Se lee en 4 minutos
¿Qué es la memoria de trabajo y por qué es tan importante?
4 (80%) 1 voto

El cerebro es nuestra computadora. Gracias a él podemos adquirir, guardar y recuperar información. Ese proceso que nos permite recordar datos, sucesos, experiencias y emociones es lo que conocemos como memoria. Este concepto es general porque hay varios tipos de memoria, entre ellas, la memoria de trabajo o memoria operativa.

La memoria de trabajo es el conjunto de procesos que nos permite guardar y procesar la información en un corto lapso de tiempo para realizar tareas cognitivas como la comprensión lectora, desarrollar habilidades matemáticas, tomar decisiones, cumplir con objetivos, resolver problemas de diferentes formas, mejorar el racionamiento y el aprendizaje.

Con esta memoria guardamos en la mente elementos o información mientras hacemos otras cosas. Por ejemplo, con ella retenemos lo que dice el profesor mientras anotamos los apuntes o sumamos mentalmente los precios de los productos que está marcando la cajera para saber si el dinero nos alcanza o no.

Es muy importante en el aprendizaje de los niños y jóvenes. Si los estudiantes tienen algún problema para desarrollar la memoria de trabajo, tendrán dificultades diarias en su proceso de aprendizaje porque no podrán guardar suficiente información que les permita llevar a cabo tareas de forma satisfactoria.

Es simple. Si se pierde o no se almacena información importante en la memoria de trabajo, se van a olvidar cosas como seguir instrucciones para cumplir con una tarea y detalles de lo que se está haciendo.

¿Cómo funciona la memoria de trabajo?

La memoria de trabajo es un tipo de memoria de corto plazo que nos permite almacenar temporalmente información y hacer uso de ella. Funciona de manera muy distinta a la memoria de largo plazo donde almacenamos, por ejemplo, nuestra historia.

La memoria de trabajo se encarga de las siguientes funciones:

  • Integra dos o más cosas que se han producido en una corta proximidad de tiempo, por ejemplo, los datos que han sido mencionado durante una conversación.
  • Asocia un nuevo conocimiento con una información que se encuentra almacenada en la memoria de largo plazo. Por ejemplo, tomar un dictado y recordar la frase que se debe escribir; mientras se toma en cuenta la ortografía de cada palabra.
  • También permite mantener en la mente alguna información mientras se pone atención en otra cosa; por ejemplo, recordar que debes contestar un correo electrónico mientras contestas una llamada telefónica.

Como te has dado cuenta, la memoria de trabajo la usamos constantemente y en todo tipo de actividades, por eso es tan importante para los niños en las diferentes actividades del aprendizaje y, por consiguiente, fundamental en la consecución de objetivos. En algunos casos, si se le escapan trocitos de información por un lado y otro, la situación en la escuela puede ponerse un poco caótica.

Algunos ejercicios para estimular la memoria de trabajo en niños

Un estudio realizado por la Universidad de Luxemburgo en asociación con universidades de Brasil señala que es lógico pensar que la memoria de trabajo en niños podría estar fuertemente conectada a la lectura y al rendimiento académico.

En las conclusiones señalan que la capacidad de un niño para mantener y trabajar con información en la mente (memoria de trabajo) supone el éxito en todos los aspectos del proceso de aprendizaje, independientemente del nivel de inteligencia.

Estimular la memoria de trabajo en los niños pueden hacerse de forma sencilla y en actividades cotidianas. Por ejemplo, invita a tu hijo a preparar una receta especial. Muéstrale todos los ingredientes y nómbralos en el orden en que se usarán. Luego, de fijarse en ellos, pídele que los evoque, los nombre y vaya preparándolos para realizar la receta.

Puedes leer cuentos con tu hijo y pedirle que luego de leer párrafos cortos, se detenga, recuerde lo que leyó y diga lo que comprendió. Igual puede ser con un video de youtube o una canción.

Los juegos de mesa, como la memoria, también son excelentes para ejercitar la memoria de trabajo. Otro ejercicio fácil y divertido puede hacerse luego de comer y con la participación de toda la familia. Cada miembro puede nombrar un objeto, un país, un animal o una fruta, y luego cada integrante deberá repetir lo que ha dicho cada uno de los jugadores.

La memoria de trabajo puede mejorarse no tiene que asumirse como un impedimento en el aprendizaje. Hay que fortalecer esta memoria en los niños y podemos hacerlo fácilmente. Con dedicación y ejercicios constantes, la memoria de trabajo y las actividades asociadas a ella pueden mejorar.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.