Se lee en 5 minutos
Qué regalar a un niño con Síndrome de Down
3 (60%) 1 voto

Los niños con Síndrome de Down necesitan más estimulación por parte de sus padres en casa y necesitan mucho contacto físico desde que son bebés.

Pueden jugar con los juguetes que sean adecuados para su edad, pero estos niños necesitan que se le estimule más por lo que los juguetes que sirvan para su estimulación serán perfectos para ellos.

sindrome-down

Qué es el Síndrome de Down

Para comenzar debemos explicar qué es el Síndrome de Down y de este modo poder comprender mejor cómo podemos ayudar y estimular a los niños que lo padecen.

El Síndrome de Down es una alteración dentro del equilibrio genético. Esta alteración provoca que el funcionamiento del organismo actúe de forma diferente, ocasionando que su desarrollo sea más lento.

Los cromosomas que componen las células de nuestro cuerpo, se dividen en 23 pares, es decir van de dos en dos, hasta llegar a los 46 cromosomas. En el caso del Síndrome de Down, el par 21 en lugar de dos cromosomas tiene tres, y de ahí le viene el nombre por el que también es conocido este síndrome, trisomía 21.

Este síndrome provoca un grado de discapacidad intelectual, que puede ser muy distinto de unos a otros individuos, y además se muestra en el aspecto exterior con algunos rasgos muy característicos.

Este síndrome no tiene grados diferentes, sino que afecta de forma diferente a cada individuo, alterando de diferente forma la conciencia sobre sí mismo o su entorno, su movimiento o su lenguaje.

No obstante, las personas que tienen Síndrome de Down son diferentes entre sí, cada individuo es único y del mismo modo, su personalidad, su aspecto físico y sus habilidades también lo son.

Todas las habilidades que el niño con Síndrome de Down vaya adquiriendo dependerán de la estimulación que reciba desde el primer momento, porque la atención temprana es fundamental.apilable-magnetico

 

Cuáles son los mejores juegos para los niños con Síndrome de Down

Como hemos dicho ya, los niños con Síndrome de Down necesitan que se les estimule especialmente, por eso debemos buscar ese tipo de juegos, adaptados para la edad que tengan.

  • Hasta los seis meses los juguetes más apropiados serán aquellos que tengan texturas, colores, formas diferentes, así como sonajeros, móviles para la cuna, mordedores y alfombras de actividades.
  • Antes de cumplir el año comenzará a explorar con más interés y reconocerá las voces, por lo que los juegos con sonidos, las pelotas, los andadores, los muñecos de trapo, etc., serán perfectos, así como los centros de actividades en los que puedan tocar botones, girar ruedas y hacer ruido con sus golpes.
  • A partir del año y hasta el año y medio las alfombras de actividades serán un gran aliado, ya que las podrán explorar más a fondo y querrán tocar todas las texturas y sonidos. Es el momento de incluir las pirámides de anillas, las torres de cubitos que se pueden encajar o los muñecos blanditos que tienen un sonido al apretarlos, pero también todos aquellos juegos que puedan servirles para imitar como peines, mesas, sillas, coches, animales, etc.
  • Hasta los dos años los muñecos para disfrutar del baño, los bloquea para encajar con tamaños más grandes, pelotas de formas diferentes, cosas que puedan arrastrar e instrumentos musicales como tambores, pandereta, etc.
  • Desde los dos hasta los cuatro años disfrutarán con las construcciones y juegos de bloques, los cuentos que tengan dibujos muy claros y los corre pasillos en forma de moto. Las pelotas, los coches, las muñecas, animalitos, pinturas, cuadernos, …

sindrome-de-down

Que regalar a un niño con síndrome de down

Los bloques de construcciones les ayudarán a estimular tanto la psicomotricidad fina como la psicomotricidad gruesa.

Trabajar la psicomotricidad gruesa les ayuda a conseguir un mejor tono muscular, pero también a coordinar y a obtener una postura adecuadas. Para ello, los columpios que hay en los parques son perfectos, aunque siempre debemos supervisarlos de cerca.

Por otro lado, además de los bloques de construcción, hay algunos elementos como los triciclos o los corre-pasillos que tienen forma de moto con la rueda ancha, que les proporcionan estabilidad y equilibrio. Además las pelotas que tienen diferentes texturas y tamaños o cualquier objeto de uso cotidiano, como cajas de cartón por ejemplo, en el que se puedan subir, meter y dar rienda suelta a su imaginación, serán muy beneficiosos.

En el caso de la estimulación de la psicomotricidad fina, notaremos que los niños necesitan mejorar sus habilidades manuales, para adquirir mayor destreza con sus manos y con la coordinación de sus dedos. Para esto vuelven a ser muy importantes los bloques de construcciones, pero además los juguetes con accesorios para encajar, con diferentes formas, o los juegos con animalitos de granja, escuelas o parques que representan diferentes ambientes, las pinturas de dedos, las plastilinas, etc.

En cuanto a las habilidades cognitivas, podemos estimular a los niños para que las desarrollen con puzzles, rompecabezas, juegos de memoria con fichas, construcciones, muñecas con ropitas para vestirlas de diferente forma, cuentos, coches, casas, disfraces, etc.

Conoce mas sobre los juegos para síndrome de Down

Artículos Relacionados

Una Respuesta

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.