Se lee en 7 minutos
Parálisis atetósica, descubre este gran desconocido
3.5 (70%) 2 votos

Una de las características principales de la parálisis cerebral es que dificulta los mensajes que envía el cerebro a los músculos del cuerpo. Es por ello que la parálisis atetóstica puede presentar movimientos involuntarios de la lengua y la mandíbula que interfieren en la secuencia de la deglución.

De este modo, según la clasificación del Dr. Enric Denhoff, podemos hablar de diferentes tipos de parálisis cerebral:

  • Parálisis cerebral espástica
  • Parálisis cerebral discinética o atetósica
  • Parálisis cerebral atáxica
  • Parálisis cerebral mixtaslip-381940_1280

Qué es la parálisis atetósica

La parálisis cerebral en sí misma no es una enfermedad sino que es la forma en la que describimos determinados trastornos motores o del movimiento, que son consecuencia de un daño cerebral que el niño padece.

No aumentara en el transcurrir de la vida de nuestro hijo, pero sí que pueden variar las formas en las que se manifiesta según se va haciendo mayor.

Podríamos decir que los síntomas de la parálisis cerebral pueden llegar a cambiar con el paso del tiempo.

Sabemos que uno de cada 400 niños se ve afectado por una parálisis cerebral, pero también podemos decir que cada uno de esos niños tiene síntomas diferentes.

Con ayuda de todos aquellos que le rodean, tanto personal sanitario especializado, como padres y hermanos, el niño con parálisis puede llegar a aprender cómo controlar todos esos síntomas, para poder lograr su autonomía.

Hoy nos vamos a centrar en la Parálisis Cerebral Disquinética o Atetósica, un tipo de parálisis que puede dificultar el habla por diversas dificultades como:

  • Controlar la lengua.
  • Controlar la respiración.
  • Controlar las cuerdas vocales.

Un niño con parálisis atetósica puede además sufrir problemas auditivos.

baby-428395_1920

Los movimientos lentos e irregulares que caracterizan este tipo de parálisis, están relacionados directamente con la contracción de músculos, provocando así que el niño que la padece tenga posturas distónicas o en las que haya algún tipo de alteración.

Los niños con parálisis atetósica tienen dificultades posturales hasta el punto de presentar una inestabilidad, que afecta sobre todo a los extremos de sus miembros como:

  • Muñecas.
  • Dedos.
  • Pies.
  • Cabeza.

Todos ellos se presentan actitudes como:

  • Flexión de las muñecas.
  • Dedos híper-extendidos.
  • Lesión de las muñecas.
  • Pies rotados hacia fuera con las plantas flexionadas.
  • Cabeza retraída y normalmente rotada hacia un lado.
  • Cambios constantes de sus gestos en el rostro.
  • Lengua fuera de la boca.
  • Excesiva producción de saliva.

Cuando aumenta la tensión emocional de un niño que padece una parálisis cerebral como la parálisis atetósica se pueden observar movimientos en zigzag que se unen a los movimientos naturales, y que consiguen llegar a producir posturas muy extrañas.

La maduración del sistema motor es más lenta, ya que los niños con parálisis atetósica tardan en sentarse y después en caminar, y de hecho en algunos casos es imposible que puedan andar por la postura adquirida, por lo que se tienen que desplazar en silla de ruedas o en ocasiones se desplazan de rodillas.

Se presentan problemas para poder escribir e incluso para el lenguaje, y también para comer.

La inteligencia de los niños que padecen la parálisis atetósica suele ser normal, aunque en algunos casos puede verse afectada en mayor o menor medida. No obstante, en la mayoría de los casos se les confunde con niños que padecen de un retraso normal profundo, debido a la expresión de su cara.

Causas de la parálisis cerebral atetósica

Este tipo de parálisis no tiene una causa única ya que se puede generar por diversos factores, Están las causas pre-natales (ocurren antes del parto) afectando el desarrollo normal del feto.

Y las causas pos-natales (Durante o des pues del proceso del parto) la más frecuente de estas causas es la falta de oxigeno durante el nacimiento, pero aun así son muy pocas las probabilidades de parálisis cerebral a raíz de esto.

Causas Prenatales

  • Infecciones durante el embarazo: las infecciones maternas involucran membranas de la placenta que pueden contribuir a la parálisis cerebral en plazo completo.
  • Feto con oxigeno insuficiente: Se produce cuando el feto no puede recibir suficiente oxigeno debido a que se desgarra la pared del útero antes del parto, o la placenta no funciona correctamente.
  • Prematuridad: Muchos de estos pequeños bebés sufren de sangrado en el cerebro, lo que puede dañar el tejido cerebral delicado.
  • Enfermedad Rh: Es cuando hay alguna incompatibilidad entre la sangre de la madre y la del feto.
  • Malformaciones cerebrales: daño o desarrollo anormal del cerebro y del sistema nervioso.
  • Enfermedades genéticas: afección patológica causada por una alteración del genoma.

Causas pos natales

  • Infecciones cerebrales: pueden ser ocasionadas por organismos, virus, hongos y parásitos los cuales pueden causar infecciones en el cerebro y en la médula espinal.
  • Lesión en la cabeza: son una de las causas más comunes de discapacidad, se pueden producir por una caída o golpe muy fuerte en el cráneo y si son muy severas pueden ocasionar la muerte.
  • Asfixia durante el parto: se produce cuando el bebé no recibe todo el oxígeno que necesita justo antes o durante su nacimiento
  • Ictericia severa: Es cuando la pigmentación de la piel y la parte blanca de los ojos se pigmentan de color amarillento, esto se debe al pigmento llamado bilirrubina en la sangre.

Como tratar la parálisis atetósica

Durante los primeros 15 años de vida debemos trabajar para controlar y mejorar todos los problemas motores del niño con parálisis atetósica, ya que a partir de esa edad se estabilizan y no siguen mejorando.

baby-200760_1920Tanto los tratamientos con fisioterapia, como:

  • Terapias profesionales.
  • Logopedia.

Pueden formar todo un conjunto de tratamientos que debemos iniciar durante la primera infancia del niño, ya que generalmente es entre los nueve y los doce meses de vida del niño se pueden evaluar los déficits que presenta.

En el momento que se diagnostica que se tiene una parálisis cerebral y su tipología, es cuando debemos comenzar con el tratamiento.

La fisioterapia tiene como objetivos principales en los tratamientos de la parálisis atetósica:

  • Prevenir que los músculos que menos se usan se debiliten.
  •  Prevenir que los músculos se mantengan en una posición rígida por las contracciones.

Estas contracciones suceden sobre todo en este tipo de parálisis, concretamente en la parálisis atetósica.

El fisioterapeuta especializado les enseñará a los niños con este tipo de parálisis, algunos ejercicios para que puedan hacer a diario y conseguir fortalecer y estirar todos sus músculos.

Por otro lado, los logopedas les ayudarán a poder comer, tragar, hablar, etc., e incluso en el caso de que las dificultades sean graves, puede enseñar el lenguaje de los signos.

Si deseas mayor información sobre este u otros temas relacionados, visita nuestro blog y suscribete. La salud de tus niños es lo más importante no pases nada por alto.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.