Discapacidad motora y Parálisis cerebral

Discapacidad motora y Parálisis cerebral

La discapacidad motora condiciona la capacidad de movimientos que tiene cada niño. Por eso es importante que los juegos le aporten autonomía, le ayuden a eliminar barreras físicas y le permitan tener el control de su cuerpo.

Si estás buscando juegos para niños con problemas motores o discapacidad física, te proponemos una pequeña selección de materiales educativos, juegos de estimulación sensorial, y juegos con elementos fáciles de manipular, para que puedas elegir siempre teniendo en cuenta los intereses y posibilidades de tu pequeño.

Bandeja de picado con un marco de seguridad para sujetar el papel, y superficie de fieltro que no se desgasta. La base de la bandeja evita dañar la zona de trabajo. Con alojamiento para guardar el punzón ergonómico. Incluye plantilla modelo para iniciar en la preescritura.

30,45 €

Maletín con 14 cuerpos geométricos de Foam y 15 regletas de madera para representar hasta 50 imágenes diferentes. Permite desarrollar la percepción espacial y el conocimiento de los distintos cuerpos geométricos a través de la observación y la manipulación.

39,40 €
Agotado

Juego de observación y manipulación que permite descubrir las propiedades del magnetismo, al representar las fichas con los anillos magnéticos.

23,85 €

Juego sensorial para desarrollar el sentido del tacto, a partir de la diferenciación de hasta 8 texturas diferentes, y su asociación a diversas fotografías, estableciendo una relación visual-táctil.

32,90 €

Escucha los sonidos de distintos animales y completa las casillas del tablero con las fichas correspondientes hasta llegar a la meta.

24,15 €

Escucha los sonidos de distintos transportes y completa las casillas del tablero con las fichas correspondientes hasta llegar a la meta.

24,15 €

Innovadora pasta moldeable y coloreable, cuya agradable textura proporciona sensaciones únicas. Producto recomendado por Especialistas Terapéuticos debido a sus características: fortalece la psicomotricidad fina y la destreza manual. Su agradable textura proporciona calma y serenidad. 

15,95 €

Innovadora pasta moldeable y coloreable, cuya agradable textura proporciona sensaciones únicas. Producto recomendado por Especialistas Terapéuticos debido a sus características: fortalece la psicomotricidad fina y la destreza manual. Su agradable textura proporciona calma y serenidad. Formato 350grs

38,75 €

Set de 24 figuras de madera para enlazarlas entre sí, representando diversas familias del mundo. Permite al niño enlazar su propia familia y jugar con los personajes, que además se mantienen de pie. Incluye 6 cordones de colores. Desarrolla la psicomotricidad fina en niños a partir de 2 años. Inspirado en la metodología Montessori.

29,10 €

Set de 24 figuras de madera para enlazarlas entre sí, representando diferentes oficios y sus elementos relacionados. Permite al niño enlazar cada oficio con sus elementos y jugar con las figuras, que además se mantienen de pie. Incluye 8 cordones de colores. Desarrolla la psicomotricidad fina en niños a partir de 2 años. Inspirado en la metodología...

29,10 €

Parálisis cerebral infantil: tipos y grados de afectación

La principal característica de la parálisis cerebral, sea cual sea el tipo de parálisis del que se trate, es la dificultad del cerebro para transmitir correctamente los mensajes que quiere a los músculos concretos. Como decimos, existen diferentes tipos de parálisis y grados que pueden afectar de formas diferentes a unos niños u otros.

Tipos de Parálisis cerebral

Los diferentes tipos de parálisis cerebral que existen son son los que a continuación detallamos:

Parálisis Cerebral Espástica

Si entendemos que el término espástico significa rígido, podemos deducir que la parálisis cerebral espástica tiene que ver con la rigidez. Concretamente, los niños que presentan este tipo de parálisis cerebral presentan una dificultad para poder controlar sus músculos que se presentan estirados y débiles, siendo por lo general, aquellos músculos que sujetan la cabeza, los brazos o las piernas.

Este es el tipo de parálisis cerebral más común, siendo aproximadamente un 70% el porcentaje de personas con parálisis cerebral cuya tipología es espástica. Generalmente se da cuando las células nerviosas de la corteza de nuestro cerebro no funcionan como debieran.

Parálisis Cerebral Atetoide

Cuando la parte central del cerebro de una persona funciona de forma incorrecta, se denomina parálisis cerebral atetoide.

También conocida como parálisis cerebral disquinética, es un tipo de parálisis que provoca sobre todo movimientos muy lentos e involuntarios, que además se convierten en más graves cuando la persona que los padece sufre cansancio o algún sobresalto emocional. Del mismo modo se pueden atenuar, cuando la persona que la padece descansa y duerme.

Esos movimientos lentos e involuntarios además son descoordinados dificultando notoriamente la realización de las tareas cotidianas.

Son comunes los cambios bruscos de la musculatura, de relajados y fláccidos a tensos, y generalmente presentan una descoordinación en el movimiento de sus brazos y piernas.

Además se puede hacer bastante difícil comprender lo que pretenden expresar con palabras, ya que también presentan dificultad para controlar tanto su lengua como la respiración y sus cuerdas vocales.

Parálisis Cerebral Atáxica

Este tipo de parálisis cerebral se caracteriza sobre todo por la dificultad para controlar su propio equilibrio, como consecuencia de una lesión concretamente en el cerebelo.

En este tipo de parálisis juega un papel fundamental el grado de afectación ya que la falta de equilibrio imposibilita mucho a la persona que lo sufre, y aunque con mucha inestabilidad podría llegar a caminar.

Parálisis Cerebral Mixta

Se denomina parálisis cerebral mixta cuando la persona que la sufre presenta diferentes lesiones no sólo en una de sus estructuras sino en varias.

Esto hace que las manifestaciones que presenten las personas afectadas sean combinadas de varios tipos de parálisis diferentes.

Clasificación de la parálisis cerebral por criterios topográficos

Es decir, podemos hacer una clasificación según la parte afectada del cuerpo de la persona que sufre la parálisis cerebral, siendo los siguientes:

  • Hemiplejia: la parálisis cerebral afecta sólo a una mitad del cuerpo.
  • Paraplejia: afecta a las extremidades inferiores.
  • Tetraplejia: tanto las extremidades inferiores como las superiores se ven afectadas.
  • Displejia: afecta únicamente a las dos piernas, mientras que los brazos sólo se ven un poco afectados o nada en absoluto.
  • Monoplejia: en este caso solo es uno de los miembros del cuerpo el que se ve afectado como consecuencia de la parálisis cerebral. 

Las mejores actividades para parálisis cerebral infantil

La fisioterapia para parálisis cerebral es muy necesaria pero además, podemos citar algunas de las actividades más efectivas que ayudan a que los niños que padecen parálisis cerebral estén motivados para trabajar y conseguir una mejoría mediante juegos.

Juegos individuales: el pescador

Se trata de un juego en el que se le debe proporcionar un palo con un hilo en su extremo al que se le ata un imán, a modo de caña de pescar, y se colocan unos peces de cartulina en el suelo, también con imanes.

El niño debe coger el mayor número de peces con la caña, y cada ve que lo consiga se le debe aplaudir para motivarle.

Juego individual: encestar

Se colocan dos cestas de diferentes colores, delante del niño y se le proporciona un balón, que deberá tirar y encestar en el cesto del color que se le indique.

Con este juego liberará el estrés pero también estará ocupando el tiempo libre y entreteniéndose.

Juego individual: rompecabezas

Del mismo modo que los anteriores, este juego permite a los niños con parálisis cerebral entretenerse y ocupar su tiempo libre.

Se necesitará un rompecabezas, de un numero de piezas adaptado a la capacidad del niño, y darle órdenes para que coloque los cubos de la forma que se le indique.

¿Qué es la discapacidad motora?

Los niños con discapacidad motora son llamados así debido a que sus miembros superiores y/o inferiores no logran desarrollarse con normalidad.

Está discapacidad suele ser causada por una lesión en el sistema nervioso (alrededor de la médula o el encéfalo) en el embarazo o durante la etapa post natal.

Los niños que tienen una discapacidad motriz no cuentan con las mismas habilidades debido a que les falta control cefálico. Además, tienen dificultad en la manipulación de objetos.

Esta discapacidad además genera problemas de lenguaje. La articulación de palabras no se realiza de forma correcta por lo que la comunicación se produce con mucha dificultad.

Características de la discapacidad motriz

Los discapacidad motora en niños presenta diferentes características, que cambian en función del nivel de alteración del sistema motor.

  • Si cuentan con un grado de discapacidad más leve, presentan habilidades motoras en actividades diarias y las mejoran si se tratan de forma adecuada.
  • Muestran alteración en el sistema nervioso central que deriva en convulsiones.
  • Manifiestan dificultad para manejar de manera correcta los sentidos debido a su falta de control cefálico.
  • Presentan dificultades para articular palabras, necesitan de sistemas específicos para lograr comunicarse
  • Tienen incapacidad parcial o total para moverse, no caminan o lo hacen con dificultad. También tienen problemas para mover objetos o flexionar los dedos.
  • Cuentan con una capacidad de aprendizaje y razonamiento mejor que el resto de niños.
  • Además de estos problemas físicos e intelectuales, los niños con discapacidad motriz son rechazados por sus compañeros y familiares en muchas ocasiones, y en otros casos, son sobreprotegidos por sus padres, algo que tampoco es positivo ya que no aprenderán a que el niño consiga valerse por si mismo.

Causas comunes

La discapacidad motora en niños se produce a raíz de tres causas. Causada de forma congénita, problema al nacer o enfermedad o por alguna situación vivida durante la infancia.

Cuando el bebé se encuentra en el interior de la madre, los problemas físicos que se asocian a su madre, influyen en su desarrollo. Si la embarazada no se alimentó bien, consumió drogas o alcohol, enfermó de rubeola y muestra incompatibilidad del factor Rh, el niño cuenta con riesgo de nacer con alguna discapacidad.

Los partos prematuros, el uso de forceps o un parto muy alargado son estimados también como el origen de una discapacidad motora.

Por otro lado, los accidentes causados en los primeros meses del pequeño pueden ocasionar traumatismos cerebrales, padecer de envenenamiento con plomo, falta de oxigenación e infecciones acompañadas de altas fiebre como la meningitis que pueden derivar en alguna discapacidad física o mental.

Educación a niños

Educar a niños con discapacidades motoras es un trabajo difícil. No es sencillo encontrar escuela para un niño con dificultades. Su discapacidad motora una serie de barreras:

  • Muchos colegios no están correctamente señalizados y no cuentan con zonas de acceso para pequeños que tienen que usar para moverse muletas, andadores o sillas de ruedas.
  • Los programas de educación y los materiales con los que trabajan no se adaptan a las necesidades de niños con discapacidad.
  • Ciertas directivas escolares cuentan con prejuicios que hacen que el ingreso sea complicado.
  • Los padres presentan temor debido a su discapacidad y suelen sobreproteger a los niños evitando que se inicien en su etapa educativa.
  • Si la discapacidad del niño es severa es mejor evaluar otras posibilidades educativas.

Los padres de niños con discapacidad motora

La discapacidad motora en niños muestra una serie de limitaciones que evita que los niños puedan valerse por si mismos desde sus primeras etapas. Una vez que están en la edad adecuada para asistir al colegio su aprendizaje avanza más despacio pero con la ayuda de los padres y docentes conseguirá mejorarlo.

La ayuda de los padres en el proceso educativo de este tipo de niños es esencial. Por ello, vamos a proporcionarte algunas recomendaciones para que ayudes a tu pequeño a estimular sus aptitudes intelectuales.

  • Concéntrate en sus intereses, gustos y necesidades. Si consigues averiguar que es lo que piensa tu pequeño podrás ayudarle a trabajar sus necesidades con recursos educativos y juegos educativos que le ayuden en sus momentos de ocio.
  • Fíjate en que situaciones y actividades diarias puede el niño poner en práctica su atención, procesamiento y almacenamiento de información.
  • Trabaja con materiales didácticos donde desarrolle la exploración y manipulación de objetos.
  • Utiliza juegos sensoriales que despierten su creatividad.
  • Crea en el pequeño hábito por la lectura.

Consejos

Los niños con discapacidad motriz precisan que sus padres impulses sus capacidades en un trabajo conjunto entre ellos y sus educadores.

Desde pequeños, los padres deben realizar con sus hijos actividades en las que utilicen la coordinación de ojos y brazos para comenzar a ejercitarla. Hay juegos sencillos como las construcciones o las pelotas de diferentes dimensiones y pesos que ayudan a realizar estos ejercicios.

Existen más actividades donde la motricidad fina (viso-manual) se practica como por ejemplo con Smuzi Creative Clay mediante la realización manual de figuras.

El dibujo es otra manera de desarrollar sus capacidades. Primero con pinceles de diferente color, luego con ceras y finalmente con lápices conseguirán trabajar todas sus destrezas.

Los andadores o bastones ayudarán a que tu pequeño pueda ponerse en pie. Poco a poco irá mejorando su equilibrio. Es importante que motives y premies cada esfuerzo.

Ayúdale a caminar y pasear ya que será muy beneficiosos para su salud. Esto además debe parecer un también un juego.

Juegos y Actividades: qué tipo de actividades se pueden realizar con niños con discapacidad motriz

Jugar es fundamental para el desarrollo de los niños, y jugar con los niños que padecen alguna necesidad especial, es aun más importante.

Los niños acceden al aprendizaje mediante los juegos, que les ayudarán a comprender mejor los conceptos, asimilarlos y retenerlos, pero además es una gran herramienta que estimula su desarrollo psicomotriz.

Muchos estudios científicos demuestran cómo los juegos infantiles facilitan la creatividad y la personalidad de los niños, ya que los niños aprenden con las experiencias y con su exploración a través de los diferentes juegos.

En el caso de los niños que padecen algún tipo de discapacidad, los juegos pueden ser terapéuticos, ya que será un canal multisensorial con beneficios a diferentes niveles:

  • Motor: los juegos pueden estimular el movimiento, por ejemplo facilitando que el niño gatee o se de la vuelta, etc., con juegos interactivos o de construcciones.
  • Sensorial: jugar les puede ayudar a desenvolverse de forma visual, espacial y auditiva, mediante la identificación de sonidos y objetos.
  • Cognitivo: los juegos en los que se utilicen formas, colores y conceptos les ayudarán a desarrollar este nivel.
  • Social: interaccionando con otros niños mediante juegos de colaboración o en grupo.
  • Emocional: jugar fomentará la autoestima de los niños, ya que encontraran en los juegos un nexo de unión entre sus iguales, ya sea con niños que padezcan discapacidad o no.

Ideas para realizar con niños con discapacidad motriz

Para elegir los juegos o juguetes que vayamos a realizar con niños que padezcan algún tipo de discapacidad motriz debemos asesorarnos y seguir algunos consejos que nos ayudarán a elegir el que mejor se adapte a las necesidades concretas del niño. 

  1. Debemos hacer especial énfasis en el punto común con todos los niños, ya que será muy importante que sean para todos los niños, tengan o no discapacidad, para que los puedan utilizar juntos, sin distinciones.
  2. Igual de importante será escoger juegos que permitan interaccionar de distintas formas, y que permitan cambiar las reglas, es decir debemos buscar la versatilidad de los juguetes para poder adaptar más fácilmente los juegos a cada caso particular y sus características.
  3. Los materiales que se utilicen tendrán que estar adecuados a la edad del niño, aunque su desarrollo sea diferente al de su edad.
  4. Por otro lado, si las dificultades motoras son severas, todos los juguetes se deberán adaptar al tamaño y tactopara que los niños con discapacidad motriz puedan manipularlos más fácilmente. De este modo ayudaremos a la adaptación del niño con algunas ayudas técnicas que podrán facilitar el acceso a determinados juguetes.

Problemas de motricidad: ¿Qué puedes hacer para tu hijo?

Los problemas de motricidad en niños pueden ser graves y no afectar solo a su condición física sino también a su desarrollo psicológico y social. La capacidad motora se relaciona co la mayoría de actividades humanas. Cada movimiento por simple que parezca cuenta con una base compleja en el cerebro que controla su capacidad de interacción y se ajusta a la precisión de los músculos.

Tanto las habilidades de motricidad gruesa como las habilidades de motricidad fina se pueden ver afectadas en niños con discapacidad motoras. Las habilidades motoras gruesas son aquellas que tienen que ver con movimientos como saltar, correr, etc. En cambio, las habilidades motoras finas son las que requieren de movimientos pequeños, de precisión, que cuentan con un control de la fuerza importante.

Estos problemas pueden crear consecuencias graves en los niños porque si cuentan con discapacidades y no se han desarrollado al nivel de su edad pueden generarse burlas y sentirse incómodo o ridiculizado. Generan así, problemas de autoestima y estrés emocional que puede degenerar en agresividad o algún trastorno del aprendizaje.

Debes quitarle el miedo a tu hijo para conseguir que se esfuerce y ejercite sus habilidades. Enséñale que no tiene que tener miedo a  hacer el ridículo.

Todos los juguetes y juegos les aportan a los niños muchos beneficios, y en el caso de los niños con discapacidad motriz podemos obtener resultados muy positivos incluso acelerando su aprendizaje.

Los juegos y juguetes deben estar siempre adaptados a las necesidades físicas y psicosociales de los niños, para que no se frustren y sus objetivos sean alcanzables, pero siempre igualándolos con los juegos de niños que no padecen ningún tipo de discapacidad, para no aislarlos socialmente.

Los juegos se convierten en una vía que facilita la inclusión de los niños con discapacidad motriz con el resto de niños, pero también pueden utilizarse como una gran herramienta para ayudar a la rehabilitación, según el grado de deficiencia de cada niño.

En cualquier caso el asesoramiento será fundamental para poder escoger los juegos y juguetes que los niños con discapacidad motriz puedan realizar con otros niños, para su desarrollo e integración total.

Existen muchos juegos que pueden realizarse en conjunto y que pueden ser realmente beneficiosos para este tipo de discapacidades.