Se lee en 7 minutos
Cómo utilizar las fichas de lectoescritura
4.5 (90%) 2 votos

Uno de los aprendizajes  más importantes de la etapa escolar de los más pequeños es la adquisición de la lectura y la escritura. Desde los inicios de la etapa escolar, se dedican muchas horas de los currículos académicos a la lectoescritura, cuyo aprendizaje se extenderá durante toda vida académica. Por este motivo, es interesante que sea trabajada en el colegio y en casa y que se haga de forma lúdica para que los niños se sientan atraídos hacia la lectura y la escritura y se les abra la puerta al mundo del conocimiento.

Qué son las fichas de lectoescrituraLa lectoescritura es un proceso necesario en el aprendizaje de los más pequeños

Las fichas de lectoescritura son recursos educativos que permiten trabajar esta destreza tanto en el aula como fuera de ella. Estas fichas permiten poner en práctica los conceptos trabajados de forma teórica, además son muy importantes para asentar los conocimientos e interiorizar el aprendizaje, automatizando la lectura y la escritura.

Para qué sirven las fichas de lectoescritura

Las fichas de lectoescritura es un recurso educativo que permite trabajar diferentes aspectos relacionados con la lectura y la escritura. Su utilidad es muy amplia y algunos de los aspectos que se pueden poner en práctica son:

  • Organizar la información extraída de un texto y poder recoger los datos importantes de lo que se lee.
  • Almacenar información para poder consultarla en el futuro.
  • Es un ejercicio de comprensión lectora, en la que se trabaja la organización de información, jerarquización de la información, deducción, etc.
  • Permite trabajar la identificación de letras, la asociación de fonemas a grafías y viceversa, formación de palabras, etc.
  • Son útiles para poner en práctica la lectura global.
  • Trabajar la caligrafía.
  • Mejorar la psicomotricidad fina y en consecuencia, los trazos y grafías.
  • En general, permiten poner en práctica las habilidades de lectura y escritura aprendidas y poder automatizar los procesos más rápido.

Tipos de fichas

Fonemas y sílabas

En las fichas que trabajan los fonemas y las sílabas se presentan palabras seleccionadas por el fonema presentándose las sílabas, palabras o imágenes correspondientes. Algunas ejemplos de este tipo de fichas son:

  • Denominar las palabras o sílabas presentadas. Lectura en voz alta.
  • Asociar vocales o sílabas a sus grafías.
  • Copiar sílabas.
  • Lectura de palabras y asociarlas a la imagen.

Completar palabras con segmentoslos puzles de letras permiten trabajar la lectoescritura de forma lúdica

Estas fichas trabajan la formación de las palabras. En los métodos de aprendizaje de lectoescritura la segmentación de palabras en sílabas o segmentos aleatorios es un paso importante. Ejemplos de este tipo de ficha de lectoescritura son:

  • Presentar una palabra con huecos, en la que se le dan las consonantes y se deben de colocar las vocales para formas las palabras adecuadas.
  • Presentar la palabra solo con las vocales y que deban rellenar los huecos con las consonantes.
  • Presentar una imagen y que deban escribir la palabra.
  • Partiendo de la sílaba inicial completar la palabra.
  • Partiendo de la sílaba final completar la palabra.

Componer palabras con las sílabas

Al igual que las fichas anteriores, este tipo de actividades de lectoescritura permite poner en práctica la formación de palabras y el reconocimiento de sílabas dentro de una palabra, siendo esta última el elemento global.

  • Presentarle sílabas aleatorias y que tenga que formar palabras. Esta actividad puede incluir imágenes para que sea más fácil partiendo del referente.
  • Presentar la palabra descompuesta en letras para que el niño o niña las una y forme la palabra que representa la imagen.
  • Presentar una sopa de letras, en la que los niños o niñas deban unirlas para formar las palabras que representan los dibujos.

Asociar grafías a palabras

La lectura global parte de la asociación de las grafías o palabras a la imagen que representa. Este tipo de fichas trabajan el primer paso de la lectura global, facilitando el aprendizaje de la lectoescritura al estar presente el referente. Algunos ejemplos de actividades son:

  • Relacionar una sílaba con la imagen que la contiene.
  • Asociar una palabra con la imagen a la que hace referencia.
  • Relacionar una consonante con la o las imágenes que la contienen.
  • Seleccionar las grafías que contienen determinadas sílabas, vocales o consonantes.

Lectura y escritura de palabras

  • Dibujar palabras que contengan un determinado fonema.
  • Presentar diferentes imágenes y escribir las palabras correspondientes.
  • Leer una palabra y dibujar la imagen a la que se refiere.
  • Dibujar imágenes que contengan un determinado fonema, sílaba o letra.
  • Seleccionar las palabras que contengan un determinado fonema y escribirla.
  • Leer las palabras que se presentar y copiarlas.

Cómo usar las fichas de lectoescritura

Las fichas de lectoescritura sirven para reforzar y trabajar el complejo proceso de aprender a leer y escribir. Lo principal es que primero se seleccione el tipo de método de aprendizaje de la lectoescritura a trabajar y a partir de ahí, seleccionar el tipo de ficha adecuada en función del momento de aprendizaje del niño.

Por ejemplo, si el método elegido es el  global, empezaremos enseñándole a asociar las palabras a las imágenes a las que hacen referencia, por lo que deberemos empezar por fichas de lectoescritura del tipo que asocian grafías a palabras. Conforme se avance en la enseñanza deberemos pasar a fichas de segmentación de palabras y de completar palabras con sílabas, que es el segundo paso a seguir en la lectura global, en la que se enseña al niño o niña a segmentar las palabras que ya conoce e ir aprendiendo las sílabas. Por último, en la enseñanza de las letras y los fonemas pasaremos a usar las fichas que trabajan estos objetivos.asociar las palabras a las imágenes a las que hacen referencia son juegos interesantes para trabajar la lectoescritura

Los mejores kits de lectoescritura

Las fichas de lectoescritura deben combinarse para trabajar los distintos objetivos, por lo que más que determinar cuáles son más idóneas, lo importante es determinar el nivel del niño y elegir aquellas que le permitan trabajar aquello en lo que tiene más dificultades.

Por otro lado, existen otros recursos educativos, más lúdicos, que permiten poner en práctica las mismas competencias a través del juego. Este tipo de recursos resulta mucho más atractivo a los niños ya que son mucho más motivantes y ayuda a que el aprendizaje sea más eficaz. Por este motivo, es importante que sean tenidos en cuenta tanto en el aula, para ser alternados con las fichas tradicionales, como en el hogar, como juego que permite al niño además de divertirse aprender y poner en práctica los conceptos trabajados. En niños y niñas con dificultades en lectoescritura, estos kits son mucho más importantes, ya que va a fomentar su motivación por aprender y ésta suele estar mermada en los niños y niñas con problemas. Algunos ejemplos son:

  • Puzles de letras. Estos puzles permiten trabajar la formación de palabras a través de las letras que la componen y así el niño observará como las mismas letras están contenidas en diferentes palabras. Además, podemos trabajar la asociación de fonemas a letras y sílabas.
  • Puzles de sílabas o segmentos. En este caso, permite trabajar la composición de palabras, identificación de sílabas, asociación de sílabas a fonemas, identificar sílabas idénticas en diferentes palabras, etc.
  • Lotos de palabras. Trabaja la asociación de las palabras al dibujo al que se refiere, es decir asociar la grafía a la palabra que denomina la imagen.
  • Logobits. Es una serie de juegos diseñados todos ellos para trabajar la lectoescritura. Algunos de ellos trabajan la discriminación entre fonemas similares como z/s. Trabajar la r/rr, h/ch, etc.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.