Smuzi (pasta para modelar)

Smuzi (pasta para modelar coloreable)

Modelar es una de las actividades que más gusta a los niños. A la vez que entrenan su motricidad fina ponen en marcha toda su creatividad para crear con sus manos todo aquello que imaginan.

Smuzi es ideal para estimular esa parte más creativa y entrenar su sentido del tacto. Permite realizar muchas actividades como amasar, aplastar, moldear...e incluso colorear la pasta a su gusto. Su agradable textura les proporciona sensaciones de calma y serenidad.

Innovadora pasta moldeable y coloreable, cuya agradable textura proporciona sensaciones únicas. Producto recomendado por Especialistas Terapéuticos debido a sus características: fortalece la psicomotricidad fina y la destreza manual. Su agradable textura proporciona calma y serenidad. 

En stock
14,95 €

Innovadora pasta moldeable y coloreable, cuya agradable textura proporciona sensaciones únicas. Producto recomendado por Especialistas Terapéuticos debido a sus características: fortalece la psicomotricidad fina y la destreza manual. Su agradable textura proporciona calma y serenidad. Formato 350grs

En stock
31,95 €

Beneficios de la pasta de moldear en el aprendizaje

La pasta de moldear es un estupendo auxiliar de la educación infantil. Los tres beneficios principales del juego con Smuzi son la mejora de la motricidad fina, la disminución del nerviosismo en los pequeños más inquietos y la estimulación de la creatividad.

La motricidad fina es el control voluntario del niño de los movimientos pequeños y de precisión de las manos y los dedos, los pequeños músculos de la cara y la boca (lengua) y los pies. Se trata de una habilidad muy importante que debe desarrollarse, porque es la base de otras habilidades físicas y mentales. Para los niños en edad preescolar, las actividades que requieren habilidades motoras finas son una parte integral del desarrollo infantil: colorear con lápices de colores, jugar con bloques o rompecabezas, etc. Luego se aplican en su día a día estas habilidades, como cuando se abrochan los botones, anudan sus zapatos, o emplean los cubiertos correctamente en la mesa.

Para un niño con problema de atención o hiperactividad, o simplemente inquieto, la pasta de moldear le ayudará a centrarse en la meta a corto plazo de la elaboración de figuras. El tacto de la pasta y su manipulación ya resultan en sí relajantes. Cuando el niño centra su mente en la actividad lúdica con Smuzi, puede que por largos periodos de tiempo, conlleva que se aquietan los nervios.

Respecto a la estimulación de la creatividad, la magia del juego con pasta de moldear consiste en que el niño puede materializar al momento en el mundo real aquello que pasa por su imaginación. El juego simbólico, se trabaja con los niños más mayores, y consiste en moldear figuras, por ejemplo de animales, y tratar las figuras como aquello que evocan. Planear una figura, tomar la pasta y moldearla, producen en el niño un efecto de realización personal que fortalece su autoestima.

Jugar con Smuzi en el aula y en Casa

Smuzi es una pasta de moldeado que permite al niño aprender a observar, distinguir los diferentes colores y texturas, aprender a diferenciar tamaños y proporciones, amasar, juntar y romper trozos de pasta, juntar figuras con piezas separadas y otras actividades que estimulan sus sentidos y su imaginación. La pinza palmar, la pinza natural que forman los dedos pulgar e índice, es la base de la motricidad fina de las manos, y le abrirá un mundo de posibilidades de uso de instrumentos y herramientas. La única precaución a tomar con la pasta de moldear, es la supervisión por parte de un adulto del juego de los niños más pequeños.