Se lee en 5 minutos
Mi hijo ha pegado a otro niño ¿cómo gestionar las emociones negativas?
Evalúa este post

gestionar-emociones-negativasMuchos niños, antes o después, pegan a otros. Empujan, arañan o muerden a otros niños sin ser un episodio que se haya dado antes y al que le debemos dar la importancia apropiada.

Cuando esto sucede nos asustamos y pensamos ¿qué estará pasando por la cabeza de mi hijo? Debemos tener en cuenta que los niños pasan por muchas etapas, están creciendo y muchas veces ni si quiera ellos mismos saben qué les pasa para actuar de un modo u otro. Por eso, debemos ayudarles a comprender esas emociones negativas y a encauzarlas para que no se repitan convirtiéndolas en un comportamiento positivo.

Gestionar las emociones negativas y convertirlas en positivas

La inteligencia emocional se va desarrollando desde muy pequeños y del mismo modo que no debemos ceder ante una pataleta de un niño de dos años al que le negamos algo, tampoco debemos ceder ante un comportamiento negativo en edades más avanzadas.

La evolución de cada niño es diferente, pero antes o después todos acaban pasando por altibajos emocionales que son difíciles de comprender. Controlar esas emociones, tanto positivas como negativas, es un trabajo que nos llevará tiempo pero que tendremos que realizar para conseguir que la inteligencia emocional de nuestros hijos sea adecuada.

gestionar-emociones-negativas

Signos que nos indican emociones

Los niños exteriorizan sus emociones mediante signos que podemos ver reflejados en su cuerpo como pueden ser el sudor de las manos, la risa descontrolada, llanto, etc., sobre todo en escenarios diferentes para el, situaciones nuevas que no conozca y en las que tenga que ser el protagonista.

Por ejemplo salir por primera vez en una función del colegio ante todos los papás atentos con sus cámaras de video es un momento que a muchos niños les puede afectar de forma muy diferente. Algunos no querrán ni salir, otros se pondrán a llorar, otros saldrán felices y harán su actuación como si hubieran nacido para ello y otros se quedarán quietos, plantados delante de todo el mundo, haciendo algún movimiento esporádico pero sin tener muy claro qué hacer ni cómo salir de ese embrollo.

Cada persona es diferente y en el caso de los niños podemos verlo claramente, porque ellos gestionan sus emociones de una forma mucho más sincera y natural.

Cuando emociones como el miedo, la ansiedad o la inseguridad se convierten en un problema e impiden que el niño pueda tomar determinadas decisiones, esas emociones son emociones negativas, aun más si les paralizan y les impiden que puedan realizar cosas que les guste hacer.

gestionar-emociones-negativas

Consejos para convertir las emociones negativas en positivas

Existen algunos consejos que podemos seguir para ayudar a los niños a gestionar las emociones negativas:

  1. Hacer consciente al niño de sus emociones negativas, para ello debemos hablar mucho con ellos, explicarle cuales son los motivos por los que nos enfadamos o actuamos de determinada manera y cómo hacemos para controlarnos y que no nos perjudiquen.
  2. Comprender esas emociones, intentar indagar en el por qué de sus miedos y en la razón de sus comportamientos negativos.
  3. Ayudarles a superar esas emociones, aprender a superar los miedos que les hacen quedarse bloqueados y enseñarles a evitar que esas emociones negativas les dominen.
  4. Cambiar la emoción negativa en una acción positiva, armándose de valor cuando vaya a enfrentarse a alguna situación que le cree inseguridad, controlando la ansiedad y disfrutando del momento, enfrentándose a los miedos con determinación, felicitando a los otros niños por sus bonitos juguetes en lugar de lamentándose por no tenerlos.

gestionar-emociones-negativas

Educar la inteligencia emocional con juegos

Trabajar las experiencias que la vida nos pone en el camino como un aprendizaje tras otro, conociendo y desarrollando las emociones, es una labor que podemos realizar de forma más sencilla a través de juegos.

En Akros disponemos de juegos educativos orientados directamente a trabajar esa inteligencia emocional, para ayudarnos a conocer y gestionar las emociones que sentimos y que vemos en los demás.

Muchos niños tienen dificultades para expresar sus emociones o no comprenden realmente qué les sucede y no saben cómo asumir determinados hechos que les suceden.

Los juegos de emociones de La tienda de Akros son una herramienta eficaz que ayuda a adultos y niños a conocer y gestionar la inteligencia emocional y las emociones negativas.

El miedo es muy común en este tipo de trastornos, por lo que desde Akros queremos ayudar a padres y profesores a gestionar las emociones positivas y negativas de los más pequeños. Nuestro objetivo principal es el desarrollo de actividades y herramientas para que los más pequeños canalicen su inteligencia emocional, para que así puedan exteriorizar realmente sus sentimientos y carácter, algo que ayudará a profesionales y padres a descubrir posibles carencias afectivas, por ejemplo.

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.