender al ritmo de los demás.  Si tienes un hijo con problemas de aprendizaje, debes tener la posibilidad de exigir en su escuela una adaptación curricular no significativa, aquí te contaremos en que consiste y otros puntos importante.

¿En qué consiste la adaptación curricular no significativa?

En sí misma se trata de transformar los sistemas curriculares existentes que se aplican a una población general de niños en las escuelas, para crear uno que pueda irle bien a un niño que presente problemas o dificultades específicas. Entre los cambios que se puede realizar dentro de la ACNS están:

  • Cantidad de actividades y evaluaciones que se coloquen en un solo día.
  • Cambios en los enunciados, de manera de que sean más fáciles de entender a la forma en la que estaban anteriormente.
  • El tiempo en el que se llevan a cabo las actividades también es un factor importante. Se puede cambiar el plazo para realizar una actividad de un día a tres, así el niño tiene más oportunidad para concentrarse en ella.
  • Contar con la guía de sus padres en casa cuando no pueda lidiar con algún problema específico.
  • Puede cambiarse el tipo de evaluación dependiendo de las dificultades del niño. Por ejemplo, si el niño sufre de dislexia, que es un trastorno del lenguaje, se puede cambiar las evaluaciones escritas por evaluaciones orales.

En gran medida se trata de brindar un apoyo importante a los niños por parte de los maestros, teniendo en cuenta que ellos son un soporte esencial cuando el niño por sí mismo no puede manejarse en un ambiente escolar con dificultades demasiado elevadas para su trastorno de aprendizaje.

¿Qué cambios se hacen en la adaptación curricular no significativa?

La adaptación curricular no significativa es solo uno de los dos tipos de adaptaciones curriculares. Esta vertiente en específico se caracteriza por realizar cambios en el currículo que son verdaderamente ligeros, y sin embargo necesarios para que el niño pueda adaptarse a su ambiente escolar. Aquello que se pretende cambiar es:

  • La metodología: la forma en la que se le imparten conocimientos a los niños, es decir, el procedimiento o acercamiento que le dan los maestros.
  • La organización: es un factor importante si de lidia con trastornos como la hiperactividad.
  • El ambiente: muchas veces el niño puede necesitar de un ambiente más propicio dependiendo del tipo de trastorno que posea, puede requerir más apoyo visual a su alrededor o quizá mucho más silencio para poder concentrarse. Un lugar con más o con menos compañeros de clase, puede variar.
  • Modificación superficial de contenidos: esto siempre y cuando no se aleje en gran medida de los contenidos que son impartidos al resto de los niños en clase.

En qué casos se debe aplicar

Existen muchos trastornos de aprendizaje y con ello muchos niños con necesidades específicas que requieren de una adaptación curricular en el sistema educativo de su escuela. Estos trastornos pueden ir desde dislexia, discalculia y el trastorno de déficit de atención e hiperactividad, hasta problemas más severos como asperger, autismo y hasta leves o graves retrasos mentales.

La adaptación del currículo puede ser no significativa cuando aquellos trastornos del aprendizaje no son realmente graves y pueden ser atendidos por un pedagogo capacitado. En este caso hacemos referencia a los primeros tres antes mencionados. Esto se debe a que los cambios que ellos necesitan para adaptarse no son tan dramáticos.

En tales oportunidades se opta por sentar a los niños en las primeras filas, se les presta más atención durante las lecciones y se le aplican los otros cambios que hemos mencionado anteriormente en este artículo.

Cuando el niño tiene trastornos mucho más complejos de tratar se opta por realiza una adaptación curricular significativa, la cual interviene de manera severa con los contenidos programáticos y la metodología que a ellos se les aplica.

ACNS vs ACI: ventajas y desventajas de cada una

¿Qué es la ACI?

La ACI, también conocida como adaptación curricular individualizada, se refiere a los cambios o ajustes que se realizan en la propuesta educativa que posee un aula de clases y se hace para responder a las necesidades de un único alumno teniendo en cuenta sus necesidades especiales. Esto significa que no puede ser compartida con otro alumno, a pesar de que él también pueda poseer algún trastorno de aprendizaje.

En este caso también se dividen en dos: La no significativa y la significativa (y en algunos casos muy significativas). 

La no significativa atiende a elementos del currículo que no cambian o modifican el contenido que se dicta al resto de la clase. Se relaciona al tema del tiempo de las evaluaciones, la metodología que se les aplica y el acercamiento que tienen los maestros hacia ellos.

La adaptación curricular individual significativa se puede efectuar solo si antes se ha realizado una evaluación psicopedagógica al alumno. Se trata de cambiar elementos muy cruciales en el plan de evaluación para que pueda conseguir los objetivos del sistema educativo, aunque eso le tome más tiempo que a los demás o tenga que saltarse un tema o dos.

Ventajas y desventajas de la ACI

La principal ventaja de la ACI es que realmente le garantiza al alumno que tendrá un plan de evaluación que se adapte a sus necesidades, para que de esa forma el sistema educativo esté de su parte y él no tenga que adaptarse a modelos que funcionen para los demás pero no para él.

Sin embargo, cuando en una clase existen varios alumnos que presentan trastornos de aprendizaje clasificados como muy leves, la ACI puede significar una inversión de tiempo muy grande tratando de encontrar la solución individual para cada uno, cuando resulta más práctico en ese caso planear un esquema de acercamiento especial más general.

Ventajas y desventajas de la ACNS

La ACNS cubre precisamente las fallas de la ACI, porque es ideal para realizar un acercamiento especial para los niños con trastornos de aprendizaje, pero más general.

Por eso la ACNS es ideal para no tener que planear un currículo nuevo para cada niño cuando el trastorno es leve, con una adaptación curricular previa que pueda ser válida para todos es suficiente.

La desventaja de este acercamiento es que cuando se deja como única solución para los niños con déficit de aprendizaje, las escuelas no suelen considerar el caso de que el niño requiera de un apoyo individual que sólo obtendría con la ACI.

Lo esencial es saber que los alumnos pueden tener necesidades especiales relacionadas con sus trastornos de aprendizaje y la adaptación curricular no significativa es una de las formas de garantizar que el niño cumpla sus metas de aprendizaje sin que esto suponga un trauma para él. Las escuelas deben flexibilizarse y estar preparadas para cubrir las necesidades especiales de sus alumnos, ya sea con una ACNS o incluso un ACI, para casos que lo requieran.

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.