Se lee en 7 minutes
Evalúa este post

ejericios-sindrome-de-down

Generalmente, los niños que tienen síndrome de Down presentan dificultades a la hora del aprendizaje, por ejemplo en la coordinación de sus propios movimientos, para arrancarse a decir sus primeras palabras, o incluso para poder asimilar determinados conceptos.

No obstante, mediante la estimulación, podremos ayudarles a que sus dificultades sean menores de cara al futuro.

 

El síndrome de Down por etapas

Cuando los niños se encuentran en su primera etapa de aprendizaje, desde que nacen y hasta los tres años, su cerebro se estará desarrollando y enriqueciendo de todo lo que le podamos aportar.

Por eso, esta primera fase de su vida es muy importante para inculcar valores que deben aprender desde muy pequeñitos.

Valores como la obediencia, el respeto, compartir, esperar turnos, etc., son conceptos que los niños aprenden con gran facilidad si ponemos un poco de nuestra parte para ayudarles a comprenderlos.

En el caso de los niños con Síndrome de Down, se pueden realizar algunos ejercicios que pueden resultarte muy prácticos para poder estimularles y conseguir que su aprendizaje sea más sencillo.

 ejericios-sindrome-de-down

Ejercicios para niños con Síndrome de Down

A continuación te detallamos algunos de los ejercicios más prácticos para realizar con niños que tienen síndrome de Down. Son ejercicios muy fáciles de llevar a cabo y se pueden hacer tranquilamente en casa, compartiendo un buen rato con los más pequeños, mientras les enseñas y estimulas.

Lo más adecuado es trabajar la psicomotricidad, el lenguaje y su área de desarrollo cognitivo, pues serán las bases de su aprendizaje.

 

Psicomotricidad

Como hemos comentado, desde el nacimiento hasta los tres años, los niños aprenden como verdaderas esponjas, y sus padres, profesores y el resto de personas que tengan relación con ellos, deben ser un ejemplo a seguir para que ellos puedan aprender.

  • Desde que los niños pueden mantener el equilibrio y quedarse de pie, podemos ponerles algo que les llame la atención para que vayan a cogerlo. Por ejemplo de un lado al otro del sofá, o apoyándose en una mesita baja, para que ellos mismos puedan ir de un lado hasta el otro sin ayuda de nadie y sujetándose donde puedan.
  • También podemos proporcionarles andadores con actividades, que les resulten llamativos y con los que puedan jugar además de sujetarse.
  • Alrededor de los dos años puede hacer garabatos en papeles, jugar con pintura de dedos, hacer torres con cubitos, etc., siendo actividades que le estimularán mucho y que le ayudarán a trabajar la psicomotricidad.
  • A partir de esa edad, y hasta los tres años, podemos ponerle algo más de emoción a las actividades, proporcionándoles cojines para que se suban en ellos, o pequeños escalones, podemos jugar con pelotas para que nos la pasen y se la pasemos, respetando los turnos y trabajando su coordinación, podemos jugar con plastilina, algo que les encanta, y realizar figuras básicas con ellos.

ejericios-sindrome-de-down

El lenguaje y el área de desarrollo cognitivo

Como ya hemos mencionado, el proceso de aprendizaje de los niños que padecen Síndrome de Down es más lento si lo comparamos con el resto de los niños. Por otro lado, les cuesta más articular correctamente los sonidos.

Podemos ayudarles con ejercicios muy sencillos:

  • A partir del primer año de vida, podemos estimularles para que trabajen su atención con actividades que consistan en introducir piezas pequeñas en un recipiente, juegos de encajar, etc.
  • Un ejercicio muy práctico para trabajar la coordinación es proporcionarles pintura de dedos o pinturas para poder pintarse la cara, y sentarles delante de un espejo para que ellos mismos se pinten.
  • Por otro lado, decirles que formen grupos de piezas de construcción separados por colores, etc.
  • Satisfacer su curiosidad y contestar a todo lo que pregunte sobre lo que vamos viendo por la calle, en casa o en la tele.
  • Obligarle a que nos pida las cosas con las palabras correctas y no acercarle las cosas que nos señale.
  • Pedirle que nos señale lo que le indiquemos en los libros y cuentos que le leamos.

ejericios-sindrome-de-down

A partir de los dos años podemos:

  • Jugar a escuchar los sonidos de nuestro alrededor, desde los más cotidianos que tengamos en casa, como la lavadora o el robot de cocina, hasta los cantos de los pájaros, las sirenas de los coches de policía, etc.
  • Podemos pedirles que nos separen piezas según la forma que tengan y los colores que sean.
  • Trabajar los lugares en los que nos encontramos: encima de.. , debajo de…, etc.
  • Jugar con los niños a nombrar los objetos según sus categorías, por ejemplo animales, partes del cuerpo, comidas, etc.

 

Todo lo que realicemos con niños de corta edad será mucho más sencillo mediante actividades lúdicas, juegos, etc., que les aporten diversión a la vez que comprenden los conceptos que les estamos haciendo ver, de forma más sencilla.

Con paciencia se pueden conseguir unos objetivos muy claros, que beneficien a los niños con Síndrome de Down de forma notable, de cara a su presente pero sobre todo a su futuro.

ejericios-sindrome-de-down

Material para estimular a los niños con Síndrome de Down

En Akros se pueden conseguir los materiales más apropiados para el desarrollo de los niños de todas las condiciones, y por supuesto para niños con Síndrome de Down existen muchos y muy variados.

Los juegos educativos y todos los recursos que en La tienda de Akros tienes a tu alcance son el material más adecuado para estimular el aprendizaje de los más pequeños.

Juguetes y juegos para niños con Síndrome de Downejericios-sindrome-de-down

Los mejores regalos que podemos hacer a un niño que tenga Síndrome de Down son aquellos que le estimulen en cualquiera de las áreas que hemos detallado anteriormente: psicomotricidad, lenguaje y área de desarrollo cognitivo.

Teniendo en cuenta que el Síndrome de Down afecta de diferentes formas a cada individuo, tendremos que basarnos en nuestra experiencia y conocimiento del pequeño para adecuar el regalo a sus capacidades.

Según las diferentes etapas madurativas podemos escoger también los tipos de juguetes, siendo por ejemplo para los más pequeñitos, más fácil regalarles juegos blanditos, mantitas de actividades, juguetes y muñecos que tengan diferentes texturas, mordedores, etc.

 

Alrededor del año de vida, los niños tienen más “autonomía” y quieren conocer todo lo que puedan tener a su alcance, por lo que podemos proporcionarles juegos y juguetes con sonidos que les llamen la atención, así como los andadores con actividades, que además de reforzar sus piernas, son un excelente entretenimiento que les ayuda a coordinar los movimientos y a reconocer los diferentes sonidos.

A partir de esa edad, las pirámides para introducir objetos de diferentes tamaños, los cubos para hacer torres, etc., serán sus mejores aliados y a partir de los dos años ya querrán juguetes más concretos, como pelotas, instrumentos musicales, etc.

 

 

 

 

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.