Mejorar el habla y la pronunciación

Mejorar el habla y la pronunciación

En ocasiones el habla y la pronunciación no es fluida. Algunos niños tienen dificultades para articular o producir de forma clara y fluida su discurso. En estos casos, es muy importante la detección precoz, la constancia diaria, y seguir las pautas correctas con el material apropiado. 

En ese sentido, proponemos diferentes materiales y juegos para el trabajo y desarrollo de actividades como el fortalecimiento de la musculatura orofacial, que además son divertidos y atractivos para los niños. En esta sección incluimos productos del Método Logo-Bits, juegos de mesa, marionetas y juegos que estimulan el habla y la fluidez verbal.


1 Opiniones(s)

Lanza el dado y coge una ficha según el color que te haya salido. Sin enseñarla a nadie, dale la vuelta al reloj de arena y comienza la representación. Quien adivine lo que representas antes de acabar el tiempo, se queda la ficha. Gana quien consiga más.

20,55 €

1 Opiniones(s)

Set de 6 marionetas para descubrir las emociones. Cuatro de ellas son reversibles. Incluye un CD MP3 con 2 cuentos en varios idiomas para su representación.

44,39 €

Set de 6 marionetas y CD MP3 con 2 cuentos para representar con las marionetas, que enseñan la importancia de reciclar, mostrando algunos de los procesos y en qué se puede transformar lo que reciclamos.

27,85 €

Elige tu set de marionetas y representa tu propio cuento. Cada set incluye un CD MP3 con la grabación de los cuentos y el libro de diálogos.

44,39 €

Elige tu set de marionetas y representa tu propio cuento. Cada set incluye un CD MP3 con la grabación de los cuentos y el libro de diálogos.

44,39 €

Elige tu set de marionetas y representa tu propio cuento. Cada set incluye un CD MP3 con la grabación de los cuentos y el libro de diálogos.

44,39 €

1 Opiniones(s)

50 fotografías para identificar dónde está el error de cada imagen.

23,80 €

Tarjetas de praxias orofaciales que trabajan el correcto posicionamiento de labios, lengua, mandíbula y paladar, logrando una adecuada coordinación y fuerza de la musculatura orofacial. Los bits de praxias orofaciales forman parte de la Terapia Miofuncional (TMF), especialmente indicada para reeducar los hábitos de succión, respiración, masticación,...

29,55 €

LECTO-BITS DE INICIACIÓN A LA LECTURA CON VOCALES. Tarjetas de iniciación a la lectura partiendo de un concepto muy sencillo, las vocales, y un sistema de trabajo lúdico, los Lecto-bits. Permite desarrollar un hábito lector sin necesidad de conocer todas las letras del abecedario, sólo las vocales. Contiene 5 bloques de dificultad.

20,45 €

LECTO-BITS DE SÍLABAS FONÉTICAS PARA ENTRENAMIENTO DEL HABLA Y LA LECTURA. Tarjetas con todas las sílabas fonéticas del abecedario que mejorarán el reconocimiento de las letras, agilizarán la lectura y servirán para detectar si existe alguna anomalía en un grupo fonético concreto, para posteriormente poder trabajarlo con las tarjetas del Método Logo-bit...

42,45 €

LOGO-BITS DE CAPACIDAD ARTICULATORIA PARA CORREGIR LA PRONUNCIACIÓN SEGÚN EL PUNTO DE ARTICULACIÓN. Tarjetas de entrenamiento fono-articulatorio, que incluyen todos los grupos consonánticos, para practicar, mediante repetición, los distintos fonemas consonánticos según su punto de articulación, y adquirir su correcta pronunciación.

23,35 €

LOGO-BITS DE SINFONES PARA PRONUNCIAR BIEN LAS CONSONATES TRABADAS. Tarjetas de entrenamiento articulatorio para reeducar la correcta pronunciación de los sinfones (bl, cl, fl, gl, pl, – br, cr, dr ,fr, gr ,pr, tr). También incluye tarjetas con imágenes y palabras que contienen los sinfones trabajados para realizar más ejercicios fonéticos.

34,90 €

LOGO-BITS DE ROTACISMO PARA PRONUNCIAR BIEN LA /R/ Y /RR/. Tarjetas de entrenamiento articulatorio para reeducar la correcta pronunciación de los fonemas /R/ y /RR/, corrigiendo el rotacismo. Las tarjetas contienen fonemas de repetición de lectura silábica. También incluye tarjetas con imágenes y palabras que contienen los fonemas /R/ y /RR/ para realizar...

40,10 €

Tarjetas de entrenamiento articulatorio para reeducar la correcta pronunciación y discriminación de los fonemas /S/ y /Z/, corrigiendo su defecto de articulación. Las tarjetas contienen fonemas de repetición de lectura silábica. También incluye tarjetas con imágenes y palabras que contienen de los fonemas /S/ y /Z/ para realizar más ejercicios fonéticos.

21,95 €

1 Opiniones(s)

Cuatro divertidos juegos que permiten entrenar la intensidad, potencia y direccionalidad del soplo para conseguir desarrollar un esquema respiratorio correcto.

20,45 €
Agotado

50 fotografías de animales domésticos, de granja, salvajes y acuáticos en su hábitat.

23,80 €

50 fotografías de diferentes acciones cotidianas.

23,80 €

50 fotografías de diferentes alimentos.

23,80 €

50 fotografías de distintos objetos de la casa.

23,80 €

50 fotografías con imágenes del cuerpo y prendas de vestir.

23,80 €

50 fotografías que representan 13 actividades secuenciadas (de 3, 4 ó 5 escenas).

23,80 €

50 fotografías que representan adjetivos básicos.

23,80 €

50 fotografías para buscar las diferencias en 25 parejas.

23,80 €

Resulta fundamental estimular al niño a través del juego. La terapia o el aprendizaje ganarán un componente lúdico que sirve de motivación al pequeño. Los juegos en familia servirán además como la mejor continuación del tratamiento en el hogar y reforzar lo aprendido.

Los  diferentes grados de dificultad en la adquisición del lenguaje afecta a las diferentes funciones del lingüísticas, como la fonológica, semántica y morfosintáctica. Una detección temprana determinará si se trata de un retraso simple, que sólo afecta a la pronunciación o la voz, u otras patologías.

Cuanto menor sea la edad de la detección, mayor éxito puede cosechar el tratamiento a resultas de la plasticidad cerebral de los niños pequeños. La plasticidad implica que el cerebro puede desarrollar mecanismos compensatorios ante determinadas carencias.

Cómo elegir juegos para los trastornos del lenguaje

Una vez establecido el diagnóstico, el niño requiere un plan individualizado. Según las características del joven, se incorporan a la terapia ejercicios y actividades para desarrollar las funciones lingüísticas afectadas.

  • Nivel fonológico. Se trabaja en la discriminación de los sonidos y la pronunciación: las diferentes duraciones, intensidades, tonos u otras cualidades sonoros. Los juegos para entrenar esta capacidad se basan en identificar y pronunciar fonemas u onomatopeyas escritas, o juegos de asociar sílabas a sus correspondientes sonidos.
  • Ejercicios para mejorar el aparato bucofonador. El retraso del lenguaje puede deberse a dificultades en la motricidad fina de la musculatura implicada. El niño puede aprender a pronunciar gracias a muchas actividades como los juegos del soplo, e hinchando globos, por ejemplo.
  • Ejercicios para mejorar la morfosintaxis. Juegos donde el niño pueda hablar y participe con la narración de una historia; los cuentos de Akros incluyen cd de audio con historias de forma que resulte más interactivo, pues el niño escucha la voz del narrador y la asocia con el texto. Como los juegos y ejercicios consistentes en establecer cronologías o completar frases con las palabras que faltan.

Akros ofrece una línea de juegos en los que el niño debe diferenciar y reunir elementos de la misma familia semántica. Con similar mecánica, existen juegos de asociaciones gramaticales y hay también una gama de juegos de definiciones para aprender palabras nuevas que aumentarán el vocabulario del pequeño.

Los juegos y actividades tipo rol play, con disfraces o marionetas, fomentan que los niños con problemas de pronunciación representen papeles y se expresen como tales. También puede acostumbrarse a tener que hablar en público.

Cómo ayudar en casa a mejorar el habla

Los consejos habituales de especialistas para los padres inciden en la importancia de comunicarse mucho (y jugar mucho) con sus hijos, tengan o no problemas de lenguaje, como parte fundamental de su maduración.

La comunicación constante y las peticiones cariñosas al niño para que cuente cómo fue su día o cómo se siente, reforzarán su confianza. No deben consistir en una lucha de poder, o el niño puede coger miedo a hablar.

En ocasiones, será el mismo niño quien pierda el miedo a hablar con sus allegados, y pregunte con sus propias palabras el nombre de las cosas. También se le pueden enseñar palabras durante sus quehaceres diarios como refuerzo a la terapia y para incrementar su vocabulario.

Trastornos del lenguaje comunes: la tartamudez

Para entender correctamente cómo podemos tratar y superar la tartamudez, debemos comenzar por saber qué es realmente este trastorno.

Podemos definir el tartamudeo como un trastorno del habla que se caracteriza por la interrupción constante del flujo, con repeticiones o prolongación de sílabas, etc., causados por la no posibilidad por parte de quien lo sufre de articular una palabra.

En ocasiones, ese tipo de interrupciones en el flujo de las palabras pueden estar acompañadas también por determinados signos visibles en el rostro, como pueden ser guiños y muecas.

Causas que pueden provocar la tartamudez

Hablar en público o más bien, el miedo a hablar en público, puede provocar el tartamudeo, incluso hablando por teléfono si la situación es tensa.

Los mecanismos que hacen que el habla fluya con naturalidad son los siguientes:

  • Mecanismo respiratorio: la respiración mientras hablamos.
  • Mecanismo de expresión: la fonación, o el trabajo que realizan los músculos para poder emitir sonidos que se entiendan.
  • Articulación: incluye la garganta, los labios, los dientes, el paladar y la lengua.

Todos estos mecanismos están coordinados y controlados por el cerebro, pero además a su vez son supervisados tanto por el oído como por el tacto.

Cuando estos mecanismos no funcionan correctamente, el habla no fluye con naturalidad.

Antes se pensaba que la tartamudez era un trastorno psicológico que tenía su origen en la mente de las personas, pero en la actualidad se sabe que son muy pocos los casos de este tipo y que tienen su origen en algún tipo de enfermedad mental.

Como ya hemos mencionado los orígenes que provocan la tartamudez no están determinados todavía, se sospechan algunas posibilidades pero ninguna es concluyente.

Los que dicen que en muchas ocasiones la tartamudez puede tener causas genéticas, aseguran que solo es una sospecha.

La forma más normal de tartamudeo, generalmente se debe al desarrollo del habla, en niños. Cuando éstos están aprendiendo a comunicarse mediante palabras, y con un tipo de tartamudeo muy leve, que más bien se podría definir como una falta de fluidez en el lenguaje debido a no encontrar la palabra adecuada, o a querer decir una frase completa y quedarse “atascado” en el intento.

Por otro lado también hay casos de tartamudez que tienen un origen neuro-genético, en los que el cerebro es incapacidad de controlar y coordinar de la forma correcta los mecanismos que hacen que el habla fluya con naturalidad, debido a algún tipo de problema.

Tratamientos para la tartamudez

Existen diferentes tratamientos para la tartamudez, que la pueden suavizar, pero es la terapia la que mejores resultados puede conseguir, evitando que ese trastorno que puede ser pasajero, se convierta en un problema.

En el caso de los niños debemos intentar identificar cuándo se produce ese tartamudeo, si ocurre siempre o sólo en determinadas ocasiones, si pasa cuando hay alguien concreto presente, etc.

También se debe tener muy en cuenta la edad del niño, ya que hasta los cinco años el niño puede presentar cierta tendencia a repetir las palabras o se traba, etc., pero es a partir de esa edad cuando debe tener una fluidez en el lenguaje que si no se da, se debe intentar corregir.

5 consejos para la tartamudez

Algunos ejercicios como hablar solo o cantar suelen mejorar este trastorno, no obstante debemos tener claros los siguientes puntos para ayudar a los niños que sufren este tipo de trastorno:

  1. No terminar las frases: esto no ayuda, debemos intentar armarnos de paciencia y permitir que sean los niños quienes terminen lo que tratan de decir. Es la mejor forma de que se enfrenten al problema.
  2. No humillar: menospreciar, insultar o enfadarse porque no tienen la fluidez deseada, solo puede agravar el caso.
  3. Ejercicios de soplo: existen algunos juegos que pueden ayudar, en los que los participantes deben soplar para conseguir el objetivo del juego. No obstante también se puede soplar para inflar un globo, soplar una vela, etc.
  4. Hablar por turnos: en los que el adulto comience una frase y el niño la tenga que terminar
  5. Cantar con el niño: si se le graba podrá comprobar cómo mientras canta no tartamudea, y podemos explicarle que eso se debe a que al cantar está gestionando de forma correcta el aire que debe expulsar.

Sílabas trabadas: definición y ejercicios

Existen diferentes tipos de sílabas en función del conjunto de letras que las formes. Así, tenemos sílabas inversas, sílabas directas, sílabas mixtas y por último, las trabadas. Las sílabas trabadas o sinfones son términos usados en el mundo de la logopedia para referirse a aquellas sílabas en las que aparecen dos consonantes seguidas y una vocal. Como norma general, estas sílabas suelen ser difíciles de pronunciar, siendo las que mas cuesta adquirir en el desarrollo del lenguaje y la lectoescritura.

Se denominan trabadas debido a que la lengua de los niños suele trabarse al intentar pronunciarlas y de ahí el error. Las combinaciones de silabas trabadas que existen son:

Bl, br, cl, cr, dr, fl, fr, gl, gr, pr, pl y tr.

Ejemplos de sílabas trabadas

Algunos ejemplos de sílabas trabajas son:

Con BL:

  • La sílaba “bla”: blanco, doblado, poblar, pueblo, población, hablar, tabla, tiempla, niebla, blando, temblar.
  • La sílaba “ble”: bledo, lavable, apilable, comible, comestible, posible, razonable, terrible, noble, roble, incurable, favorable.
  • Sílaba “bli”: blindado, blindaje, ombligo, obligar, obligado, publicar, público, publicado, república, sublime.
  • Sílaba “blo”: bloqueo, bloque, pueblo, tiemblo, establo.
  • Sílaba “blu”: blusa o blusón.

Con BR:

  • Sílaba “bri”: brida, bricolaje, lombriz, matriz.
  • Sílaba “bre”: brea, abre, cobre, hambre, alambre, hombre.
  • Sílaba “bra”: alambrada, brazo, cabra.
  • Sílaba “bro”: Hombro, escombro, asombro, bronca, bronce.
  • Sílaba “bru”: brumo, abrupto.

Con TR

  • Sílaba “tri”: tridente, trineo, atril, matriz o triste.
  • Sílaba “tra”: trabada, atrás, patraña, atrancar.
  • Sílaba “tre”: tres, compres, trenca.
  • Sílaba “tro”: tronco, trol.
  • Sílaba “tru”: truncado.

Con FL:

  • Sílaba “fla”: flácido, flato.
  • Sílaba “fle”: fleco, flecha.
  • Sílaba “flo”: flotador.

Con FR:

  • Sílaba “fra”: fraternidad, fraterno.
  • Sílaba “fre”: fresco.
  • Sílaba “fri”: frito.
  • Sílaba “fro”: frotar.
  • Sílaba “fru”: fruta, afrutado.

Con CR:

  • Sílaba “cra”: cráter.
  • Sílaba “cre”: acreedor, creer, ocre, creo, crema.
  • Sílaba “cri”: criar, acritud, criminal.
  • Sílaba “cro”: cormado, croar, croqueta.
  • Sílaba “cru”: curjiente, crujido.

Con CL:

  • Sílaba “cla”: claxon.
  • Sílaba “cle”: clema.
  • Sílaba “cli”: click
  • Sílaba “clo”: cloro.
  • Sílaba “clu”: club.

Con PL:

  • Sílaba “pla”: plata, plaza, aplaza, plasta.
  • Sílaba “ple”: pletina,
  • Sílaba “pli”: plisado, complice.
  • Sílaba “plo”: plomo, complot, plotter.
  • Sílaba “plu”: plusvalía, plus, pluma.

Con PR:

  • Sílaba “pra”: compra, practica.
  • Sílaba “pre”: precio, aprecio, prestar, compre.
  • Sílaba “pri”: primo, primar, capricho.
  • Sílaba “pro”: protesta, compro, proteger.
  • Sílaba “pru”: prueba, aprueba.

Con GR:

  • Sílaba “gra”: granizo.
  • Sílaba “gre”: tigre.
  • Sílaba “gri”: gripe.
  • Sílaba “gro”: groso.
  • Sílaba “gru”: grumo.

Con GL:

  • Sílaba “gla”: glaciar
  • Sílaba “gle”: ingle.
  • Sílaba “gli”: glía.
  • Sílaba “glo”: globo.
  • Sílaba “glu”: deglucir

Dificultades de pronunciación comunes

Las dificultades en la pronunciación de las palabras o dislalias, es muy habitual que presenten dificultades de este tipo, ya que son los más complejos y son los últimos en pronunciarse correctamente.

Por lo general, los sinfones con “l” entrañan menos dificultad que los que contienen la “r”. Por esto, a la hora de empezar a intervenir, se haría por los que contienen la “l”. Además, debemos asegurarnos los niños y niñas no presentan dificultad en pronunciar las sílabas por separado, es decir, si queremos empezar a trabajar por el sinfon “bli”, primero debemos observar si la pronunciación de la “b” y la “l” por separado es correcta.

Actividades para trabajar con sílabas trabadas

Las actividades de lectoescritura y modelado son útiles para trabajar las dificultades con las sílabas trabadas.

Por ejemplo, se puede elegir un bloque de sílabas y presentárselas al niño o niña. Primero que sea el adulto el que las lea de forma correcta y le anime a repetir lo que ha oído. Es importante que lo hagamos muy lentamente, para que el niño o niña pueda copiar bien todos los movimientos de la boca y demás órganos fonatorios.

Para ayudar a que la pronunciación sea más fácil, al principio podemos introducir la vocal que acompaña al sinfon entre las dos consonantes, por ejemplo, en bruma pronunciar buruma. Debemos poner el acento en la segunda vocal, es decir, pronunciaremos burúma, animaremos al niño o niña a pronunciar la palabra de este modo de forma repetida y con el tiempo acabará pronunciándola correctamente sin darse cuenta.

Las fichas de lectoescritura que trabajan las trabadas, presentan las sílabas aisladas junto con las palabras e imágenes a las que se refieren, pudiendo trabajarlas a través de distintos tipos de procesamiento y les permite familiarizarse con ellas.

Con fichas de prelectura que den feedback al niño, se puede trabajar tanto la lectura como la escritura de las sílabas trabadas. Estas fichas permiten que el niño pueda autocorregirse y ser consciente del error para aprender por él mismo la forma correcta.

Juegos para practicar las sílabas trabadas

Existen algunos juegos del lenguaje que pueden ayudar a los más pequeños y pequeñas a aprender las sílabas trabadas. En cualquier tipo de aprendizaje el juego es imprescindible para que los niños y niñas se sientan a traídos a aprender y se interiorice mejor. Además, favorecerá que se reduzca el estrés que puede crear el hecho de leer o pronunciar mal y favorecerá su adquisición.

Las canciones infantiles que trabajan las sílabas y fomentan la repetición, va a ofrecer al niño o niña un modelo correcto de aprendizaje. Como en la actividad anterior podemos darle estrategias de aproximación para que de forma progresiva se acerque a la forma de pronunciación correcta.

Juegos de palabras. Por ejemplo, la lluvia de palabras, en la que formaremos dos equipos y por turnos tendrán que ir diciendo palabras que contengan la sílaba trabada seleccionada. Se puede hacer también en formato cooperativo, en la que se pone un número de palabras a alcanzar y entre todos han de conseguirlo.

Lotos sonoros. Podemos utilizar los juegos de loto de palabras y en lugar de tener que asociar las imágenes con palabras, conforme se saque una imagen el que antes diga la palabra a la que hace referencia consigue la imagen.

Lotos. Además, el loto es un juego con el que podemos trabajar muchos aspectos del lenguaje. Ya que permite ampliar el vocabulario, la lectura y la escritura.

Puzles de sílabas. Con los puzles de sílabas podemos trabajar también las sílabas trabadas. Por un lado, aprenderá a reconocer la sílaba y saber qué palabras la contiene y por último, podemos animarle a leer la palabra formada, de forma que practicaremos su lectura y/o dicción. Aquí es interesante que le demos el modelo si creemos que va a tener dificultades.

Los lecto-bits de sílabas fonéticas son muy útiles para trabajar la pronunciación de las sílabas. Este tipo de juegos consta de tarjetas con las sílabas impresas y permiten trabajar la lectoescritura y la dicción.

El método logo-bits, tiene un formato específico para las sílabas trabadas. Este juego trabaja las sílabas ofreciendo la grafía de la sílaba, la grafía de una palabra que la contenga y la imagen del objeto al que hace referencia, por lo que la información se procesa por varios canales a la vez, facilitando su aprendizaje.