Se lee en 7 minutos
Tratamiento de la disfonía
Evalúa este post

Problemas en la vozLa disfonía, o trastorno de la voz, puede ser una patología muy limitante, interfiriendo en la capacidad de comunicarse del afectado.

¿Qué es la disfonía?

Las personas desarrollan trastornos de la voz por causas múltiples, desde un uso indebido de las cuerdas vocales, hasta  alergias o cáncer de laringe. Entre ambos extremos existen múltiples situaciones clínicas responsables de la disfonía, que deben ser diagnosticadas y tratadas correctamente. Los diversos trastornos de la voz que determinan la incapacidad de fonación total o parcial a continuación, presentan una amplia variabilidad: desde ronquera sencilla (voz ronca o seco) hasta la afonía (ausencia completa de voz).

Disfonía es el término médico que designa de forma genérica una alteración de la voz. El trastorno puede ser temporal o permanente, estructural o funcional de uno o más órganos que participan en el discurso hablado. Tal alteración puede afectar a la vocalización, la estructura tonal, el volumen o la calidad de la voz. La disfonía también conlleva dolor e incomodidad al hablar.

Mecanismo del habla

La voz es el resultado de interacciones complejas que implican múltiples estructuras respiratorias. Durante la exhalación, el aire expulsado por los pulmones por la tráquea hacia la laringe, pasa suavemente a través de la glotis y determina la vibración de las cuerdas vocales. La tensión de las cuerdas vocales varía y produce un rango específico de sonidos.

La intensidad del sonido depende del diámetro y longitud de la laringe, y de la tensión de las cuerdas vocales. La tensión de las cuerdas se controla mediante la contracción voluntaria muscular que cambia de posición de los cartílagos de la glotis. Cuando la distancia aumenta, las cuerdas vocales se estiran y se aumenta la intensidad de la voz; cuando disminuye, las cuerdas vocales se aflojan y la altura del sonido cae.

La laringe entera se implica en el habla, porque sus paredes vibran, produciendo un sonido compuesto. Al igual que los fenómenos de amplificación y de resonancia (calidad y volumen) que tienen lugar gracias a la acción de la laringe, las cavidades oral y nasal, y los senos paranasales. La emisión del lenguaje articulado depende de los movimientos voluntarios de la lengua, los dientes, los labios y las mejillas. El daño a cualquiera de estas estructuras puede conducir a una alteración en la producción o en el control de la voz. Por ejemplo, si las cuerdas vocales se inflaman, se desarrollan nódulos o parálisis, no pueden vibrar correctamente y aparece la disfonía.

Tipos de disfonía

Los trastornos de la voz pueden obedecer a causas orgánicas y funcionales. Se trata de alteraciones morfológicas o neuromusculares de una o más estructuras que intervienen en la fonación. Entre ellas destacan:

Causas orgánicas

  • Laringitis. Inflamación aguda de la faringe por causa viral o bacteriana, o crónica por causa del tabaco o el reflujo laríngeo-faríngeo.
  • Malformaciones congénitas.
  • Tumores malignos en el pulmón, laringe, boca, garganta o fosas nasales. Incluyen patologías precancerosas como la displasia, o tumores malignos como el carcinoma de células escamosas.
  • Traumatismo. Accidental, penetrante o térmico. Traumatismo iatrogénico, por causa de un tratamiento quirúrgico, o por una intubación.
  • Causas metabólicas o enfermedades endocrinas tales como el hipotiroidismo.
  • Trastornos neuromusculares tales como la disfonía espasmódica o parálisis de las cuerdas vocales.

Causas funcionales

Consisten en un exceso o defecto de la funcionalidad de la voz. Hay una amplia variedad de causas posibles de alteraciones de la voz. Algunas resultan sencillas de evaluar y tratar, mientras que otras requieren más atención, especialmente cuando no tienden a mejorar con eltiempo o con las terapias estándar.

  • Una fuente de disfonía funcional puede ser el mal uso de la voz. Tanto el abuso, como el exceso de trabajo. A veces, lo que debería sernatural no sucede, ya sea por un componente de comportamiento o piscológico, o en situaciones laborales que implican continuos esfuerzos vocales. Puede ocurrir que la persona hable de forma funcionalmente incorrecta y, cada vez que usa la voz, genera irritación en las cuerdas vocales. Se produce porque, mientras habla la persona, no usa la bocanada de aire de exhalación, emite las palabras con ausencia de flujo de aire y daña las cuerdas vocales. La persistencia de este comportamiento puede causar afonía, o completa falta de voz.
  • Las alteraciones musculares o el debilitamiento de los músculos fónicos y alteraciones de las vías respiratorias por causas psicógenas. Un trauma psicológico puede provocar la pérdida de funcionalidad.
  • Disfonía idiopática. Aparece sin causa aparente y no tiene un diagnóstico claro. La disfonía puede ser un síntoma de ciertas enfermedades más que una patología en sí.

Cualquier persona en cualquier momento de su vida puede desarrollar una disfonía. Ciertas profesiones en las que se emplea la voz son más susceptibles, como los cantantes, locutores y actores; o en las que se está en contacto con tóxicos potenciales, como personal médico.

¿Cuál es el tratamiento de la disfonía?

Primero debe hacerse todo lo posible para identificar y eliminar los causantes. También elementos que contribuyen a la disfonía como el estrés, el tabaquismo y el alcohol. Uno de los aspectos más importantes de la gestión de los trastornos de la voz es la prevención: reposo absoluto (sin hablar o en voz baja) durante dos o tres días, evitar fumar y la hidratación.

El tratamiento puede incluir medicamentos, cirugía, terapia del habla, o una combinación de intervenciones. La terapia puede, en la mayoría de los casos, restaurar la voz normal, aunque puede tomar un tiempo considerable. La terapia depende de la causa y la gravedad de la patología y puede ser:

Tratamiento médico

Comienza con la identificación de los factores causantes de la alteración de voz. Estos son muy variados, por ejemplo: alergia, infección, reflujo gástrico, irritantes inhalados por accidente o cusas traumáticas. Existe una variada medicación para el tratamiento de los trastornos de la voz. Dependiendo de la causa de la disfonía, el médico prescribirá un tratamiento para la inflamación, infección bacteriana o viral, reflujo gastroesofágico u otras causas.

Los medicamentos se administran por vía oral, inyección en las cuerdas vocales, aplicación local o cirugía. Por ejemplo, en casos de emergencia en cantantes o actores, se les pueden inyectar esteroides. Otros tratamientos dependen de la causa específica, como en el caso de la medicación para el tratamiento de la alergia.

En casos de disfonía espasmódica, las inyecciones de pequeñas cantidades de la toxina botulínica pueden  reducir los espasmos musculares o movimientos anormales. Esta disfonía es causada por trastornos del movimiento neurológicos que afectan a los músculos vocales de la laringe

Tratamiento quirúrgico y terapia del habla

La cirugía engloba procedimientos como la microlaringoscopia, que elimina las lesiones no cancerosas, precancerosas y cancerosas de las cuerdas vocales. Otro procedimiento es la resección endoscópica.

Terapia del habla y el lenguaje. Consiste en la rehabilitación logopédica, o entrenamiento vocal, enfocado a ayudar a mejorar el uso de la voz y evitar el abuso de. El terapeuta del lenguaje juega un papel importante en la evaluación y tratamiento de pacientes con trastornos de la voz. Algunas causa comunes, debido, por ejemplo, el edema de Reinke, nódulos en las cuerdas vocales y abuso vocal. La terapia suele requerir varias semanas o meses antes de que las mejoras resulten evidentes. La eficacia del tratamiento se incrementa si el paciente está motivado para seguir el tratamiento.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.