Se lee en 5 minutos
Cómo estimular la agilidad verbal en niños
Evalúa este post

Siempre debemos recordar que los más pequeños de la casa son una esponja, por eso es importante hablar con ellos sin menospreciar sus capacidades y sin miedo a que no nos entiendan. Usar palabras extrañas, puede ayudar a que se interesen por conocer su significado y mejorar poco a poco su agilidad verbal.

Hay un sinfín de herramientas que ayudan a estimular el habla en los niños, pero todo comienza en casa, por eso se recomienda hablarles mucho e intentar que ellos te respondan o se comuniquen de vuelta, no es una tarea fácil pero es posible.

Es necesario hablar con pausa, para que ellos capten el movimiento de la lengua y boca, puedan diferenciar los sonidos y entiendan los timbres de voz que usamos al hablar. De esa forma irán conociendo la entonación y las expresiones faciales que tenemos cuando conversamos.

agilidad verbal

 

Aunque nuestros pequeños no emitan palabra, debemos responderles a sus balbuceos, porque es una forma de interacción muy positiva mientras van adquiriendo nuevas capacidades de lenguaje.

Tenemos que hacer de ésto una rutina. Aunque a veces a algunos padres les resulta complicado compaginar la agenda laboral con el tiempo para conversar con sus niños, es importante buscar conscientemente el momento para dedicarlo a la conversación activa, porque sólo así conseguirá una comunicación ágil.

Es importante comenzar a temprana edad a leerle, eso ayuda a ampliar su vocabulario, estimula su imaginación y mejora sus habilidades comunicativas.

La televisión es un arma de doble filo, porque si bien les permite conocer lenguajes y términos nuevos, abusar de ella puede ser contraproducente. Mirar la Televisión siempre debe hacerse bajo supervisión de un adulto y limitar el tiempo.

Por el contrario, los juegos didácticos son una alternativa fabulosa para comenzar a identificar cosas y personas a temprana edad.  Akros tiene una línea de juegos que desarrollan el lenguaje.

El lenguaje varía en los niños y Akros pensando en ti ha seleccionado diferentes juegos que permitirán de una forma divertida que tu pequeño desarrolle su lenguaje y su comunicación con los demás.

 

 ¿Por qué algunos niños tardan más en hablar?

No todos los niños tienen el mismo ritmo. Muchos no hablan hasta pasados los 2 años, solo dicen pocas palabras y de repente comienzan una conversación como si fueran adultos, mientras que otros antes del año ya son todos unos parlanchines.

Si el pequeño llega a los tres años y dice solo palabras básicas hay que comenzar a preocuparse o por lo menos buscar asesorías, para atacar el problema a tiempo y que no pasen los años sin que pueda hablar con fluidez.

Algunos niños tienen problemas con el oído, está es la causa más común al retraso del lenguaje. Es muy fácil notarlo, solo debemos prestarle atención al pequeño. Si no responde al llamarlo por su nombre ni se asusta con sonidos fuertes es recomendable hacerle una revisión.

También está la tartamudez, muchos pequeños repiten muy seguido las sílabas de alguna palabra, esto es normal cuando son pequeños, pero hay que fijarse en la presión que ejercen al emitir las palabras.

agilidad verbal

Por lo general aprietan los ojos y sus mandíbulas, luego terminan haciendo gestos de frustración, si es así, hay que acudir con una especialista, para evaluar su problema de tartamudez.

Otra característica que afecta el habla es la articulación de sonidos, este no es muy llamativo como los otros dos. Cinco de cada 10 niños no pronuncian correctamente las letras “r”, “l” o “s”, antes de los seis y siete años. Claro está que muchos padres quieren que sus hijos hablen bien, pero es mejor enfocarse en que posean un vocabulario fluido.

Si observas que tu niño padece de algunos de estos problemas es mejor que acudas lo más pronto posible a un especialista, para que él lo ayude a desarrollar su lenguaje. Entre más rápido acudas con el niño al médico más rápido podrás darle técnicas que lo ayuden a comunicarse con las demás de manera eficaz.

Actividades para favorecer la fluidez verbal

Los juegos didácticos son una actividad perfecta para  desarrollar el lenguaje del niño. Akros tiene una selección de juegos para que este trabajo  sea más sencillo y agradable para el pequeño.

Juegos como maxi abecedario, picto-dados de cuentos clásicos, autodictado sustantivos y adivina qué represento, son algunos de los juegos que encontrarás en Akros, que no solo ayudan a tu bebé con su lenguaje  sino que también te ayudan a ti a interactuar con él.

Debemos recordar que para que el niño tenga una fluidez verbal debe interactuar con sus pares y otras personas, por eso el juego didáctico los estimula mucho, ya que aprenden  a formar nuevas palabras y deben buscar la forma de interactuar con el otro jugador.

A  través de los juegos que Akros ha seleccionado, los niños pueden desarrollar un lenguaje más fluido, con vocabulario ejemplar y hasta pueden llegar aprender una lengua distinta a la materna.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.