Cooperación

Cooperación

Cooperar es trabajar en equipo para alcanzar un objetivo común. En la cooperación es importante la participación de todos, donde cada uno tiene una responsabilidad o tarea que cumplir. Por ello la importancia del llamado aprendizaje ooperativo.

Para conseguir que los niños cooperen entre ellos es importante trabajar en clase y en casa las habilidades sociales, el respeto, el aprender a compartir, las reglas del juego, la visión de conjunto y el trabajo en equipo. ¿Cómo? Pues a través de actividades y juegos en los que se necesite la colaboración de varios participantes.

La siguiente selección de juegos permite desarrollar actitudes de colaboración en los más pequeños con puzzles, juegos de mesa, cuentos y juegos de asociación.

Observa las 4 imágenes de cada tablero y descarta con la cruz la actitud incorrecta. Para trabajar valores de tolerancia y cooperación.

21,15 €

Observa las 4 imágenes de cada tablero y descarta con la cruz la actitud incorrecta. Para trabajar valores de afecto, salud y seguridad.

21,15 €

Juego cooperativo de memoria en el que hay que conseguir, entre todos, que los animales entren en la granja antes de que llegue el lobo.

16,85 €

Juego cooperativo de memoria en el que hay que conseguir, entre todos, llegar a clase antes de que suene el timbre.

16,85 €

Seis divertidas historias que narran las aventuras de dos hermanos que aprenden sencillos métodos para ahorrar agua.

28,00 €
Agotado

Seis divertidas historias que narran las aventuras de dos hermanos que aprenden sencillos métodos para reciclar y ahorrar energía.

28,00 €

Esta serie de juegos consta cada uno de 7 sencillas historias, que narran dos formas diferentes de resolver conflictos, mostrando las consecuencias de tomar una buena o una mala decisión.

33,05 €

Esta serie de juegos consta cada uno de 7 sencillas historias, que narran dos formas diferentes de resolver conflictos, mostrando las consecuencias de tomar una buena o una mala decisión.

33,05 €

Esta serie de juegos consta cada uno de 7 sencillas historias, que narran dos formas diferentes de resolver conflictos, mostrando las consecuencias de tomar una buena o una mala decisión.

33,05 €

Realiza los 4 puzzles por separado y forma un puzzle gigante al unirlos todos. Realizados en un material flexible, lavable y muy resistente.

27,25 €

Realiza los 4 puzzles por separado y forma un puzzle gigante al unirlos todos. Realizados en un material flexible, lavable y muy resistente.

27,25 €

Elige tu set de marionetas y representa tu propio cuento. Cada set incluye un CD MP3 con la grabación de los cuentos y el libro de diálogos.

44,39 €

Los niños que saben cooperar desarrollan relaciones sociales sanas y positivas y es más probable que hagan y mantengan amistades. Los padres y maestros deben ofrecer ejemplos de comportamiento desde las edades más tempranas.

Beneficios de los juegos para el Aprendizaje cooperativo

Los niños pequeños son capaces de aprender el significado de valores como la cooperación, entendida como la colaboración con otros para conseguir un mismo objetivo o finalidad. La habilidad para cooperar con otras personas es una destreza cuya utilidad acompañará al niño durante su vida adulta. Les resultará más sencillo en la adultez ser personas empáticas, colaborativas y sus relaciones serán duraderas y amistosas.

¿Cómo conseguir que los niños cooperen entre sí?

Los adultos deben ofrecer la primera inspiración ante los pequeños en el seno familiar. Los niños imitan el ejemplo de los adultos, e irán comprendiendo el significado del concepto de cooperación si lo viven dentro del hogar.

Según la edad y nivel de maduración del niño, se le puede enseñar a que ayude en ciertas tareas domésticas. El niño puede colaborar en labores como la retirada de los platos de la mesa, ordenar sus juguetes o mantener limpio su cuarto en la medida de sus posibilidades.

En el aula, pueden aprender a ayudar a los otros niños que necesiten apoyos en alguna tarea, o participar en la recogida de material al final de clase, entre otras labores. También pueden realizar recados sencillos que les encarguen sus profesores.

Los niños son más proclives a apreciar el valor de la colaboración si se les consulta en la toma de decisiones que les atañen. Se implican más cuando se les pide su parecer respecto al plan de ejecución de tareas pendientes, como por ejemplo la organización de una fiesta.

Los niños precisan instrucciones sencillas para conocer de forma inequívoca lo que se espera de ellos. Si los niños son muy pequeños, aún no tendrán desarrollada la retentiva ni la comprensión de los plazos de tiempo, y también les resultarán ajenas frases con segundas intenciones o irónicas. De igual modo, también necesitan recibir un elogio o reconocimiento si cumplen con sus cometidos.

Favorece la cooperación entre los niños que participen en actividades de grupo. Se incluyen desde los deportes de equipo, hasta los trabajos manuales. También los juegos y actividades donde los pequeños representan diferentes papeles en obras teatrales resultan asequibles de entender a los niños. Durante la mecánica del juego o actividad, se acostumbran a situaciones como realizar una tarea por turnos, realizar una tarea en común o el compartir elementos del juego.