Se lee en 8 minutos
Niños que escriben al revés
Evalúa este post

En este post te indicamos qué hacer si tu hijo escribe al revés

No es raro que los niños, de siete años en adelante sobre todo, inviertan las letras cuando leen y escriben. Sin embargo, esto puede ser síntoma de un déficit de atención e incluso aprendizaje.

¿Qué es la inversión de letras o escritura en espejo?

La inversión de letras o escritura en espejo es la producción de letras, palabras u oraciones en dirección inversa, es decir cuando los niños escriben al revés. Algunas personas pueden escribir en espejo intencionalmente; sin embargo, cuando no lo es puede ser síntoma de algún déficit, algo sorprendentemente común en los más pequeños.

A menudo, confunden la letra b con la d. En este artículo explicaremos en qué consiste invertir letras y si es una señal de dislexia, en qué momento es normal que se presente en los niños y cuando no lo es, qué hacer y cómo ayudar al niño en casa.

¿Invertir letras es una señal de dislexia?

La verdad es que la respuesta es NO. Sólo porque un niño escriba al revés no significa que tenga dislexia; si bien es cierto que, en algunas ocasiones, los niños con dislexia invierten letras. Los expertos afirman que la mayoría de los niños que escriben al revés no tienen ninguna dificultad de aprendizaje o atención.

Entonces, durante un tiempo, este comportamiento ocurre sin que ellos ni siquiera lo piensen. El cerebro tiene que ‘desaprender’ esta función. Se tarda un poco más en algunos niños, pero eventualmente perderán la capacidad de hacer esto. Una vez que se ha ido, resulta bastante difícil escribir con fluidez de derecha a izquierda con todas las letras invertidas.

Tampoco existen explicaciones subyacentes acerca de qué causa las reversiones. Las más comunes que se conocen hasta ahora son:

  • Que el niño no recuerde cómo trazar las letras.
  • Dificultad en su procesamiento visual.
  • Otra causa es que un niño podría tener problemas para discernir las imágenes y su orientación.

Lateralidad zurda o cruzada

La lateralidad cruzada o lateralidad zurda, es propia de los niños zurdos y con visión ocular zurda, es decir ven los objetos de derecha a izquierda, al revés de los niños diestros. Tal como sabemos, el sistema de escritura es de izquierda a derecha, lo que explica y resulta lógico que el niño zurdo cometa errores en su escritura, invirtiendo letras, palabras y números, algunas veces hasta oraciones enteras.

Las causas pueden ser variadas, descubre en Akros cuales son

Desarrollo de la percepción visual

El desarrollo de la percepción visual cobra especial relevancia sobre todo en las simetrías simples de derecha a izquierda y de arriba o de abajo, como ocurre con la Inversión de las letras b-p, b-d. Las más comunes son las dificultades en la percepción visual de derecha a izquierda y, la mayoría de los niños, presentan problemas en su procesamiento visual hasta los siete años, pero después de esta edad pueden ser signos de alerta que los niños sigan escribiendo al revés.

¿Los niños superan el hábito de invertir las letras?

En general, muchos de los niños dejarán de invertir letras al ir mejorando su lectura y poco a poco lograrán ser diestros al escribir. Como mencionamos anteriormente, invertir las letras es normal y muy común hasta los siete años. Esto significa que la b, d, p y q en realidad son las mismas letras. Sólo si te fijas a detalle  están invertidas y volteadas. Ya como adultos y lectores con experiencia, nos han enseñado que la posición marca una gran diferencia y significado. 

Los peques y las personas que aprenden a leer no lo distinguen de inmediato. Ir descubriendo esa realidad es parte del proceso de aprendizaje;  irá surgiendo en las diferentes etapas donde van desarrollando su habilidad fonética y se conviertan en lectores y escritores con más experienciaSi tu hijo escribe al revés después de los siete años, puede que sea una señal de alerta que indica la necesidad de una evaluación más profesional.

Esto puede llegar a desaparecer cuando los niños se vuelven lectores habituales

¿Qué debo hacer si mi hijo escribe en espejo?

No existe ningún inconveniente en ayudar a tu hijo a que aprenda a escribir sin invertir las letras y sin importar la edad que tenga. Si no tuviera un problema, lo más seguro es que salga adelante y deje de escribir de esta manera.

Si además descubres que tiene algún tipo de dificultad con el lenguaje o en su percepción visual, mientras más rápido deje de invertir las letras menos arraigado tendrá el hábito. Repetir constantemente un error causa que se cometa más seguido. Por ello, es mejor que el niño rompa el hábito lo antes posible.

¿Cómo puedo ayudar a mi hijo en casa?

Concéntrate en remediar una letra cada  vez, de modo que sea posible realizar varias repeticiones correctas de la práctica. Si tu hijo está invirtiendo las letras más comunes, empieza con la b. Los expertos recomiendan no trabajar con la d hasta que disminuyan los problemas con la b, es decir hasta que domine más su escritura. Luego puede trabajar en otras letras importantes que escriba al revés, como pueden ser la p o la q.

También los expertos recomiendan que tu hijo haga lo mismo con los números. Trabaja con un solo número a la vez y, cuando el niño domine ese número con todas sus fuerzas puede avanzar al siguiente.

Cuando trabajes con tu hijo en una letra en particular, intenta usar actividades multisensoriales para mantener la práctica divertida y atractiva. Puede hacer letras con diferentes materiales, como Play-Doh o papel de lija y luego que trate de hacerlo con los dedos.  También el niño puede escribir la letra b en una bandeja llena de arena, crema de afeitar o arroz, dibujando en el aire o repitiendo en voz alta el sonido de letra. Al practicar con las letras, define una estrategia para que la recuerde fácilmente.

Otro tip es que ayudes a tu hijo a establecer memoria visual o imagen de cada letra junto con el nombre y el sonido de la letra. Los niños, como mencionamos anteriormente, confunden letras reversibles como b y d porque tienen problemas para sacarlos de su memoria.

También pídele que haga una búsqueda de letras rodeando con un círculo todas las letras con las que tiene dificultades. Por último, practica diariamente con tu hijo durante varios días para ayudarle a desarrollar nuevos hábitos. Solo 5-10 minutos de práctica diaria ayudarán a reforzar la formación adecuada de las letras.

La práctica diaria ayuda a superar este trance

¿Qué debo hacer si mi hijo no lo supera?

Si tu hijo sigue escribiendo al revés a la edad de 8 años háblalo con su profesor en la escuela. El niño puede mejorar si el maestro le ofrece más tiempo para practicar después de clase. También infórmate sobre cómo solicitar una prueba si piensas que tu hijo pudiera tener dislexia o alguna otra dificultad de aprendizaje o de atención.

Como conclusión te proporcionamos algunos puntos clave:

  1. No dejes para después ayudar a tu hijo a evitar que escriba al revés.
  2. Al ayudar a tu hijo enfócate en una letra o número a la vez, es más fácil para el niño retener la información de esa forma.
  3. Si tu hijo sigue invirtiendo las letras en tercer grado, al cumplir los ocho años, habla con su profesor y considera solicitar una evaluación de la situación.

Ponte en contacto con nosotros para una evaluación de escritura a mano y una instrucción /remediación individualizada. La mejor manera de prevenir la inversión de letras es a través de una instrucción temprana apropiada. Si su hijo muestra inversiones, la intervención enfocada es la clave para ayudarlo a convertirse en un escritor exitoso. Para más información, te sugerimos consultar a uno de nuestros especialistas ya sea por teléfono o a través de nuestra web.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.