Se lee en 3 minutos
El olfato: las frutas y sus aromas – Juego sensorial Montessori
Evalúa este post

Los juegos sensoriales son un recurso idóneo para refinar los sentidos e invitarles a la exploración. Si estás buscando un juego sensorial para tus hijos o tus alumnos «El olfato: las frutas y sus aromas» te encantará.

 

Juego sensorial: aprendemos las frutas a través de los sentidos

Los niños aprenden mejor a través de los sentidos. Este juego  de asociación es un excelente medio para el desarrollo del lenguaje y la ampliación de vocabulario básico mediante la descripción de los aromas y fotografías de las frutas en cuanto a su intensidad, forma, color, tamaño,etc.

¿Cuál es el objetivo del juego? ¿Qué aprenden jugando a “El olfato: las frutas y sus aromas”?

Este juego está diseñado para desarrollar el sentido del olfato. Para ello se aprovecha el aroma natural de varias frutas: fresa, plátano, melocotón, piña, naranja, manzana, pera, limón, cereza, coco, melón y ciruela. Los aromas son claramente diferenciables y favorecen la discriminación olfativa al mismo tiempo que permiten, junto con las fotografías, establecer una asociación visual-olfativa entre cada fruta y su aroma. Además asociar el aspecto externo y el interno de la fruta, permite crear una imagen global y fiel de las frutas.

 

Mediante este juego sensorial de inspiración Montessori:

  • Desarrollan el sentido del olfato
  • Tienen un conocimiento global de las frutas
  • Potencian la asociación visual-olfativa y del pensamiento lógico
  • Interiorizan y clasifican el aroma de las frutas
  • Desarrollan la observación y adquieren la capacidad para relacionar objetos morfológicamente
  • Iniciación en el pensamiento abstracto.
  • Mejoran la coordinación psicomotriz al manipular las ficha y unirlas correctamente.
  • Desarrollo y ampliación de vocabulario básico.

 

¿Qué contiene el juego?

El juego sensorial «El olfato: las frutas y sus aromas» contiene 12 botes con el aroma de 12 frutas + 24 fotografías de las 12 (enteras y partidas)

Edad recomendada

Este juego sensorial Montessori está indicado para niños de 3 a 8 años. Con los más pequeños puedes ir guiándole en el juego.

 

¿Cómo se juega?

El juego tiene un sistema de comprobación en la base del bote y el anverso de las tarjetas. Ambos deben coincidir.

Te recomendamos repartir inicialmente los 12 botes de aromas para que el niño o los niños traten de reconocerlos, sabiendo que son aromas de frutas. Al tratar de adivinar los aromas, sin ver las imágenes de las frutas, potenciaremos el desarrollo del olfato. Posteriormente les animamos a relacionar cada aroma con la fruta fotografiada que le corresponda (aspecto externo), y finalmente buscar el aspecto interno. Cuando hayan relacionado todos  los aromas con sus frutas, se les dará la vuelta a los botes y a las fichas para comprobar si se ha hecho correctamente.

Sugerencias de presentación

¿Cómo puedes presentar este juego sensorial en el ambiente preparado Montessori? Te proponemos usar una bandeja de madera y 2 cestas de mimbre, como puedes ver en las imágenes. En una cesta coloca las imágenes de las frutas y en la otra los botes de olor.

 

¿Qué te ha parecido este juego que te proponemos para los pequeños de la casa? ¿Te animas a probarlo? ¡La diversión y el aprendizaje están asegurados!

 

Puedes ampliar información y descargarte la guía pedagógica completa con más actividades aquí.

 

SU USO EN EDUCACIÓN ESPECIAL: Este juego está indicado también para ser usado por niños de educación especial que necesiten trabajar las secuencias temporales.

NOTA: Lo comentado en este post es orientativo. Para niños con problemas específicos deben acudir a un especialista.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.