Se lee en 5 minutos
Cómo entrenar la memoria de trabajo en niños
Evalúa este post

Que tu pequeño pueda recordar fácilmente las instrucciones de la maestra o las indicaciones que le diste antes de irse a la cama es una habilidad que no depende del todo de la suerte. La buena memoria también se ejercita y para que haya éxito debe hacerse desde temprana edad, es decir, cuando tu hijo aún es un “peque”.

¿Qué es la memoria de trabajo?

La memoria de trabajo es la destreza cognitiva que permite recordar datos, números, instrucciones, indicaciones, es decir almacenar información a corto plazo para luego aplicarla en el contexto o la circunstancia en la que nos desenvolvemos, aplicada en la escuela a los pequeños les permite recibir las instrucciones de la maestra para luego desarrollar alguna actividad o tarea, resolver problemas matemáticos o recordar datos en la lectura.

Resultado de imagen para Problemas de memoria en niños

Al desarrollar la memoria de trabajo de los niños de seguro tendrán un mejor rendimiento escolar. Te lo explicamos en términos más sencillos, la memoria de trabajo es la habilidad que le permite a tu niño recordar por ejemplo las normas o las instrucciones dadas por el maestro para hacer un dibujo: la forma de coger el lápiz, los colores que utilizará, el tema que abordará y el tiempo en que deberá hacerlo.

Problemas de memoria en niños

El doctor Manuel Antonio Fernández Fernández, pediatra especialista en neurología pediátrica explica que hay dos tipos de memoria: La memoria a corto plazo también llamada operativa y la memoria de trabajo que es la que permite almacenar en la mente por unos pocos segundos o minutos información que vamos a necesitar para algún fin pero que no necesariamente debemos guardar en la memoria a largo plazo. ¿ejemplo? Un número de teléfono que debes guardar al momento.

La memoria a largo plazo es aquella en la que se almacenan recuerdos, pensamientos, momentos, sensaciones que luego recordamos de manera voluntaria o no.

En cuanto a los problemas de la memoria en los niños, el mismo pediatra Fernández asegura que es poco frecuente encontrar problemas de memoria en niños, lo que sí se puede encontrar es problemas de atención que afecten la memoria.

 

Cuando un pequeño presenta problemas de memoria se puede estar frente a un niño que por alguna circunstancia haya sufrido un accidente que le haya afectado el sistema nervioso o haya sufrido una experiencia traumática y por ello su cerebro bloqueó algún recuerdo, pero esto se refiere más que todo a la memoria a largo plazo.

En el caso de la memoria de trabajo, los problemas relacionados están más que todo vinculados a los problemas de atención en los pequeños, es allí donde debe estar el enfoque a la hora de buscar una solución.

Actividades para entrenar la memoria funcional infantil

1.-Simplifica las instrucciones tanto como puedas.

Se directa a la hora de dar una instrucción a tu pequeño. Él almacenará más fácilmente las instrucciones simples.  Es decir no le digas a tu hijo, “Cuando hayas terminado toda la tarea de matemáticas que te asignó la maestra podrás salir al parque a jugar un rato con tus amigos”, mejor díle “Cuando termines tu tarea podrás salir a jugar”.

2.-Estimula su memoria fotográfica: Otro ejercicio sencillo es hacer ejercicios de visualización que además pueden resultar divertidos para su hijo. Por ejemplo jueguen ambos a mirar una fotografía por unos segundos y luego describir la mayor cantidad detalles que recuerdan de la imagen.

3.-Motívalo a recordar las letras de las canciones: Otro juego divertido para los niños y que estimulará su memoria de trabajo es recordar la letra o el estribillo de las canciones, puede sonar fácil pero en la práctica a veces toma tiempo, tanto en niños como en adultos, de lo que sí estamos seguros es que además de ser un método eficaz resulta entretenido.

4.-Juguemos a la memoria y a la asociación. Recuerda ese juego que todos alguna vez disfrutamos de pequeño, pues entonces ahora anímate a practicarlo con tu peque para estimular la memoria de trabajo. Es muy simple, pueden tomar unas cartas y decirle a tu pequeño que asocie las del mismo color o las del mismo dibujo, luego sepárenlas otras vez bajo su mirada voltéalas e invítalo a intentar recordar dónde las colocó.

5.-Los cuentos como aliados. Los niños generalmente tienen un cuento preferido, entonces podemos leerle algún cuento que ya conozcan y alternar la historia en alguna parte de la narración para incitar al niño a que nos corrija y recuerde los datos reales del cuento y la secuencia.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.