Se lee en 8 minutos
Neurofeedback, ¿es efectivo para tratar el TDAH?
Evalúa este post

Para esa pregunta solo hay una respuesta posible y es: ¡Sí! Definitivamente gran cantidad de estudios han comprobado lo útil que es la utilización del neurofeedback en personas que sufren el Trastorno de Déficit de Atención con Hiperactividad. Los ayuda a relajarse, reducir la ansiedad y aumentar su capacidad de concentración, entre muchas otras cosas más. Lo importante es que asistas a un especialista entrenado en la implementación de este recurso.

Recordemos que el TDAH es una condición con la cual debe vivir la persona el resto de su vida, es decir, no tiene una cura como tal pero puede ser controlada para que la persona pueda llevar una vida más tranquila. Una adecuada terapia ayuda a los que padecen este trastorno a adaptarse mejor a su entorno y responder de manera funcional a la exigencias del mundo que los rodea.

En este artículo te contamos todo sobre en neurofeedback, para que conozcas como funciona, porqué sirve como un tratamiento para el TDAH y cómo utilizarlo.

¿Qué es el neurofeedback?

El neurofeedback o también llamado neurorretroalimentación es un tratamiento que tiene una base científica importante que consiste en un entrenamiento de la actividad eléctrica del cerebro, con el objetivo de optimizar las funciones del organismo, llevándolas a un funcionamiento mucho más saludable. Es muy útil como técnica de relajación, ayuda a la reducción de la ansiedad y para aumentar los niveles de concentración.

Con la utilización de esta técnica, el cerebro aprende a disminuir las ondas cerebrales que están desorganizadas y a aumentar ondas que proporcionan una actividad más funcional y regularizada, logrando resultados por tiempos más prolongados. Las ondas que se producen son las siguientes:

  • Alfa: relajación, tranquilidad y bienestar.
  • Beta: estados de alerta y atención consciente.
  • Delta: relacionadas con el sueño profundo, meditación y trance.
  • Ondas theta: relacionadas con estados de vigilia.

El neurofeedback a su vez es un tipo de terapia que pertenece al grupo de técnicas terapéuticas que llevan el nombre de: “Técnicas de Biofeedback”.

A través de un electroencefalograma (EEG) es posible registrar las señales de nuestras neuronas, específicamente se registran las corrientes eléctricas que se producen cuando se comunican entre ellas. Para esto, se colocan sensores sobre el cuero cabelludo, los cuales se conocen como electrodos.

El neurofeedback se apoya de la información recabada por el EGG junto a un software informático que transforma las ondas del cerebro en información tanto visual como auditiva. Para esto una persona estudiada para ello configura el programa con el propósito de premiar al paciente cuando se está trabajando en un rango de onda concreto.

Los rango de onda van de mayor a menor actividad cerebral. Cuando estamos relajados o dormidos, es un rango menor y cuando necesitamos estar concentrados o en estado de alerta hay un rango mayor de actividad del cerebro.

¿Sirve el neurofeedback como tratamiento único?

El neurofeedback no es una solución única a ningún trastorno o patología que presente un paciente, porque es necesario que se acompañe de otras técnicas y métodos para tener un mejoramiento global de la persona.

Resulta fundamental el acompañamiento psicológico y en algunos casos seguir con el tratamiento farmacológico, ya que la opinión de otros especialistas en el área de la salud mental es imprescindible.

Tampoco se puede pretender que los resultados ofrecidos por esta técnica son inmediatos, es necesario que se cumpla a cabalidad las sesiones que le han sido asignadas al paciente, que por lo general son dos por semana. Cumplir con el tratamiento es lo que de verdad va a garantizar la mejoría que se está esperando. Por lo tanto, tener el seguimiento correspondiente es vital.

Trastornos más comunes que se tratan con Neurofeedback

Estas son las siguientes trastornos para los cuales el neurofeedback es utilizado con más frecuencia:

  • Síndrome de Atención con Hiperactividad: Los niños logran tener mayor control de sus impulsos y en su funcionamiento en general.
  • Epilepsia: Ayuda a disminuir los ataques que se producen.
  • Trastorno del espectro autista: Ayuda a mejorar las capacidades de neuroregulación y la función metabólica.
  • Insomnio: En aquellas personas que sufren de insomnio por causas biológicas este método es ideal.

Evidencias a favor y en contra de esta terapia

Uno de los puntos a favor del neurofeedback es que es un método seguro, no invasivo, no farmacológico, sin efectos secundarios y duradero, con importantes beneficios para la salud. Además, puede ser utilizado en niños a partir de los 7 años de edad, en adolescentes, adultos y personas mayores.

Otra de sus evidencias a favor es que al actuar de forma directa en la actividad cerebral ayuda a mejorar el funcionamiento del cerebro.Otros beneficios del neurofeedback:

  • La regulación emocional
  • La concentración
  • Reducción del estrés
  • Control de los impulsos
  • Combatir el insomnio
  • Regular estados de ánimo
  • Reducción de las ansiedad

En el caso de pacientes con TDAH, es de gran apoyo gracias a que mejora su comportamiento alterado, permite que la persona logre una atención sostenida y que controle sus impulsos.

Por otra parte, hay otros especialistas que niegan los beneficios que trae utilizar neurofeedback porque no tiene la eficacia que promete. Para estos profesionales no existe evidencia suficientes para que se garantice con absoluta seguridad que parte de la mejoría del paciente se deba a la utilización de este método. Por lo tanto, están totalmente en contra de que se dejen los fármacos como tratamiento principal en gran variedad de trastornos mentales.

Desventajas de las terapias de neurofeedback

Dentro de las desventajas más importantes que se pueden encontrar respecto a la utilización del neurofeedback se encuentra que es una técnica muy costosa y de poca accesibilidad. Esto debido a que en la actualidad no está a disposición de la población en general y su uso es reducido casi de manera exclusiva al campo de la investigación.

Por otra parte, a la hora de determinar su eficacia se debe tener en cuenta que la técnica en sí se emplea en conjunto con otros tratamientos adicionales (fármacos y otros tratamientos psicológicos), por lo tanto, es difícil conocer el efecto directo de la técnica sobre la sintomatología pura del TDAH, por ejemplo.

Este método por sí solo, no promete ser una alternativa definitiva al uso de medicamentos, ni presenta una eficiencia demostrable como única intervención. Solamente, se usa como un recurso más en el tratamiento de distintos trastornos psicológicos.

Mitos y realidades sobre la neurorretroalimentación

  • ¿El neurofeedback es un procedimiento novedoso? Falso. El neurofeedback no es nada novedoso, empezó a utilizarse a finales de los años 60. Las primeras publicaciones que se conocen donde se habla de este procedimiento son de Joe Kamiya y datan del año 1968. En estas primeras publicaciones se planteaba la posibilidad del control de las ondas cerebrales por medio del entrenamiento.
  • ¿Solo se puede hacer neurofeedback por medio de EEG? Falso. También es posible que se realice neurofeedback con cualquier tipo de tecnología que brinde información en tiempo real acerca de la actividad cerebral. Se usan por ejemplo: Resonancia Magnética Funcional (RMF) o Ecografía de Doppler Transcraneal (ECT), entre otras.
  • ¿El neurofeedback lo cura todo? Falso. Aun cuando el Neurofeedback ayuda a que la persona que padece la alteración se recupere más pronto y mejor, es importante acotar que es solamente una herramienta más. Es necesario que la intervención sea multidisciplinaria para garantizar una mejoría y recuperación completa.
  • ¡El neurofeedback no sirve para nada! Falso. A lo largo del artículo te hemos venido comentando todas las ventajas que trae su utilización. Quienes niegan las bondades del neurofeedback sencillamente no están bien documentados al respecto. Lo más importante es que lo utilice un especialista en el tema, preferiblemente un psicólogo.

El neurofeedback es efectivo para tratar el TDAH si se usa de la forma correcta y en conjunto con otras terapias. Esta herramienta ayuda a que las personas estén menos alteradas y tengan más control sobre sus decisiones. Esperamos que esta información sobre el Neurofeedback te haya sido útil y te invitamos a continuar leyéndonos para que conozcas más sobre trastornos infantiles y soluciones novedosas.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.