Se lee en 4 minutos
¿Qué es la educación emocional y cómo trabajarla?
Evalúa este post

En Akros nos gusta contar con los mejores profesionales en su campo para desarrollar nuestros juegos. En el campo de las emociones y cómo gestionarlas, fue un placer contar con Mar Romera (de la que te hablaremos más en profundidad en nuestros siguientes artículos) para la elaboración de materiales para la educación emocional.

Antes de mostrarte qué materiales o herramientas pueden serte de gran ayuda en este campo, hemos creído importante introducirte, de la mano de Mar Romera, un poco en la “historia de las emociones” , qué es la educación emocional y cómo se clasifican actualmente estas emociones básicas. Muy interesante para los niños y también para los adultos ¿verdad?

¿Qué es la educación emocional? ¿Por qué es importante trabajar las emociones y cómo podemos hacerlo?

La educación emocional es enriquecedora a cualquier edad.

Durante mucho tiempo se ha pensado que las personas más inteligentes eran las que dominaban el lenguaje científico, matemático, aquellas con un alto coeficiente intelectual.

Hoy, gracias a la neurociencia, sabemos que son las emociones las que determinan nuestras respuestas, elecciones y en definitiva nuestras conductas y nuestra forma de vivir.

Las emociones, su conocimiento, su manifestación o respuesta, lo que las provocan, cómo cambiarlas si es necesario, así como la relación emocional con otros son entrenables, como si de un músculo se tratase. Se mejoran con el ejercicio. Esto podemos denominarlo educación emocional

La educación emocional es entrenar para la vida. Es ampliar el vocabulario emocional, conocer el funcionamiento de nuestro cerebro a nivel emocional, reconocer cada emoción en nosotros mismos y qué estímulos la provocan así como en los demás.

Un poco de historia sobre el estudio de las emociones

¿Conoces la teoría de las inteligencias múltiples de (H.Gadner)? Ésta viene a decirnos que la inteligencia no es única. Cada uno de nosotros tenemos una combinación única de fortalezas y debilidades. Proponía la inteligencia intrapersonal y la interpersonal. En 1990 Salovey y Mayer unen estos conceptos y acuñan el término que tanto conocemos de inteligencia emocional.

Daniel Goleman en 1995 describe 5 habilidades en el desarrollo de la inteligencia emocional:

  • Intrapersonal: conocer las propias emociones, manejar las emociones, motivarse a si mismo
  • Interpersonal: reconocer las emociones de los demás, establecer relaciones y habilidades sociales.

Entonces ¿Cuántas emociones básicas tenemos?

La mayoría de los modelos hablan de 6: miedo, ira, asco, tristeza, sorpresa y alegría. En la actualidad la neurociencia avanza con modelos más explicativos gracias al estudio y diagnóstico del cerebro que permiten las nuevas tecnologías.

“La inteligencia emocional es saber escoger la emoción adecuada (mejor opción emocional entre todas las posibles) en un contexto concreto y momento concreto con la intensidad oportuna.” Roberto Aguado 2010

Roberto Aguado distingue 10 emociones básicas:

  1. Miedo
  2. Ira
  3. Asco
  4. Tristeza
  5. Culpa
  6. Sorpresa
  7. Curiosidad
  8. Seguridad
  9. Admiración
  10. Alegría

 

Recuerda: No hay emociones buenas o malas

Las emociones no son positivas ni negativas son simplemente agradables o desagradables para la persona que las vive y la que están con ella en ese momento. Todas son necesarias y son una respuesta adaptativa que garantiza la supervivencia.

¿Cómo trabajar la educación emocional?

Trabajar la educación emocional significa proponer para aprender, hacerlo a través de analogías, imágenes, metáforas, música, nadie debe decidir qué debe sentir otra persona, o qué está bien o mal… siempre sin juicios de valor y sin intervenir de forma personal(educar no es un proceso de terapia). La misma imagen (un bosque frondoso) puede producir en una persona una sensación de seguridad y placer y en otra una sensación de miedo… Ninguna es correcta o incorrecta, solo es necesario ponerle nombre a lo que sentimos. Saber por qué lo sentimos y tener recursos para cambiar de emoción si fuese oportuno y necesario.

Juegos para trabajar las emociones

 

Un buen recurso para trabajar las emociones y la educación emocional son los juegos. Aquí puedes encontrar una amplia selección de juegos centrados en ayudar a los más pequeños, desde edades muy tempranas, a identificar y gestionar sus emociones.

 

¿Conocías la educación emocional y cómo trabajarla? ¿Usas algún material con tus hijos o alumnos? ¿Te ha parecido interesante este artículo?

 

 

 

BIBLIOGRAFÍA: Mar Romera – Guía pedagógica del juego Reconocer y guiar las emociones

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.