Se lee en 5 minutos
Estimula su creatividad con juegos de imaginación
Evalúa este post

La creatividad es un aspecto de nuestra psique que, además de sernos útil a la hora de crear productos únicos y relevantes en el ámbito artístico, literario, científico y demás, también nos es buena para desenvolvernos en múltiples situaciones de nuestra cotidianidad.

En ocasiones las soluciones más inteligentes a un problema son las más creativas y la persona común hace uso de su creatividad más veces de las que ella cree. Nuestra capacidad creadora no es una cosa que solo pertenezca a ciertas personas privilegiadas: se trata de un potencial con una utilidad práctica que puede ser cultivada y que se fortalecerá o debilitará en la medida en que el ambiente y la interacción la estimulen.

Creatividad

La estimulación de la creatividad en los niños

Los niños se encuentran en una etapa primordial de la vida para el desarrollo cognitivo, debido a su mayor plasticidad y capacidad para absorber información y adaptarse a la demandas de su ambiente. A pesar de las diferencias que puedan existir en cuanto a las capacidades de las personas, los beneficios de una rica y apropiada estimulación durante los primeros años resultan invaluables, es cuestión de hacer que el entorno y las actividades promuevan el desarrollo de la creatividad.

Para que cualquier tipo de estimulación tenga los efectos deseados, solo hace falta ser consistente y acompañar al niño en el proceso, para que este le resulte divertido y esté adaptado a su propio ritmo. Los juegos y demás actividades interactivas son apropiados para este propósito.

Juegos de imaginación

Los juegos de imaginación implican todas aquellas actividades donde el niño, solo o en compañía de otros, pueda materializar ideas que encuentre interesantes o divertidas desde su imaginación. Los juegos de rol o el uso de juguetes para simular situaciones curiosas o aventuras; las artes plásticas, como la pintura o la escultura con arcilla o plastilina para crear figuras de diverso tipo, son maneras sencillas que si se aplican de manera de forma recurrente y entretenida permiten al niño cultivar un pensamiento creativo que a su vez sea flexible y organizado en tanto puede interactuar con diferentes medios de expresar sus ideas y estructurarlas.

Coordinación de “juegos de imaginación” en actividades estimulantes

Si bien es cierto que existen actividades que en sí mismas son beneficiosas para el desarrollo de la creatividad y la imaginación, al mismo tiempo estas podrían aprovecharse mejor como herramientas de estimulación si se les da una direccionalidad que las convierta en actividades tanto divertidas como demandantes. Para ello es buena la participación de adultos, que preparen juegos o actividades organizadas lo bastante flexibles para permitir la integración de ocurrencias que tenga el niño o la niña.

Hemos mencionado algunos juegos de imaginación que encontramos particularmente productivos. En el caso de los juegos de rol, como juego de imaginación, el niño tiene la oportunidad de construir, en conjunto con otras personas, una situación narrativa que vaya desplegándose y transformándose a medida que se participa en ella, con lo que en un primer momento, si se decide jugar a que se está en un aventura en un país fantástico, luego podrán surgir cosas tales como nuevos compañeros de viaje, cambios en el paisaje, eventos novedosos, etc. Aquí, la participación de varias personas, entre ellas adultos, permite establecer una orientación a partir de la cual el niño pueda expresarse de manera creativa y participativa.Pintando

Por otro lado, las artes plásticas son un excelente recurso para estimular la creatividad en relación al uso de varios recursos. Si se toma el caso de la escultura con arcilla o plastilina, se podría pedir a los niños que hagan un animal nuevo con partes de los animales que más le gustan, que hagan una comida especial para él y un juguete que sea su favorito… De esta manera se le da cierta direccionalidad al proceso, pero se deja suficiente espacio para que el niño produzca algo que en sus propios términos sea interesante.

De igual forma, si se motiva al niño a que pinte o dibuje algo que le sea familiar, pero que al mismo tiempo le divierta y le requiera hacer nuevos usos de sus recursos y herramientas, ello será no solamente estimulante, sino también adaptado a sus gustos e intereses.

La importancia de realizar estos juegos para el niño, con cierta constancia y siempre de manera novedosa y entretenida, no está sólo en poder cultivar la creatividad de su pensamiento, sino también promover su confianza en la misma, y que a lo largo de su crecimiento interiorice lo bueno y útil que es agregar aunque sea un poco de creatividad e imaginación en el día a día.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.