Se lee en 5 minutos
Todo lo que debes saber sobre la percepción táctil
5 (100%) 1 voto

El sentido del tacto es uno de los más importantes sentidos y quizá el más conocido de los tres sistemas sensoriales básicos. Es la habilidad de recibir e interpretar estímulos a través del contacto con la piel.La percepción táctil es un medio vital que proporciona una variada información del medio.

Para un niño el sentido más importante es el taco, es el primer contacto que tiene con su madre, las caricias constituyen el medio de relacionamiento con otras personas que le permiten aprender que su cuerpo es diferente de los demás.

percepción táctil

 

Es el sentido más extenso de nuestro cuerpo. Es donde comienza nuestro primer aprendizaje, nuestra relación con el mundo. Su desarrollo Inicia tempranamente después de la concepción y está activo en su totalidad incluso mucho antes de que el bebé nazca. De este modo, el desarrollo del niño depende, en gran medida, de la cantidad y la calidad de los estímulos que recibe, así como del ambiente que les rodea y de la dedicación de las personas de su entorno. Una buena educación y estimulación de los sentidos ha de ayudar de una manera armónica a los niños, de modo que se desarrollen todas sus facetas con la misma intensidad y profundidad.

Percepción táctil: definición

La percepción táctil es un medio vital que proporciona una variada información del medio. A través de la piel, se obtiene información de las cualidades táctiles como textura, forma, tamaño, relieve, presión, temperatura o dolor. En la percepción intervienen los sentidos y una serie de actividades cognoscitivas que nos ayudan a interpretar las sensaciones auditivas, táctiles, olfativas, gustativas o visuales que llegan al cerebro. Así se elaboran los conocimientos y se crean imágenes mentales.

Ejercicios de percepción táctil

Las actividades de percepción táctil le ayudan a los niños a desarrollar el sentido del tacto necesario para construir las habilidades motoras finas y ganar EL control de movimientos musculares pequeños.

Hay una serie de ejercicios que contribuyen a la estimulación de la percepción táctil tales como; modelar con arcilla, plastilina u otra tipo de mezcla, La información que se transmite al cerebro desde la punta de los dedos ejercita la percepción táctil y el amasado del material desarrolla las habilidades motoras finas.

Otra actividad estimulante es trazar el alfabeto, en este ejercicio los niños necesitan de mucha concentración para trazar las letras, y con la práctica, hacerlo fortalecerá los músculos y proporcionará mayor control sobre los pequeños grupos musculares de la mano. De igual forma, el pintar con los dedos, además de ser una actividad que les encanta a los niños, los ayuda a ejercitar su percepción táctil.

Hacer collares y brazaletes con cuentas es una actividad artesanal divertida y una buena manera de fortalecer la coordinación mano-ojo.

Es necesario que el material utilizado en los diferentes ejercicios para fortalecer la estimulación, disponga de características táctiles suficientemente contrastadas y diferenciadas.  También es conveniente que los objetos utilizados tengan diferentes texturas y formas, y sean accesibles a nivel manipulativo para facilitar su acceso a niños que puedan presentar dificultades a este nivel.  De igual forma, debemos procurar que las primeras experiencias táctiles le sean agradables y gratificantes para evitar posibles rechazos a futuro.

La percepción cinestésica en niños con discapacidad visual

La percepción dinámica o cinestésica permite percibir el objeto, su textura, aspereza, dureza y forma. La mano no dominante es la responsable de sujetar el objeto y se encarga de proporcionar los puntos de referencia mientras la mano dominante lo explora, realiza movimientos sobre el objeto e integra los datos que obtiene hasta configurar un concepto global de lo explorado.

Para las niños con discapacidad visual, los estímulos sensoriales no visuales son más significativos y su percepción se organiza de forma diferente al resto, con el objetivo de que la información le sea más útil. Por eso, generalmente las personas que no ven tienen más agudeza auditiva o táctil. Y esto se debe a que necesitan aprovechar al máximo la información que recibe. Cuando la información visual es menor, la información de los otros sentidos cobra mayor importancia. Es decir, se aprende a compensar la falta de visión con el resto de los sentidos, y el lenguaje.

El hecho de que un niño no vea no significa que no tenga imágenes. El resto de los sentidos como: el tacto, el oído, el olfato, el gusto y el sentido cinestésico le proporcionarán  sus imágenes sensoriales.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.