Se lee en 7 minutos
Ayudas para niños con discapacidad
5 (100%) 1 voto

En España casi 80.000 familias tienen hijos con discapacidad. Desde enero de 2015 entró en vigor la reforma fiscal por la que se puede solicitar de forma anticipada las deducciones por familia numerosa en el Impuesto Sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF). Recordemos que se consideran familias numerosas también a aquellas que tienen niños con discapacidad a su cargo.

Las cuantías han sido modificadas y se pueden cobrar de forma mensual. De este modo, las deducciones se percibirán a mes vencido en cualquier oficina de Hacienda, para apoyar de este modo tanto a las familias numerosas como a aquellas que tengan ascendientes o descendientes con alguna discapacidad.exclusion

Estas ayudas constituyen un elemento muy importante como ayudas para niños con discapacidad, las familias lo saben, y muchas ya las han solicitado para poder beneficiarse de ellas.

 

Ayudas externas para niños con discapacidad

Existen diferentes tipos de ayudas externas para niños con discapacidad, que les permiten vivir de una forma más cómoda y sencilla.

Desde la entrada en vigencia de estas ayudas se han ido actualizando cada año para adaptarse cada vez mejor a las familias españolas y poder ser una mano amiga para los niños con discapacidad.

En el 2018 existen algunos lineamientos importantes con los que debe cumplir el infante para que pueda optar por tales ayudas:

  1. Debe ser un niño, es decir, menos a 18 años de edad. En caso de que presente una discapacidad mayor al 65% podrá optar por la ayuda aunque sea mayor de los 18 años reglamentarios.
  2. La ayuda será entregada a familias que se no superen el límite de ingresos. Este límite puede ser apreciado en una tabla que toma en consideración el número de hijos a cargo de cada persona y el límite mínimo de sus ingresos.
  3. Pueden optar por esta ayuda todos los niños que presenten un mínimo de 33% de discapacidad.

Artículos de uso cotidiano como abridores, cubiertos, almohadas o platos son de gran ayuda si están adaptados para los niños con discapacidad, pero también artículos que según el tipo de discapacidad, son totalmente imprescindibles para ellos como asientos, barras, elevadores, grúas, etc.

Debemos proporcionarle a los niños con discapacidad todo lo que necesiten para que su día a día sea lo más fácil y llevadero posible, que no les provoque frustración y que consiga que la vida cotidiana sea sobre todo cotidiana, sin brusquedades ni cambios radicales que puedan afectarles especialmente.

Que los niños con discapacidad puedan hacer uso de teléfonos, ordenadores, etc., sin problema es fundamental para su seguridad y para el desarrollo de su conocimiento.materialadaptado

Los juegos de mesa y los juguetes adaptados, son una ayuda ideal para que los niños con discapacidad sientan su integración y se mantengan activos y motivados.

Todos los espacios de la casa deben estar adaptados a las necesidades del niño con discapacidad, desde la cocina hasta el dormitorio, sin dejar el salón, el comedor, y por supuesto el baño.

Puede ser una tarea dura, tanto física como emocionalmente, pero cuidar y ayudar a un niño con discapacidad en el día a día puede ser realmente gratificante.

Necesitan la ayuda de los demás para poder desenvolverse adecuadamente, y esto les lleva en muchas ocasiones a frustrarse o deprimirse, a perder del todo la motivación y a tener un autoestima bajo.

La importancia de quienes les cuidan, del cariño y del empeño que ponen en su cuidado, es vital para que los niños con discapacidad superen todos los obstáculos que se les ponen en el camino.

La discapacidad física les enfrenta a muchos desafíos en su día a día como el simple hecho de ir a la escuela, ir en autobús, jugar o practicar algún deporte en el caso de los más atrevidos.

No obstante, cada vez es menos difícil encontrar el modo de realizar actividades con los niños discapacitados, gracias a los avances de la tecnología y a las grandes ayudas de las asociaciones especializadas.

Utilizar las ayudas externas para niños con discapacidad y enseñarles a utilizarlas para darles mayor autonomía es una buena forma de ayudar a los niños con discapacidad a lograr sus objetivos.

jugarconotrosniñosNo obstante, explicarle a los otros niños la situación es fundamental para conseguir la integración, ya que los otros alumnos, los compañeros de colegio, los niños cercanos, etc., pueden no comprender lo que está sucediendo y actuar de un modo que no sea el más apropiado.

No se trata de actuar con pena frente a un niño con discapacidad, sino con cariño y paciencia, procurando que su día a día sea más fácil.

Los otros niños pueden llegar a ser crueles, del mismo modo que lo son también con niños que son diferentes por cualquier causa, por eso es imprescindible hacerles entender la realidad de la situación, para que comprendan lo que está pasando, por qué y cómo deben actuar con su nuevo amigo.

Convertir en cotidianas algunas de las herramientas que no necesitaríamos en el caso de no tener un niño con discapacidad, puede ser de gran ayuda. Que ellos vean que quienes les rodean también utilizan sus cosas, que no son tan diferentes puede ser un punto a favor muy importante.

Según el tipo de discapacidad que el niño sufra, debemos actuar de una forma u otra, pero siempre es importante que la discapacidad sea aceptada y tratada de la forma adecuada, intentando llevar un estilo de vida lo más “normal” posible, procurando que el niño adquiera una autonomía propia que le ayude a superarse en cada momento.

Les podemos ayudar a conseguirlo con nuestro apoyo y nuestro cariño, pero tenemos que motivarles para que ellos avancen por su cuenta para lograr sus objetivos diarios.

Desde Akros trabajamos para ofrecer el material adaptado de mejor calidad, que está al alcance de todos los bolsillos y que sirve tanto para la educación en casa como para trabajar en la escuela.

Niños con discapacidad en la escuela

Generalmente los niños con discapacidad donde más ven afectas sus capacidades es en el colegio. Tanto el personal docente como los padres, deben estar pendientes de la inclusión social del menor a pesar de las limitaciones.

Adaptar los juegos y actividades para que el niño también pueda participar como uno más en ellas, no tratarle de manera diferente en cuanto a capacidad intelectual y asegurarse de que el colegio cumpla todas las medidas necesarias para facilitar el movimiento y la accesibilidad del niño a cualquier lugar del recinto.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.