Juegos de Emociones

Juegos de Emociones

Aprender a razonar, resolver problemas matemáticos, o escribir sin faltas de ortografía, son habilidades muy importantes que debemos estimular e impulsar en nuestros pequeños. Pero no debemos olvidarnos de una parte fundamental en su desarrollo: entender y saber gestionar sus propias emociones.

Saber cuáles son las emociones básicas y sus nombres, cómo nos hace sentir cada emoción o con qué gestos las expresamos es un aprendizaje muy importante y útil en nuestras vidas.

Con los siguientes juegos podrás trabajar de formas diferentes las emociones desde edades muy tempranas.


1 Opiniones(s)

Juego para aprender a identificar iconos de expresiones faciales, y asociarlos con imágenes de expresiones reales.

En stock
22,50 €

Juego para aprender a reconocer, a partir de expresiones y gestos, las 10 emociones básicas que guían nuestro comportamiento. Permite nombrarlas, clasificarlas en agradables y desagradables, y ordenarlas según su intensidad. Desarrollado en colaboración con Mar Romera, especialista en Inteligencia Emocional. Presidenta de la Asociación Pedagógica...

En stock
18,50 €

Juego de asociación con sistema de bingo para aprender a diferenciar y reconocer las emociones básicas, asociando la imagen de cada emoción con su sonido correspondiente.

En stock
32,50 €

1 Opiniones(s)

Set de 6 marionetas para descubrir las emociones. Cuatro de ellas son reversibles. Incluye un CD MP3 con 2 cuentos en varios idiomas para su representación.

En stock
44,50 €

Set con 10 maxi-sellos para jugar y representar las 10 emociones básicas que guían nuestro comportamiento: alegría, seguridad, admiración, curiosidad, sorpresa, ira, asco, tristeza, miedo y culpa. El niño puede identificar y expresar sus emociones. Ayuda a desarrollar habilidades sociales y emocionales. Aptos para cualquier tinta.

En stock
17,50 €

Aprender a desarrollar la empatía

Cuando somos pequeños, aprender a observar con detenimiento los detalles de lo que nos rodea es un proceso que requiere de entrenamiento.

Del mismo modo, escuchar con atención, desarrollar el olfato o aprender a discriminar a través del tacto son capacidades entrenables que mejoran con la experiencia, igual que reconocer estados de ánimo y emocionales en nosotros  mismos y en los demás.

En esta sección podrás encontrar juegos específicos para que los más pequeños aprendan a gestionar sus propias emociones y a reconocer las de los demás, desarrollando la empatía y utilizando para ello sus cinco sentidos, especialmente la vista, con el reconocimiento de las expresiones faciales de los que les rodean.

Son juegos que pueden ayudar mucho cuando en un aula existe algún niño con una discapacidad, pues los compañeros comprenderán mejor cuales son las dificultades por las que tiene que pasar para poder llegar al mismo objetivo que ellos. Nos referimos sobre todo a las discapacidades auditivas y visuales.

Cómo reconocer las emociones propias y las de los demás

El desarrollo de la empatía y la gestión de nuestras propias emociones y de aquellas que percibimos en los demás es un proceso que se inicia en la infancia, pero que continúa durante toda la vida. No todo el mundo tiene la misma  facilidad para comprender cómo se sienten los demás ante una situación concreta, del mismo modo que hay personas a las que les cuesta muy poco verbalizar todo lo que piensan y sienten, mientras que hay otras que resultan una incógnita para aquellos que les rodean.

Con los juegos especialmente  diseñados para la gestión de emociones que encontrarás en la tienda de Akros, te resultará mucho más sencillo ayudar a tus hijos o alumnos a verbalizar sus sentimientos y a ponerse en el lugar de sus compañeros cuando éstos hagan lo propio.

Entre otros, puedes encontrar juegos para reconocer las expresiones  faciales, uniéndolas a una emoción concreta, marionetas de emociones, puzles o maxi sellos, entre otros materiales  que te permitirán guiar al niño en el proceso de autoaprendizaje que supone aprender a reconocer y gestionar los propios sentimientos  y los de las personas que nos rodean.