Se lee en 7 minutos
Manualidades con niños con discapacidad
Evalúa este post

painting-with-hands

Manualidades con niños con discapacidad

Realizar manualidades con niños con discapacidad aportan incontables beneficios a estos niños con capacidades diferentes. Sobre todo destaca que, al trabajar con las manos en la consecución de un objetivo, la mente se mantiene enfocada en dicho objetivo, y se produce relajación de la tensión nerviosa, y se fomenta el trabajo imaginativo.

La agresividad del pequeño y sus pataletas quedarán más encauzadan que si careciera de formas constructivas de liberar la tensión acumulada. En cuanto se focaliza la atención, la relajación es paulatina. Otra virtud de las manualidades consiste en que a todos los pequeños les gustan y las consideran más un juego que una actividad escolar o deberes para casa.

Resulta beneficioso para los niños ir conociendo su propia capacidad de imaginar, y cómo perfeccionan y se expresan mediante sus habilidades manuales.  Es recomendable que, en su ocio diario, los niños disfruten de este tipo de actividades o juegos de mesa y de construcción. El ocio electrónico, videojuegos y consolas, deben ser dosificados, y no constituir el núcleo de la actividad de ocio del pequeño.

crayon-2 Otro factor destacable es la socialización. Las actividades pretecnológicas en grupo fomentan el aprender a trabajar en equipo. Pueden resultar el aliciente que le faltaba al niño para comenzar a socializar con otras personas, e incluso con su familia.

Nunca será suficientemente  afirmada la vital importancia de que los padres dediquen tiempo para jugar o realizar actividades con sus pequeños.  Posean o no capacidades diferentes,  todos los  niños necesitan ese fortalecimiento de los vínculos afectivos que les proporciona jugar con la familia cercana y realizar actividades en común.

Akros propone juegos de ingenio para jugar en equipo y desarrollar destreza motriz y aprender a pensar.

Manualidades para niños con discapacidad intelectual

Los jóvenes con capacidades diferentes pueden llegar a sentirse personas inútiles cuando pasas excesivo tiempo de ocio sin nada a que dedicarse. Los trabajos manuales constituyen para ellos un aliciente a su creatividad y a su realización personal.

Que las labores pretecnológicas beneficien capacidad de concentración infantil, les servirá para entrenar su capacidad de estudio. Ciertas patologías producen tendencia a la distracción, y las manualidades les ayudarán a paliar  ese problema en la vida diaria, laboral y académica del joven.

Con los trabajos manuales, el niño aprende a superar el miedo al fracaso y a dominarse a sí mismo. Consigue aplicar las técnicas con calma y aprende a escuchar, entender y aplicar las indicaciones que se le proporcionan.  Gracias a la mecánica de las actividades, los jóvenes ganan en poder de decisión, pues ya se hacen cargo de diversos parámetros de las actividades, tales como los colores y formas de sus creaciones.

Los trabajos de pretecnología, sirven al  doble objetivo de proporcionarles terapia, e introducirles en el mundo laboral (terapia educacional y educativa). Algunas manualidades les pueden servir de formación profesional en oficios que desempeñar en su vida adulta.

Play Dough Papiroflexia

La papiroflexia, o el origami japonés, consisten en la elaboración de figuras mediante el plegado de una hoja de papel. Al igual que la costura, la papiroflexia ofrece beneficios al joven discapacitado en forma de mejoría motora y de concentración. La papiroflexia mejora la motricidad fina, como puede ser la coordinación de la mano y de la vista.

Las principales ventajas de esta actividad pretecnológica consisten en la facilidad de conseguir materiales baratos y abundantes para su realización, y la sencillez de las instrucciones que se deben dar a los pequeños, que les permiten seguir los ejercicios con facilidad.

Pintura

Las personas que sufren trastornos mentales, tanto niños como adultos, suelen experimentar dificultades a la hora de manifestar sus sentimientos. Pintura, dibujo o moldeado les aportan el lenguaje que suele faltarles cuando necesitan expresar cómo se sienten. Pueden pintar, dibujar o construir sus emociones a través de sus manos.

Las actividades grupales mejoran la socialización de los pequeños.  Con pinceles, brochas, esponjas, o cepillos un grupo de pequeños pueden elaborar un dibujo grande o un mural en una pared, y sentirse plenamente realizados.

Costura

Coser produce un efecto relajante. Afina el desarrollo de la capacidad motora y posee la capacidad de calmar a quien ejecuta las técnicas. Punto, tejido o ganchillo son labores artesanas que mejoran la concentración y el ánimo de las personas discapacitadas.

Un paso previo a la realización de las manualidades consiste en permitir que el pequeño se familiarice con los materiales. Una vez que se sienta cómodo con la lana, el hijo, o las agujas, se le puede enseñar el contenido de la actividad. Después, que elijan sus patrones y se lancen a elaborar arte con aguja e hilo.

Carpintería

La carpintería en general, la marquetería y la ebanistería son artes que potencian las facultades creadoras de los pequeños. Además les sirven de entrenamiento laboral y como una forma ligera de gimnasia gracias a los movimientos requeridos para utilizar las herramientas.

La carpintería resulta la actividad manual idónea para los jóvenes cuya enfermedad les produce agresividad o comportamiento nervioso. El manejo de herramientas les sirve para desahogar su agresividad física en forma de energía creativa. Se calman y enfocan su pensamiento en la actividad de crear algo, en vez de en comportamientos destructivos.

Es también la actividad que, prolongada como formación profesional, les puede deparar a los jóvenes un futuro laboral con el aprendizaje de un oficio.

Manualidades para niños con discapacidad motora

Crayons 12Los niños con discapacidad motora deben encontrar educación y motivación tanto en la escuela, como en casa. Los padres son tan responsables de la educación del niño como el maestro. Los progenitores deben ayudar a que su pequeño entrene sus pericias y consiga mayor grado de autosuficiencia. Existen ciertas actividades y juegos que se pueden realizar en casa según el tipo de discapacidad motriz que sufre el niño.

Los padres pueden entrenar su motricidad (fina y gruesa) a través de actividades que impliquen la manipulación de materiales de diferentes texturas.

Juegos de rasgar y plegar

Son actividades beneficiosas para la motricidad fina, o viso manual. Con la técnica del rasgado el pequeño palpa, juega, rompe o amasa distintos tipos de papel o cartón. Pueden usarse revistas con fotos llamativas que aporten mayor estimulación mental al pequeño. El juego consiste en ir rompiendo las hojas en formas de las diferentes figuras geométricas.

Pintura

La pintura ayuda la pequeño a mejorar su habilidad. Se emplearán brochas o pinceles de grosor variable. Desde los más gruesos se irá progresando hasta el más fino, y de ahí se pasará a las ceras de colores y a los lápices.

Dibujo

Otra manualidad con doble uso: terapéutico en cuanto al perfeccionamiento de la motricidad, y psicológico, porque mediante los dibujos el niño puede expresar sus sentimientos y se pueden interpretar sus emociones.

Juegos como seguir una línea punteada, o trazar una línea por un laberinto, mejorarán igualmente la motricidad fina y la concentración. Puede dibujar siluetas y luego colorear el interior o, en una hoja en blanco, puede deslizar el lápiz en las direcciones que los padres le indiquen.

 Amasado

El pequeño puede realizar figuras con plastilina o arcilla, y obtendrá similares beneficios motrices y de concentración que en las anteriores actividades.  Si su patología lo permite, puede jugar con construcciones de bloques o de lego.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.