Se lee en 8 minutos
Estimulación del lenguaje oral: trucos y ejercicios
Evalúa este post

¿Te gustaría estimular el lenguaje oral de tu pequeño? En Akros sabemos lo importante que es para ti que tu hijo aprenda a hablar, por lo cual te ofrecemos una guía completa de trucos y ejercicios que te ayudarán a estimular el lenguaje oral de tu hijo. ¿Quieres saber más? Entonces sigue leyendo.

¿Sabías que la capacidad de hablar es lo que diferencia al ser humano de las otras especies? Así es, el habla nos permite manifestar conocimientos, ideas, recuerdos, deseos, entre otros. Además, nos permite establecer un contacto con las otras personas, siendo de esta manera la vía principal de comunicación.

Teniendo en cuenta lo anterior, podemos entender la estimulación del lenguaje oral como un conjunto de actividades que tienen como objetivo desarrollar en los niños, sin presionar su ritmo evolutivo, las siguientes habilidades:

  • Fonológico/fonéticas.
  • Semánticas.
  • Pragmáticas.
  • Morfosintácticas.

El lenguaje es de suma importancia porque permite que nuestros pequeños puedan adquirir valores, creencias, costumbres, opiniones, entre otros, pertenecientes a su contexto social. Además, mediante el habla, el niño logra saber qué esperan de él, lo que debe esperar de los demás y a tener un comportamiento adecuado en distintas situaciones. Todas estas pautas se transmiten mediante el lenguaje oral.

Es necesario que, desde pequeños, estimulemos el lenguaje de nuestros niños, para poder mejorar sus futuras capacidades, evitando de esta manera cualquier posible trastorno del lenguaje. Además, debemos recordar que es muy importante mantener la motivación y la interacción con los niños para poder estimular el lenguaje oral de forma efectiva.

La importancia del juego en el aprendizaje

¿Sabías que el juego propicia el desarrollo del lenguaje? El juego tiene un papel fundamental en la adquisición del lenguaje porque mientras los niños juegan, hablan de forma constante. Es decir, el lenguaje y el juego siempre van de la mano.

Cuando el niño empieza a hablar, le gusta jugar, el mismo atraviesa un proceso de exploración del lenguaje, mediante la deformación de los sonidos o las palabras, el habla con la boca abierta, o los labios juntos, decir palabras al revés, entre otros. Éstas actividades permiten a que los niños aprendan a hablar. En Akros podrás encontrar los mejores juegos para desarrollar el lenguaje, ¡no te los pierdas!

Los ambientes más cercanos a los niños tienen un papel fundamental en la adquisición del lenguaje. Uno de estos es la escuela, la cual tiene un papel de suma importancia en el desarrollo y la optimización del lenguaje.

Siguiendo estas ideas, podemos decir entonces que el ambiente de clases debe ser flexible, entretenido, que promueva la comunicación y la interacción del niño con su medio, de esta manera, los niños podrán preguntar, dar sus opiniones, decir lo que piensan, entre otras cosas.

Actividades para estimular el uso de la lengua

Existen un conjunto de actividades que tienen como objetivo la estimulación del lenguaje oral. Las mismas permitirán que tu pequeño adquiera y desarrolle el lenguaje a su propio ritmo para que pueda establecer sus propios procesos de comunicación ¿Quieres saber cuáles son? ¡Sigue leyendo!

Cuentos y onomatopeyas

Los cuentos son un recurso bastante valioso en este ámbito. Leer cuentos a los niños permite que de forma gradual, comprendan lo que se les está contando, además, de estimular el habla.

Es común que los niños no respondan de forma rápida a la comprensión de los cuentos. Se trata de un proceso, en el cual cada niño lleva su propio ritmo. Lo que debemos hacer para facilitar dicho proceso es relatar cuentos que sean consonantes con la edad de los niños.

Otra actividad bastante utilizada son las onomatopeyas. Es fundamental el uso de las mismas cuando los más pequeños están aprendiendo a hablar, debido a que les permite conocer las cosas que los rodean como su cuerpo, los animales, los sonidos del ambiente, de los instrumentos musicales, entre otros.

Las onomatopeyas más utilizadas son los sonidos de animales debido a que atraen la atención de los niños de forma rápida. Al emplear animales de juguetes o tarjetas, podrás lograr que tu niño:

  • Identifique sonidos.
  • Reconozca los distintos sonidos que emiten los animales.
  • Identifique las onomatopeyas de cada animal.
  • Aumente su vocabulario.
  • Describa a los animales.
  • Clasifique a los animales por sus cualidades.

Canciones

¡No podemos dejar de lado las canciones! Las canciones infantiles representan un gran recurso al momento de adquirir el lenguaje oral porque permiten que los niños estimulen su atención y sentido del oído.

Además, fomentan la motricidad gruesa al indicarle al niño que debe realizar distintos movimientos de piernas, brazos, cabeza, manos, entre otros. Estos movimientos facilitan los espacios de comunicación entre el niño y sus compañeros, lo cual favorece el habla.

Juegos de títeres o marionetas

¿Qué es mejor que jugar con títeres o marionetas? Esta es una actividad que a los niños, por lo general, les gusta bastante. Los juegos que impliquen el uso de las marionetas propician el habla en los niños, por lo cual son de suma importancia en este proceso. En estas situaciones, sugerimos que los títeres interactúen con los niños, no solo porque llaman su atención, sino también porque los animará a hablar.

Narraciones espontáneas con fotografías

Otro elemento importante al cual le podrás sacar provecho son las fotografías, porque las mismas benefician el proceso de comunicación. Estas actividades consisten en mostrarles a los niños fotos de personas conocidas, como familiares, para que los mismos puedan narrar quién está en la foto y que se encuentra haciendo. Después de realizar preguntas de este tipo, el niño empezará a hablar y de forma gradual ampliará su lenguaje.

Grabaciones

La tecnología no puede quedar por fuera de estas actividades. Las grabaciones permiten que los niños aprendan de forma rápida el tono de su voz y la intensidad con la que habla, de esta manera, se estimula también la escucha, parte fundamental para que los pequeños hablen de forma adecuada.

Consejos para no agobiar al pequeño

  • Deberás respetar el propio ritmo del niño cuando él mismo se expresa.
  • Si el niño está contando algo, no lo interrumpas.
  • Dale al niño su propio tiempo, no anticipes las respuestas aunque tarde en darlas.
  • Si el pequeño comete errores, no debes reírte, eso solo entorpece el proceso. Lo que deberás hacer es estimular al niño repitiendo la expresión de forma constante.
  • Es fundamental que utilices de forma constante un lenguaje adulto y claro, evitando el lenguaje infantilizado y los diminutivos.
  • Debes enseñar y acostumbrar al niño a que aprenda a escuchar y ser escuchado. El niño debe aprender a mantener el contacto visual y a no interrumpir a los otros hasta que terminen su comentario.

¿Cuándo debo preocuparme?

  • Si tu niño tiene 6 meses y aún no habla, no sonríe al escuchar a un adulto, o no responde cuando este lo llama, debes estar alerta.
  • Si tiene un año y no señala con el dedo o emite alguna sílaba.
  • Si al tener 18 meses no trata de comunicarse o llamar la atención de los adultos, o si no reconoce personas.
  • Si al cumplir 2 años no ha dicho palabras separadas como mamá, agua, papá, u onomatopeyas como guau-guau.
  • Si al tener 3 años el niño no entiende oraciones sencillas y no dice palabras juntas que tengan sentido.

¿Ves todo lo que puedes hacer para lograr una adecuada estimulación del lenguaje oral en tu pequeño? Recuerda que existen diversas maneras de ayudar a tu hijo a adquirir y perfeccionar su lenguaje. En Akros te ayudamos con eso, razón por la cual podrás encontrar juegos para mejorar el habla y la pronunciación, ¡conocelos!

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.